hi

Zola Jesus, de gótico industrial y mezcal

Cinco intensos días antecedieron a la presentación de Zola Jesus en la Semana Indie Rocks!, un festival que a lo largo de varias noches nos sumerge en diversos tonos, esta vez fuimos del soul al perreo, la experimentación pop de los 00, la propuesta bailable con contenido social y una agresiva muestra de post punk. Al llegar al cierre, el público en el Foro Indie Rocks! sabía que la noche sería dramáticamente especial.

El velo, el baile, los comentarios sobre la conexión que existe entre su música y la manera en la que la comprende el público mexicano (somos darks, ni como negarlo) y la voz, sobre todo la voz, hicieron que la noche se cubriera de nostalgia, gloriosos grises y la necesidad de dejarse llevar por una propuesta que entre violín, guitarra y secuencias conmovió todos los oídos.

Dos botellas de mezcal, que no fueron suficientes según explicó Zola Jesus, y trece canciones, eso si era lo que necesitábamos nosotros para balancearnos entre los conceptos de vida y muerte que representa su disco ‘Okovi’, a final de cuentas se trataba de alborotar emociones, incluso las que contrastan entre el comentario político (una voz que también se suma empática contra el muro de Donald Trump en la frontera con México) y la necesidad de bailar ‘Dangerous Days’, si “on the floor, on the ground, on the stairs, on the way” o en un pequeño espacio agitado por los cuerpos alrededor, que se emocionan tanto como la noche anterior, pero no se arremolinan sudorosos como sucedió con A Place To Bury Strangers, Antibalas y Curtis Harding.

Aquí solo nos movemos ligeramente pero cargados de sensaciones guiadas por ella solita, subida en un banco, lanzándose en un instante hacia el público, incomodándose dulcemente ante un micrófono para realizar su número de stand up, como lo llamó, y hablarnos de la manera en que las diversas tristezas reflejadas en sus canciones son perfectas para noches de sábado.

También podría interesarte: A Place to Bury Strangers, noche post, post, post punk y shoegazera

 

Los espíritus de la música unidos en un combo Antibalas

Una emoción incomparable recorría a los presentes en la espera. Para algunos, la primera vez luego de 20 años de concebido el combo, otros presumían que era la tercera ocasión que estaban frente a la fuerza Antibalas en México.

 

Se dejó correr el rumor que era la primera vez de la agrupación en nuestro país. Sí fue la primera presentación en la Ciudad de México, ya que la segunda en territorio nacional fue en el Bahidorá del 2016 en Hidalgo.   

 

En el 2013 se vio por primera vez a la banda multicultural en el Festival Internacional de Puebla, ese mismo festival tuvo a Willie Colón y no está de más mencionarlo, pues uno de los covers más conocidos de la agrupación es la canción Che che colé, que estuvo presente en la Semana Indie Rocks!

 

Tampoco parece casualidad que fuera Vatamacha el grupo abridor, ya que algunos de sus integrantes fueron parte de aquel festival que presentara a Antibalas por primera vez.

 

Una fiesta funk sin descanso

Vachamata llegó al Foro Indie Rocks! para expandir amor. No escatimaron con mensajes de cariño al público de la Ciudad de México. Hablaron de la luz negra que intenta dominar a nuestro país, pero que hay seres de luz que luchan por sus derechos y aún silenciados, dejan el ejemplo y su espíritu se expande, dedicando a esos valientes el repertorio tuvo como línea su disco Nahual (2014).

 

Jueves absolutamente sabroso en la #SemanaIR, Vachamata en el @foroindierocks

A post shared by Rock 101 (@rock101online) on

 

#Vachamata en la #SemanaIr #Indirocks @rock101online

A post shared by Mitzi Hernandez (@mitziher) on

 

Bajo la herencia de Fela Kuti

El momento de espera para que Antibalas saliera, fue amenizado por una especie de juego de tetris que intentaba acomodar los instrumentos de los 12 músicos en un espacio reducido. Parecía un escenario pequeños para una banda tan grande, pero se las arreglaron perfectamente.

 

El saxofonista Martín Perna (Ocote Soul Sound) es el co-fundador de la agrupación. Confirmó que fue hace 20 años surgió la idea de crear una banda psicodélica, con afrobeat, dub y mucho funk en una visita que tuvo a esta ciudad con King Changó. La mezcla de ritmos de toda América Latina se siente con las influencias del nigeriano Fela Kuti, tanto musicales como filosóficas. Perna ha sido activista que mediante el arte emite mensajes de inconformidad con el sistema y ha posicionado clara agenda de crítica al gobierno estadounidense en turno.

 

También han estado pendientes de movimientos en México, como el EZLN y en general han declarado un fuerte cariño a este país.

 

@antibalas en la #SemanaIR #Indirocks @rock101online

A post shared by Mitzi Hernandez (@mitziher) on

 

Amayo, el guía afrobeat

En la voz de Duke Amayo (Fu Arkist Ra), el otro fundador de la banda, se asoman frases que van más como mantras. En repetidas ocasiones, entre canción y canción lanzaba: Deep Unconditional Love. Reflexiones y sugerir a la audiencia que meditara, que ese ejercicio es necesario y que el concierto podría ser un pretexto para hacerlo en conjunto.

 

La crítica sociopolítica los han acompañado en estas dos décadas, su más reciente disco también se acerca a la espiritualidad: Where the Gods Are in Peace (2017). Ese álbum fue precedido por Dirty Money (2012), un señalamiento a la sociedad de consumo y al mercado injusto.

 

No se puede pasar de largo la increíble presencia de Amayo, que brilló no solo por los estampado de su traje rosa. A ratos era histriónico, dramático, levantando los brazos, lanzando gritos que daban paso a una canción. Bailó, se dirigió mucho al público, agradecia en todo momento, su elasticidad demostraba que practicó kung-fú y la cadencia no se detuvo.

 

Él ha comentado que su adolescencia la pasó en Lagos, Nigeria y que ahí pudo ver a Fela Kuti tocar. No en vano se vieron envueltos en el musical de Broadway Fela!, que por su calidad ganó 15 premios Tony, la máxima presea para este tipo de shows.

 

Experiencia @antibalas en la #semanair @rock101online

A post shared by Mitzi Hernandez (@mitziher) on

 

Son de Brooklyn, lugar donde los diversos grupos afro se dan cita, como lo ejemplifica la película Do the right thing (1989) de Spike Lee. Aunque Amayo es el único africano de nacimiento, todos laten al ritmo de las percusiones milenarias.

 

El mensaje de alegría, fuerza y baile queda claro. Lo más Antibalas es el amor, así que Deep Unconditional Love for you all.

 

La cuarta noche de la #SemanaIR101 nos brindó un poderoso set de @antibalas

A post shared by Rock 101 (@rock101online) on

También podría interesarte: Semana IR! – Curtis Harding, el soul de lunes

A Place To Bury Strangers, el post post post punk

Observas el nuevo disco y no dejas de pensar en ‘Un Perro Andaluz’ (1929), el ojo antes del corte transversal parece el punto de entrada a ‘Pinned’, el nuevo disco de A Place To Bury Strangers que nos muestra nuevamente su capacidad para crear paisajes agrestes de electrónica, post punk y shoegaze, aunque nos ha ido quedando claro que ya no se trata de un concepto sonoro, sino un conjunto de canciones que aparecen en un mismo contexto.

‘Pinned’, es curioso el nombre cuando notamos que no es un material donde se analice al humano, como si estuviera en una mesa detenido con alfileres, más bien vemos su fragilidad y sus entrañas expuestas por sus fijaciones a la tecnología, un tema que APTBS ya ha abordado en diversas ocasiones.

También podría interesarte: Alan Vega: Avant punk

Lo mínimo nos vuelve a llevar a lo máximo en sonidos, se trata de subir el volumen al 11, aunque ‘Pinned’ nos debe la intensidad a la que ya nos habíamos acostumbrado en los anteriores cuatro discos.

Rodrigo Fernández tuvo la oportunidad de platicar con Oliver Ackerman sobre el nuevo disco y la próxima visita de A Place To Bury Strangers con motivo de la Semana IR!, te compartimos la plática completa para que te acerques más a ‘Pinned’ y no te pierdas su actuación en el Foro Indie Rocks el 8 de junio.

 

Zola Jesus, un brillante pop gótico personal

Entre ‘Okovi’ y el EP Additions’, encontramos a Zola Jesus sumergida en una oscuridad sonora que abarca algunos experimentos, si en el nuevo disco las letras sobre la muerte te llevan a sitios inesperados, en el segundo material nos encontramos extensiones atmosféricas a cargo de Johnny Jewel, Katie Gately, la banda de black metal Wolves in the Throne Room y Joanne Pollock.

De gira con Alice Glass desde el mes de abril, Zola Jesus regresó después de tres años de silencio con un álbum repleto de experiencias personales provistas de una urgencia de vida, con canciones envueltas por diagnósticos de cáncer, intentos de suicidio y relaciones llenas de abuso, temas que aparecieron en su entorno y la llevaron a concebir letras que sacrifican la experiencia en favor del empoderamiento.

En camino a la Semana IR!, Paulina García tuvo la oportunidad de platicar con Zola Jesus, hablaron de la gira, los antecedentes de ‘Okovi’ y el resultado de muchos momentos de oscuridad en un brillante álbum de pop gótico, escucha la entrevista realizada en Stand By y no te pierdas su presentación el 9 de junio de 2018 en el Foro Indie Rocks!

También podría interesarte: Semana Indie Rocks! 2018

 

 

Public Service Broadcasting, creando el futuro que nos prometieron en el pasado

 

Public Service Broadcasting es un proyecto de Londres que combina palabra hablada, música  y elementos visuales encaminados hacía el sampleo de imágenes y los sonidos retrofuturos que igual nos llevan a algún momento de sofisticación entre 1955 y 1967 o a imaginar que el futuro que nos prometieron mas allá del año 2000 no seria tan monótono y similar al que tenemos hoy, el 29 de septiembre PSB estaría visitando CDMX para presentarse en el Foro Indie Rocks pero esta fecha se pospuso debido al terremoto del #19S y finalmente realizaron una presentación fugaz en Mooi Collective, tuvimos la oportunidad de hablar con J. Willgoose vía telefónica para hablar de su producción ‘The Race For Space’ en el marco de nuestro especial denominado #Sputnik101 y del lanzamiento de este 2017, ‘Every Valley’.

 

Es un disco que superó todas nuestras expectativas, nos llevó a conocer el mundo entero haciendo que conociéramos mucha gente y lugares que queríamos visitar, no esperábamos tener ese tipo de penetración a nivel internacional y obviamente hizo que nos preguntáramos como seria el siguiente disco.

 

No estoy seguro y no seguimos de cerca lo que sucede en la NASA pero si tenemos en cuenta la historia alrededor de Plutón y no se que pensar al respecto.

 

Tenemos más apoyo ahora que estamos en una disquera más grande y podemos enfocarnos mas en la música haciendo que todo sea mas fácil a la hora de salir de gira, estuvimos en Guadalajara hace mas de cuatro años y desde entonces buscamos la oportunidad de regresar al país aunque siempre es algo complicado armar una gira.

 

Es genial y sabemos que esta vendiendo mucho más que otros formatos pero en nuestro caso aún seguimos vendiendo mas CDs, esperamos que esto cambie.

 

La mayor parte es equipo de segunda mano que conseguimos en línea o en locales que encontramos, nos gusta experimentar mucho aunque no siempre podemos llevar todo esto a la gira.

 


Los Planetas – Zona Autónoma

El indie
 fue la única cultura de resistencia en los noventa. Es un movimiento que se organiza fuera del circuito establecido por las multinacionales. Por supuesto, es como una zona temporalmente autónoma: en cuanto el poder detecta su existencia, la absorbe”. Dichas palabras en voz de Juan Rodríguez, Jota,vocalista de los Planetas, representan la esencia de su más reciente disco que en pleno lunes 23 de octubre presentaron en Sala, Ciudad de México. Quizá esa justificación es la que muchos como intérpretes y espectadores de la música merecen conocer dado que el término indie no es un género sino una forma de conllevar a la propia música, de trabajarla.

La fórmula de trabajar de forma independiente, alejado de las disqueras multinacionales es un valor de riesgo, pero también de encuentro con la sinceridad a la hora de expresar un sonido o un verso. Hoy en día pareciera sencillo atreverse como tal dado que el mundo del Internet es un espacio sin fronteras (en cierto sentido) y un tanto económico. Ver que Los Planetas han logrado construir ya un gran número de materiales discográficos de forma independiente tiene un valor específico el cual cobra crédito en zona temporalmente autónoma. 

Los Planetas alineándose en la noche de la Ciudad de México

A post shared by Rock 101 (@rock101online) on

De este último disco y también de esta última presentación de su gira fueron interpretadas antes de dos encores:  ‘Islamabad’, ‘Seguiriya de los 107 faunos’, ‘Hierro y níquel’, ‘Amanecer’ y ‘Espíritu olímpico’. La primera de estas canciones y con la cual se asomaron a su público es sin duda una rendición de honores al shoegazede los años 90, aunado al porqué de su influencia en bandas como Triángulo de Amor Bizarro, La bien querida, Love of Lesbian, etcétera.

‘Amanecer’ fue sin duda una de las más reflexivas de la noche pero también una de las interpretaciones que permitieron observar el ejercicio de la banda en modo montaña rusa. Es decir, la mayoría de las canciones de su setlist evidenciaron el poder que toman sus canciones en vivo, yendo de menos a más sin que resulten tediosas dado su larga duración, capturado un poco en bandas como Iliketrains, Godspeed You! Black Emperor o los propios Sigur Rós. Pocas bandas llegan a eso, me parece y desde luego, una especie de homenaje al rock experimental.

Seguida de esta y otras canciones llegaron los hits con los que sin duda muchos de los que ahora terminan una carrera o tienen quizás ya un hijo conocieron a su primer amor. ‘Parte de lo que me debes’ para recordar que no siempre se es correspondido de la misma manera o ‘David y Claudia’, que sintetizan una fantasía con lugar en el cielo.

Emocionante noche la que ofrecieron @losplanetasoficial como es su costumbre

A post shared by Rock 101 (@rock101online) on

Si bien la noche era extraña por tratarse inicio de semana, el público era conocedor y amo de su comodidad. Su mayoría era gente adulta y a ello se sumaba el descanso del flash y las grabaciones. Ya para la parte final el estruendo fue inevitable con ‘Ijtihad’ y ‘Alegrías del incendio’, justificando así la autonomía del individuo de la cual el grupo quiere que no solo la entendamos como un aspecto musical sino de comportamiento. Autonomía para bailar en medio de un grupo silencioso o para asistir incluso solo a un concierto y gritar ¡te extraño! sin importar quién te esté viendo.

Por ello ‘Zona temporalmente autónoma’ me pareció el cierre del show (aunque le siguieron otras más). Una canción que llama al arte de saber esperar, ya sea el amor o la felicidad, vaya, la plenitud misma. Y si, “llegará el día en que podamos celebrarlo”, un nuevo concierto de Los Planetas en nuestra querida ciudad.

Los planetas seguirán su rotación esperando que el ser humano siga recapacitando sobre sus posibilidades de cambiar aquél en el que habitan. Abrazando al sol y la luna tal y como los abrazos de este gran concierto. La banda cierra así su gira en nuestro país después de haber estado en Texcoco, Monterrey y Guadalajara. “Os vemos pronto”.

Blonde Redhead – La belleza del disco, en vivo

Los discos terminan su evolución una vez que son presentados en vivo, sin embargo, algunos quedan resguardados en el baúl de recuerdos y solamente aquellos que llamamos “hits” cobran mayor significado a través de los años. Dicha teoría, por llamarlo de alguna forma, es una falacia en voz de Blonde Redhead y la noche del lunes en el Foro Indie Rocks! fue la evidencia de que los discos deben prevalecer en la escena de nuestras vidas para siempre.

Los discos merecen un altar pues debemos darnos cuenta de que el presente nos ha vuelto un consumidor de canciones y no de discos completos. ‘Melody of Certain Damaged Lemons’ (2000) fue reinterpretado de principio a fin frente a un espectador atento y sucumbido ante el intacto sonoro de una producción que fue grabada hace 17 años. La voz limpia de Kazu Makino y la alternancia fría, fuerte y ruidosa de Amedeo Pace establecieron dos niveles en el público: explosividad y tranquilidad.

El poco diálogo que tuvo la banda con el público sirvió para marcar una distancia entre el silencio y el júbilo de la gente. Sin el contagio del grito excesivo y la fina armonía de los vocales, las letras se tradujeron en forma plural, donde adultos y jóvenes se confinaron en un mismo grupo mientras afuera la lluvia arrasaba.

Las sorpresas llegaron cuando nos dieron una probada de su más reciente EP ‘3 O’Clock’ en el que ‘Where Your Mind Wants to Go’ lució como la más serena de la noche y la que logró unir los labios de muchas parejas y los brazos de otros. Makino, de espaldas al público, tenía un compromiso con su guitarra del que todos fuimos testigos para aplaudir y olvidarnos por un rato del celular.

La mayor sorpresa quizá fue reversión de ‘Dripping’ y que fungió como antesala de una despedida (pausa) para dar paso al encore que muchos estaban esperando, pues en él aparecieron las favoritas del público, ‘Elephant Woman’ y ‘23’ para hacer de su primera de dos noches una velada en honor al recuerdo, pero sobre todo una invitación a la comprensión del disco como si fuese libro. Lo bello del disco es su atemporalidad y en el que por momentos nos hace sentir eternos.

Semana IR! – Día 5: Descartes a Kant y Cibo Matto

 

La burbuja de conciertos que creó durante cinco días el Foro Indie Rocks! para celebrar el décimo aniversario de la revista, llegó a su fin, desearíamos que fuera permanente, pero algunas semanas no se pueden preservar para siempre. Cada noche mostró su propia personalidad con dos bandas y una atinadísima selección musical desde el sonido local, siempre poniéndonos a tono con el espíritu de cada noche.

 

En el cierre de la Semana IR! la idea era claramente femenina, con un giro gracioso pero sumamente experimental. La noche dividida entre la teatralidad cabaret de Descartes a Kant y el “let’s party” de Cibo Matto, nos brindó ese espacio entre la lluvia y un respiro de la insistencia de los cerdos que volarían esa misma noche en el Zócalo de la Ciudad de México, algunos no necesitábamos las consignas en alta definición y súper producción mediática, algunos deseábamos eso que obtuvimos en la última noche del aniversario de la revista Indie Rocks!: brindar, reír, sentir la cercanía del escenario.

 

Tres llamadas de atención y nos encontramos con Descartes a Kant, el grupo que ya tiene como característica sorprender con los cambios en la puesta en escena, siempre realizando un diálogo con los visuales, ortogándonos un thriller musical psicológico que trasciende entre el noise, el art punk, las sombrillas y el instante en que son capaces de transformar canciones de otros, en este caso nos brindaron ‘Perfect Day’ de Lou Reed en un delicioso juego de voces de tono rosado.

 

 

La noche avanzaba, el público que andaba desperdigado en demasiados eventos para un solo sábado, empezó a llegar, la gente animada comienza a bailar, se siente el cierre, vemos a Yuka Honda y Miho Hatori subir de vez en cuando al escenario durante el soundcheck, revisan, asesoran y tratan de que todo quede perfecto para su presentación, aunque no lograrían realizar su set sin dificultades, sin embargo esas intermitencias nos permitieron escuchar algunas impresiones de las japonesas sobre la Ciudad de México, a la que prometieron regresar pronto, esperemos que con otro disco y con menos años de distancia.

 

Una década en silencio y 15 años de separación entre dos álbumes, encontrarte con Cibo Matto es un verdadero ejercicio de nostalgia que inicia con un susurro y brazos en alto, el coro de ‘Sugar Water’ inmediatamente atrapa al público, nos instalamos en esa sensación de intenso misterio que guarda Miho Hatori detrás de las gafas oscuras, mientras Yuka Honda la acompaña en ese enigma que seductoramente nos lleva en un viaje hacia la hora del cóctel de la década de los 90.

 

 

A lo largo de hora y media aparecieron las viejas favoritas, nos sedujeron con ‘Moonchild’, realizamos un viaje hacia ese tiempo que nunca volverá con ‘Spoon” y forjamos recuerdos que ya conocíamos con ‘Deja Vu’ y ‘MNF’. Un recorrido dentro de la memoria en la línea de los 90, podría haber sido simple nostalgia, pero Cibo Matto siempre ha trabajado fuera de una línea de tiempo precisa, conjuga demasiadas eras como para definirse en una sola.

Entre las atmósferas y el llamado a bailar, Hatori y Honda nos llevaron al centro de la comedia que hay en sus letras, donde la narradora a veces mezcla leche, azúcar, sal y recetas para hacer pasteles, Cibo Matto nos arrojó a su sensacional mundo y nosotros nos dejamos embarrar por el resultado con el ánimo de no terminar una fiesta que desafortundamente llegó a su fin.

 

Semana IR! – Día 3: Dapuntobeat y !!!

Jueves 29 de septiembre, tercera noche de actividades en el foro de la calle Zacatecas en la colonia Roma, que se ha convertido en una semana en el recinto de la celebración de 10 años de existencia de la revista Indie Rocks!, obviamente muchas mejoras han sucedido para esta sala con el paso del tiempo, audio, iluminación, el venue en su totalidad es toda una experiencia que en esta ocasión marcó el regreso de dos bandas favoritas de los mexicanos.

 

Dapuntobeat (que ya los vimos incontables ocasiones), inició con un set fresco, bien armado, ensayado pues, comenzaban tarde pero comenzaban al fin poniendo a bailar o de buenas o ambas al público asistente, material reciente y otras canciones que de manera autómatica nos sabemos ya, dejando al personal prendido y a la espera de !!!.

 

 

Experiencia aparte son las barras del lugar en que puedes platicar y platicar sobre próximos eventos y lo que esta sucediendo con los conciertos que se vienen para el mes de octubre, actualizar tu estado y demás, mientras esperaba la salida de la banda me puse a ver el material que tenia la Roma Records seleccionado especialmente para estos 5 días de aniversario.

 

 

Pasaban las 11:30 y !!! salto al escenario, energía desbordada y un sonido puro en el que de inmediato estabas en el centro mismo del dancefloor, la electrónica, los tintes de funk, soul y obviamente ese continuo viaje de Sacramento a NYC se sentían en el ambiente, 21 años de historia daban fe de que el escenario les quedaba chico por lo cual el foro tuvo (hasta ahora) una de las mejores noches de su aniversario.

 

Si aún se lo están pensando, quedan dos noches más para festejar estos 10 años de Indie Rocks!, así que las cosas se podrían ponerse aún mejor.

Semana IR! – Día 1: The Risin’ Sun y Thee Oh Sees

Cuando sobrevives a la crísis de papel, problemas en la industria editorial y los cambios de tendencias que tambalean a la industria de la música en general, no te queda más que respirar con alivio por seguir en pie o brindarle al público una gran semana de conciertos, afortunadamente la revista Indie Rocks! optó por lo último para su décimo aniversario.

La promesa de convertir la última semana de septiembre en algo inolvidable para los amantes de la música en vivo en la Ciudad de México se cumplió, inició la Semana IR! en el Foro Indie Rocks con dos elementos que alborotaron los músculos de los asistentes desde que aparecieron en el escenario, desde la trinchera de la pscicodélia y el garage comprendimos eso que tanto promueve la revista desde que inició: ese sonido no solo rockea, también es contagiosamente masivo.

La primera noche nos llenó de sudor y vapor humano, el interior del Foro Indie Rocks! pocas veces se ve como un remolino de humanos en baile eufórico como el que vimos el 27 de septiembre, iniciaron los festejos, 10 años que nos recuerdan aquellas colaboraciones que realizábamos esporádicamente para una revista que ha conservado el gusto por escarbar en las escenas independientes y traer al frente aquellos actos que son invisibles en otros medios.

Sin pastel, pero con energía, iniciamos la noche con The Risin’ Sun, que nos mostró porqué a lo largo del 2015 fue una de las bandas más mencionadas en medios independientes, reveló sus claras influencias de Cream, Jimi Hendrix, The Who, The Doors y Santana, dejándonos con una impresión salvaje de tan solo tres integrantes en el escenario.

La banda de la Ciudad de México, que a veces parece demasiado metida en una novela de José Agustín y mucho Santana, no solo liberó toda la onda en el Foro Indie Rocks!, con sonido rasposos y solos que ameritaban un viaje con el acompañamiento del ponche de ácido lisérgico, el cual no tuvimos, pero no hay queja, lo que vimos nos mantuvo suficientemente emocionados como para mantener en alto el ánimo.

Después de una perfecta prueba de estamina, el primer día de celebración continuó con Thee Oh Sees, con una divertida mezcla de postpunk, tensión, insistente krautrock y una sección rítmica tan brillante que podías sentir el sudor corriendo por la nuca. Llegaron a la Semana IR! para presentar el disco ‘A Weird Exits’, que inmediatamente logró que el ambiente se mantuviera electrificado, con la enorme multitud pendiente de cada riff, con el público ansioso por trepar al escenario o surfear sobre las cabezas de forma contundente. Thee Oh Sees simplemente pestañeó, soltó ‘The Dreeam’ y dejó que la euforia se desatara frente a ellos.

Thee Oh Sees se mostró contundente, con una sección rítmica guiada por dos baterías y un bajo, en compañía constante de un guitarrista que fue un alborotador profesional. El público no se le resistió al grupo, se mantuvo rebotando de muro a muro del Foro Indie Rocks!, provocando que la noche de martes se convirtiera en un maravilloso caos en el cual participamos gustosos bordeando el surf, el rock, el punk y garage al unísono.

Acción y reacción, la constante en esa primera noche de la Semana IR!, el furor brilló a través de esa noche con riffs afilados y ritmo vertiginoso, Thee Oh Sees sin duda en su mejor momento, nos llevaron de los frenético a la desaceleración en descenso desde la montaña de sonidos, pero al final de la serie todavía resultó una completa locura, como había sido el ánimo en casi toda la noche.

Iniciamos la Semana IR! con energía pura, con rendimiento frenético, con The Risin’ Sun y Thee Oh Sees encarando el centro de la acción con sus habilidades sincronizadas.

-->