hi

FFYR101Definitivo

Heroes, just for one day… es la una y media de la tarde del 28 de julio 2018 y estoy escuchando en Rock 101 a través de su nueva encarnación online.mx el conteo que trabajamos con la comunidad de la estación invitándolos a enviar propuestas de música y luego sometiéndolas a votación. Revise la lista completa el viernes en la madrugada. Me fascino la dirección del listado final completo. Mucho más que 101 canciones que contienen una idea musical de altísima calidad en donde se ve la influencia de la estación en estas más de tres décadas y también la aportación personal de cada miembro de la estación que la ha hecho suya a lo largo de su vida.

Recuerdo las noches de verano en Estados Unidos, Spring Lake Park afuera de Minneapolis, Minnesota, en un radio de audífonos que recibía AM en 1975 escuchando estaciones de radio que viajaban a través de la estática del espacio vacío del radioespectro para descubrir voces que me hablaban a mí, me enseñaban de música, me daban un punto de vista, me hacían viajar a otros lugares de la imaginación. En México, de regreso de aquel verano de 1975, por las madrugadas continúe con ese ejercicio apasionante de buscar estaciones de radio en medio de la estática. En las madrugadas las estaciones de radio en México se apagaban y quedaba solo el sonido blanco a través del cual, escuchando con atención y moviendo con cuidado el sintonizador, se podían descubrir señales que traspasaban la frontera y entonces, excitantemente, en medio de un ruido que por momentos opacaba totalmente la señal original que estaba escuchando casi como un susurro en medio del ruido de la estática, podía escuchar estaciones de Texas con un concepto completamente diferente a lo que se escuchaba en México. Ritmo en la conducción, dinamismo en la producción, música continua perfectamente armonizada en ritmo y tipo de sonido. Id’s explosivos y dj’s contundentes que convertían el acto de estar escuchando radio en un auténtico festival intimo que liberaba la imaginación personal en un acto muy placentero de escenarios fantásticos de música, de fantasías liricas y posibilidades estéticas ilimitadas, en un acto mágico de identificación comunitaria al saber que, como yo, muchas personas estábamos conectados a una misma línea de contacto que nos unía en medio del silencio de la madrugada provocando seguramente las mismas emociones que nos acercaban a una experiencia que nos identificaba totalmente a unos con otros aun sin nunca llegar a conocernos. Una identificación estrecha e indivisible que nos aseguraba que éramos muchos que en esos momentos encontrábamos nuestro lugar en el mundo. El fenómeno que llame desde entonces la soledad compartida.

Escuchando el conteo de hoy, a unas horas de la fiesta, puedo sentir, a través del dinamismo comunicacional de las redes y el envío emocionante de los conductores al aire, la excitación de esa soledad compartida que se convierte en una ceremonia comunitaria a través de la música, de las aportaciones que cada quien sabe propuso a la lista. A través de la retroalimentación de sentirse identificado con las canciones del conteo, aun sin haber participado en su creación, compartiendo plenamente la emoción que nos conecta a través de la música.

Desde 1984 el trabajo ha sido crear esa comunicación emocionante que pueda construir enlaces en el plano de la fantasía, en la esencia de la construcción comunitaria que comparte en un silencio cómplice, escenarios de evocaciones intimas que encuentran eco en la certeza de pertenencia a una comunidad que existe, que ahí esta también sintiendo el mismo placer por la misma causa.

Nuestra gran soledad compartida que hoy es un coro imparable de vida y futuro.

Gran día de música Rock 101, de comunidad Rock 101, de fiesta Rock 101.

Gracias.

-->