Espionaje

En ese momento, aún yo no lo sabía pero mi teléfono había sido intervenido por el sistema de espionaje Pegasus; un malware fabricado en Israel a través del cual quienes lo manejan pueden extraer tus correos electrónicos, intervenir tus mensajes de texto y activar el micrófono sin que tú puedas darte cuenta.