hi

El soundtrack de la vida: negro

Hay rolas que llegan a nuestra vida en momentos clave y quedan ancladas a una situación particular, haciendo que cada vez que escuchamos ese canción, no podamos evitar recordar ese momento, ese sentimiento, sacándonos por unos momentos de la realidad. En mi caso la lista es muy larga, pero en esta ocasión, únicamente me referiré a tres tracks que tienen un común denominador, el color negro.

El color negro ha sido mi favorito desde que tengo memoria, se lo atribuyo a mi infancia setentera y que mi ídolo era el mismísimo Lord Vader o tal vez nací punk y rebelde; cualquiera que sea la verdadera causa siempre he tenido un gusto particular por ese color y la música no ha sido la excepción.

No sé ustedes, pero yo a los 14 años era un resentido social que sentía que el mundo estaba en su contra (pensándolo bien, quién no es así a los 14), y entre esa furia hormonal desatada, uno de mis refugios del mundo cruel que me azoraba, era, por supuesto, la música. Fue en esos momentos en que descubrí ‘Paint It Black’ de los Rolling Stones, sin embargo yo llegué a ella a través del cover que hizo Echo and the Bunnymen en 1988: La letra sombría expresaba mis sentimientos hacia el mundo; ese mundo que brillaba de todos los colores y yo lo único que quería era pintarlo del negro más oscuro que pudiera encontrar.

Eventualmente superé esa etapa, pero hasta le fecha ‘Paint It Black’ sigue siendo mi rola favorita de los Stones, el uso del sitar de Brian Jones me parece un genialidad y es una melodía que me recuerda de dónde vengo y que a veces no está tan mal pasarse al lado oscuro de la fuerza.

Quien me conoce coincidirá en que Eddie Vedder y yo tenemos muy pocas cosas en común; sin embargo fuimos compañeros del mismo dolor, ambos fuimos vilmente desechados por quien creíamos sería el amor de nuestras vidas. ‘Black’ del álbum ‘Ten’ de Pearl Jam de 1992, es una “E ballad” compuesta por Vedder que fue considerada demasiado personal por la misma banda para ser lanzada como sencillo, sin embargo alcanzó el #3 de Billboard y fue incluida en la recopilación ‘Rearviewmirror’ y la revista Rolling Stone la eligió como la novena mejor balada de todos los tiempos.

Yo no haría el uso adecuado hasta unos años después, cuando en palabras del propio Vedder, sostendría entre mis manos los fragmentos de lo que lo había sido todo y mi mundo se iba (como en las películas) a negros.

 

Finalmente me referiré a una rola que no es rock, es R&B pero que era interpretada por una de las rockstars más grandes de todos los tiempos, Amy Winehouse y la rola es ‘Back to Black’. Teniendo corazón rockero, algunos otros apéndices siempre están cerca del jazz, el R&B y hasta el folk. Fue la primera rola que escuché de Amy y causó una gran impresión en mi, la letra es muy poderosa y la voz de Winehouse es como una sirena en alta mar llamando a marinos perdidos hacia lo que será su irremediable perdición.

El track es la descripción exacta de un corazón roto, sin embargo este sentimiento puede tener mucho matices, en mi caso cuando escucho esta canción, la mente no me refiere a un amor perdido ni tiempos mejores, la idea de morir mil veces es el sentimiento que me invade cada semana cuando tengo que entregar a mis hijos con su mamá, esos fatídicos domingos en los que con una sonrisa en la cara pero con el corazón destrozado les digo adiós y espero pacientemente, cuento los días para poder volverlos a ver y ser nuevamente feliz.

La vida es así nos da lecciones que nos hacen ver que siempre hay margen para mejorar y también para empeorar, pero sin duda no hay mal que no pueda ser tolerado si va acompañado de la música adecuada. Creo que se eso se trata tener el soundtrack de la vida.

 

Hablando de colores, también podría interesarte: The White Stripes, 20 años y cuatro colores después

-->