Drones

En el futuro, enjambres autónomos de robots asesinos arrasarán al campo de batalla, cazarán implacablemente y sin piedad al enemigo hasta que esté muerto. Frente a una muerte metálica tan fría, la resistencia humana seguramente será inútil.