#deletefacebook

Investigadores en Holanda afirmaron el año pasado que Facebook era adictivo de manera similar a los cigarrillos, con un atisbo de su logotipo suficiente para desencadenar “reacciones hedónicas” en los usuarios más exigentes.