deadhead

Antes de la década de los 60, las grabaciones de conciertos no eran de interés para la industria discográfica, al menos no como una forma de expresión que fuera rentable, hasta que notaron que empezaron a circular algunas copias grabadas desde el interior de la acción, de baja calidad pero sumamente apreciadas por los fanáticos. […]