hi

Cornelius, perfecto e impecable Nrmal 2018

Diseñar una presentación antológica que acompañe a una nueva producción en la carrera de un proyecto musical, no es nada sencillo y si dicha actuación se debe ejecutar en 60 minutos, todavía lo hace un ejercicio más delicado; la selección a interpretar deber ser capaz de proporcionar al público un recorrido por la historia que los ha llevado a permanecer en un idilio a distancia, el cual ha llegado al encuentro donde ‘Sometime Someplace’ de Cornelius, fue la pieza que hizo posible el principio de una comunión anunciada el año pasado como el primer proyecto confirmado del Festival Nrmal para su edición de 2018.

Así fue como el cuarteto japonés liderado por Keigo Oyamada, sedujo de principio a fin al público mexicano que con gran expectativa se dejo llevar a los placeres audiovisuales que los asiáticos diseñaron meticulosamente para la gira de su más reciente álbum ‘Mellow Waves’ (2017), el cual se desplaza de forma natural en la referencia de su propia historia musical.

De este nuevo disco de Cornelius pudimos disfrutar en directo ‘Helix/Spiral’ que es uno de los tracks más electrónicos de dicha placa, que sin duda nos recuerda a un Yellow Magic Orchestra (YMO), se regodean en la remembranza de un pasado musical en el curso de un temprano nuevo milenio.

En cuanto a los temas clásicos referentes a una historia muy particular e importante de la música japonesa ‘Point of View’, ‘Drop Do It Again’, ‘Another View Point’ y ‘Star Fruits Rider’ de sus álbumes ‘Fantasma’ (1997) y ‘Point’ (2001), nos llevaron con gran naturalidad a través de sus delicadas composiciones que son una de las constantes en las fórmulas de los músicos nipones.

Fotografía: Hugo Zavala

El diseño audiovisual que presentó el pasado 3 de marzo Cornelius en el Festival Nrmal se basa en videos, animaciones, textos, silencios, obscuros y luces sobre el escenario que no provienen de las torres de iluminación, sino de un elemento que se integra en la composición, justamente inmerso en el escenario, rodeando y abrazando a los músicos, el cual en constante juego de altos baños luminosos, intermitentes y estrobóticos flashazos, se convierte en el quinto integrante de la banda nipona.

Para los que también gozamos del Cornelius más experimental, áspero y vertiginoso aparecieron ‘Fit Song’, ‘Gum’, ‘Count Five or Six’, y ‘I Hate Hate’, nos llevaron al deleite de guitarras disonantes, percusiones métricamente potencializadas y sonidos electrónicos que en un constante diálogo con silencios y repetición, meticulosamente incorporados con el diseño de luz y video, a lo más exquisito de aquella noche del Nrmal en su séptima emisión.

Las 23:00 horas del 3 de marzo de 2018, será recordada como una fecha y hora, que para muchos debe ser considerada como un antes y un después en la trayectoria de los conciertos de nuestro país.

Rebasando la frontera del sonido en Nrmal 2018

Durante las primeras dos décadas de este joven milenio, los festivales musicales se han ampliado constantemente en beneficio de muchos sectores de melómanos que desde el siglo veinte anhelaban con presentaciones en directo de proyectos que por sus propuestas no se acomodan fácilmente en el espectro de los diseños de festividades musicales de alto impacto, este es el caso del festival Nrmal.

Desde 2012 se ha convertido en un diseño especializado en músicas tan exquisitas como el post rock, shoegaze, folk, lo-fi, experimental e IDM por mencionar algunos de los géneros con los que ha logrado generar encuentros heterogéneos de músicos y escuchas en comuniones históricas como las presentaciones de Swans, Psychic TV, Slowdive, Tortoise, Low o Mouse on Mars, entre muchos otros actos en vivo que algunos de nosotros ya habíamos descartado poder disfrutar en alguna ocasión en nuestro país.

Las fronteras donde los sonidos, las formas y las técnicas son apreciadas desde oídos exigentes y alejados de la complacencia gratuita, es justamente el punto donde se encuentran las condiciones adecuadas para que la emisión del Nrmal 2018 convoque nuevamente al deleite de las ejecuciones en directo.

Para esta emisión en especial la del reputado músico de origen japonés Keygo Oyamada más conocido como Cornelius, quien después de la cancelación de su concierto en nuestro país aquel fatídico año del H1N1 por fin se presentará en tierras mexicanas a propósito de su última producción ‘Mellow Waves’ de 2017 y a once años de su obra cumbre ‘Fantasma’ de 2007.

El asiático ha logrado configurar una historia musical sumamente sólida desde su origen en el Shibuya Kei menos complaciente y mucho más refinado y experimental en comparación a sus homólogos (Fantastic Plastic Machine y Pizzicato Five), para así consagrarse con un estilo heterogéneo y alejado de etiquetas precisas.

Además podremos escuchar al proyecto estadounidense Sleep quien es recordado por plantear senderos muy afortunados para la denominada música stoner rock de los noventa, la cual refrescaría de forma contundente la producción del género metal generada por el disco seminal ‘Holy Mountain’ y el incomprendido ‘Dopesmoker’, posteriormente llamado ‘Jerusalem’, de un solo corte con una duración de 60 minutos, lo cual fue malentendido por su sello discográfico y que provocara la disolución del proyecto.

De igual manera los otros platos fuertes de dicho encuentro son por un lado, Mac DeMarco y Of Montreal; binomio de estilos refinados que van de la electrónica al Indie Pop más elegante de los últimos años con reminiscencias de un pasado vigente y por el otro, la más deliciosa de las experiencias sónicas a través del Post Rock que se despliega en una amplitud que Explosions in the Sky domina contundentemente mediante piezas que nos transportan a estados continuos de introspección.

Como es frecuente en este festival, los demás proyectos que conforman sus carteles son propuestas de enorme calidad y proyección que desde la plataforma emergente y no tanto, redondean el espectro musical que en cada ocasión logra expandirse hacia universos musicales muy amplios y que para la emisión del 2018 incluye a propuestas como Norwayy, Ethics y Dub de Gaita por mencionar algunos.

A lo largo de sus nueve emisiones desde su origen en la ciudad de Monterrey, Nrmal se ha colocado como uno de los festivales más ambiciosos del ámbito de los conciertos para públicos cautivos que acechan a las oportunidades posiblemente irrepetibles donde también acuden melómanos en formación con gustos tan abiertos como lo exige la manifestación musical del siglo XXI.

-->