Congo

Si Apple asegura sus propios contratos de cobalto, en lugar de dejárselo a las compañías que le suministran sus baterías, podría encontrarse en una intensa competencia con los fabricantes de vehículos por el metal.