hi

¿Y System of a Down?

Han pasado trece años desde el lanzamiento de ‘Hypnotize’ y ‘Mezmerize’ y aún no hay noticias de System of a Down. Sí, siguen activos, pero la constante de la banda son tours y presentaciones especiales, apenas vislumbra que Serj Tankian, Daron Malakian, Shavo Odadjian y John Dolmayan siguen siendo una agrupación importante.

No lo malinterpreten, SOAD tiene relevancia indiscutible en esa franja noventera de la que aún muchos gozamos, se ve que todos están en su mejor momento ¿por qué no explotarlo? Los fanáticos agradecemos las presentaciones, como sus nuevas fechas añadidas (y que todos confundimos el póster con la elaborada portada de un albúm) junto a bandas como At the Driven In, Clutch y Skeleton Witch, así como ser headliners del Aftershock, próximo a celebrarse en Sacramento, California; pero hay que admitir que hace falta material para que la banda se siga renovando.

Falta esa madurez que toda banda alcanza y la fanaticada teme, como si fuera malo que Metallica evolucione su género y su sonido (para bien o para mal) y que sigamos viendo normal a Billy Joe Amstrong vestirse como adolescente o a Eminem siendo el mismo desde hace tres décadas.

También podría interesarte: Metallica – ‘Hardwire… to Self-Destruct’

Sin embargo, System tiene proyectos alternos bastante interesantes. Al fin Scars on Broadway, el proyecto liderado por Malakian y Dolmayan, está a punto a dar a luz a un segundo disco, el cual sólo ha tardado ocho años en concebirse; Shavo ha realizado experimentos con el “heavy hip hop” con su banda AcHoZen y se ha introducido en la electrónica bajo el seudónimo de DJing; y Serj se ha inducido en todo: desde en la sinfónica, con aquella presentación que pasó al DVD del Elect the Dead, hasta componer uno de los temas principales de ‘The Promise’, película que aborda el tema del genocidio armenio, mismo que ha inspirado la mayoría de la música de la banda. Al final de cuentas sigue siendo distinto a System of a Down, no hablamos de decadencia artística sino de esencia.

Serj Tankian ha declarado para Rolling Stone que la ausencia de material nuevo hace creer al público que la relación entre sus integrantes es mala, y aunque el cantante lo niegue, se ve a través de sus publicaciones en redes sociales: Todos emocionando a sus fans sobre posibles ensayos, Serj Tankian declarando que el disco va a tardar, el mismo Tankian diciendo que System of a Down ya no llena sus expectativas como artista, Shavo publicando que el disco simplemente no se hará.

¿Qué no llena a Tankian? ¿Lo mismo que hizo a John Frusciante de renunciar a los Red Hot Chili Peppers para explorar el lado que nunca hubiéramos escuchado con la banda de California? Tal vez y tal vez algún día lo agradezcamos como lo hacemos con el guitarrista. Pero para la mala suerte de todos nosotros, los Red Hot Chili Peppers de alguna forma tienen piezas intercambiables a excepción de Anthony Kiedis y Flea, SOAD no. No hay otro que pueda reemplazar a cualquiera de los cuatro, el frenesí vive en ellos y no tiene otro inquilino.

La situación se reduce a la exigencia del fanático, aquella que no debe ser pero persiste y que bloquea el proceso creativo del artista. En este caso, tal vez la impulse: tal vez algún día tengamos un nuevo disco de System of a Down, tal vez algún día Serj Tankian deje de ser esa piedra angular que deja a fans sin nuevas canciones pero que sí están dispuestos a pagar por escuchar un setlist de hace una década, que simplemente necesita un aire nuevo para que no se queden en el exilio del colectivo de la gente.

De piedra ha de ser la… (buen stoner en la actualidad)

 

Cada que veo el anuncio sobre la llegada de una nueva producción de los Queens of the Stone Age comienzo a especular si por fin Homme se dejará de juegos y volverá a la esencia de este género llamado stoner, del cual él es parte muy importante en su creación, terminando con una nueva desilusión. Y no es que uno quiera que se repitan a rajatabla esos trabajos de antaño tanto de los Queens como de Kyuss. Pero sí algo más sólido y contundente, dejando de lado los tracks pseudo bailables y esa producción tan mala, con todo y Mark Ronson en esta ocasión. Lo poco que habían rescatado en ‘…Like Clockwork’ lo vuelven a desperdiciar en ‘Villains’, donde solo tres tracks se salvan de éste nuevo álbum de los californianos.

Mientras esperamos cosas nuevas de monstruos como C.O.C. o Clutch quienes continuamente sacan discos, aunque ya nada sobresalientes, además de que hay una discusión sobre si en verdad estos grupos pertenecen al stoner, al sludge o al southern. La verdad es que casi siempre estos estilos se mezclan terminando por encasillarlos a todos en uno.

Por eso, para muchos que se emocionan cada que Josh Homme saca algo nuevo, hay proyectos de verdadero sonido stoner que reafirman el crecimiento del subgénero, así como en aquel 2013, justo cuando era el hype del ‘…Like Clockwork’.  Hoy por hoy siguen saliendo obras altamente recomendables y les dejaremos como siempre algunos ejemplos que nos han llamado bastante la atención, con dos excepciones que no son de éste 2017, pero que no dejamos de escuchar.

1. Gozu

La primera excepción es un bandón del área de Boston, que a gusto personal ha sacado un disco descomunal. Sin embargo, las comparaciones con los QOTSA no se han hecho esperar y creo que se les debe mucho respeto. En efecto, trae la influencia de Kyuss y en las voces el estilo del verdadero padrino del sonido stoner, Chris Goss (Masters Of Reality) que a su vez también Josh Homme tomó como influencia.

En verdad ‘The Fury of a Patient Man’ es un disco altamente recomendable que salió en el 2013, el año pasado sacaron ‘Revival’, bueno, pero no de la misma talla. ‘Salthy Thumb’ es la rola que Homme debió haber hecho desde su disco anterior, seguro sería de sus favoritas.

 

 

2. Stonetracks 

Trío francés prácticamente desconocido que debutó en el 2015 con un EP homónimo y hasta ahora no se sabe sobre algún nuevo trabajo en puerta. Checa porque ‘A Guess’ se mantiene en nuestro reproductor desde hace casi dos años. La segunda excepción del texto que bien vale la pena incluir.

 

 

3. Super Snake 

Proyecto debut de Jerry Jones ex vocalista de la banda de post Trophy Scars, que se une a un tremendo lirero llamado Pete August, quien acompañaba en vivo a la banda de hardcore The Banner. Mezcla de garage y psicodelia que hacen de ‘Leap of Love’ uno de los mejores discos de stoner de éste año.

 

 

4. Mutoid Man 

Desde el 2012 a Stephen Brodski (Cave In) se le metió la idea de hacer un combo experimental y lleno de riffs ponchudos que sonara más sucio que el metalcore que generaba desde la década de los noventa. El bataco Ben Koller (Converge) se convierte en su víctima y hace unos meses nos regalan ‘War Moans´, su segundo larga duración que suena aterrador.

 

 

5. All Them Witches 

El pasado mes de febrero llego ‘Sleeping Through The War’ la cuarta placa de esta agrupación de neo-psicodelia y mucha densidad que reafirma su sonido y se ha convertido en una de las consentidas del género hoy en día.

 

 

6. Puta Volcano 

No es nuevo que desde hace unos años en Grecia estén surgiendo propuestas muy interesantes de rock y metal en sus diversas categorías. Desde Rotting Christ y Necromantia, hasta ahora con Septicflesh y Puta Volcano. Esta última sobresale por integrar elementos del stoner con tintes grunge y hard rock. La chica que canta se hace llamar Luna Stoner y su voz le da ese toque distintivo al grupo.

 

 

7. Tuber 

También de Grecia, Tuber es rock instrumental de la más alta calaña, post rock y experimental  con arreglos electrónicos, perfecto para la carretera y el atardecer. ‘Out of the Blue’ son los mejores 43 minutos de calidad sonora que el desert rock ha dado en bastante tiempo. En serio, reviéntenselo en su totalidad. Fans de God is an Astronaut y Russian Circles, esto es un must have para ustedes.

 

 

8. Hey Colossus 

Tirados más al sludge y cosas como Part Chimp o Electric Wizard, se forman en Londres a principios del nuevo siglo y ‘The Guillotine’ es ya su séptimo álbum de estudio, también el más completo en cuestión de producción y donde su trabajo con tres guitarras se distingue mejor.

 

 

9. Elder 

‘Reflections of a Floating World’ es considerado uno de los más sobresalientes discos del 2017 gracias al estilo que Elder ha sabido engranar en el concepto de stoner y rock progresivo de la mejor forma. A la altura de sus anteriores producciones, manteniendo vigente la vía del desarrollo y la evolución artística, este combo de Boston merece toda la atención a sus cortes de no menos de 8 minutos.

 

 

10. Sasquatch 

‘Maneuvers’ ya es el quinto disco de la banda y mantiene la potencia de este combo de Los Ángeles reafirmando al stoner como un género predominante en la escena del rock. Blues monumental con riffeo brutal, solos atractivos, arreglos de piano y los infaltables toques de los órganos Hammond.

 

 

Obvio hay muchas más bandas muy buenas y no podemos colocar todas. Ya saben que si tienen algún otro disco que consideren de lo mejor del género en este año,  dennos el dato. Gracias como siempre, hasta pronto.

-->