hi

Heavy Metal, el culto en seis historias

La estética del caos, el punk, el metal y lo erótico, la revista francesa que diera pie a la edición estadounidense Heavy Metal, desarrolló su propio universo a partir del cómic fantástico, destacando inmediatamente con las colaboraciones de H.R. Giger, Esteban Maroto, Moebius y Philippe Druillet. Durante 40 años han definido con bromas agudas y violencia visual un culto a la mezcla de ‘Barbarella’ (1968) con ‘A Clockwork Orange’ (1971).

En 1981 se extendió por primera vez con seis visionarias historias de ficción y fantasía combinadas con música de Black Sabbath, Blue Oyster Cult, Cheap Trick, Devo, Donald Fagen, Grand Funk Railroad, Sammy Hagar, Journey, Nazareth y Stevie Nicks.

Como película ‘Heavy Metal’, revelaba el estilo de una época, iniciaban los 80 con una éstetica agresiva de la mano de la primera revista ilustrada para adultos, de bajo presupuesto para 1981 pero tan influyente en los años posteriores que los seis segmentos han sido retomados de diversas formas en el cine, solo basta ver las películas de David Fincher para entender porqué tenía tanto interés en realizar un remake.

 

Celebrando en el 2016 su 35 aniversario, la película fue la primera extensión de la revista, no incluyó la variedad de artistas internacionales que lograron crear la fantasía soft core and gore que los adultos buscaban, se mostró complaciente con las escenas de peleas, drogas, bromas de sexo y senos bamboleantes, esencialmente parecía una comedia estándar para adolescentes, con pocas dimensiones y derivaciones de historias que ya habían sido publicadas, sin embargo la remezcla cyberpunk combinada con la música logró que a pesar del fracaso, ‘Heavy Metal’ se convirtiera en un filme de culto.

Tomemos como referencia la primera escena, un astronauta llega a la tierra en un convertible blanco y un pequeño regalo que no tardará en desintegrarlo, poderes malignos se desatan en esos primeros minutos, inmediatamente estás en el universo Heavy Metal, que pronto se carga de robots cachondos, zombies, parodias de vaqueros del espacio y feministas buscando venganza.

Las seis historias se ajustan en una forma perversa, la desintegración inicial en realidad es parte de un circulo que se cierra con balance al final, son las imágenes y las 16 canciones que escuchamos las que hacen que trascienda ‘Heavy Metal’ como película y elemento cultural.

Curiosamente, aún teniendo los mismos elementos que la película de 1981, ‘Heavy Metal 2000’ no logró el mismo impacto, ni la voz de Billy Idol ni el soundtrack lograron salvar a la producción. Visualmente era la representación viva de la revista unida a la música de Bauhaus, Queens of the stone age y Pantera, sin embargo ¿qué sorpresas podía brindar Heavy Metal a una generación bombardeada por todos sus herederos?

Lo que ocurrió en 1981 obviamente ya no es de interés para el 2000, sobre todo cuando tienes en medio de esos dos puntos ‘The Terminator’ (1984), ‘Dune’ (1984), ‘Brazil’ (1985), ‘Akira’ (1988), ‘Total Recall’ (1990) y ‘The Fifth Element’ (1997), películas con referencias visuales que hablan de la inportancia de ‘Heavy Metal’, sin embargo nada es tan claro como los primeros minutos de ‘Tenacious D in The Pick of Destiny’ (2006).

Porque el pop no tiene la culpa

¿Cuántos géneros y subgéneros de música y derivados del rock and roll podríamos encontrar? Creemos que una cantidad realmente exagerada. Sin embargo hay algunos sonidos que han trascendido más allá del mainstream o la vigencia generacional y que simplemente se quedan en la influencia de un gran número de artistas.

Uno de ellos es el llamado power pop, estilo que no surgió con una planeación ni una intensión para generar un cambio social o protestar en contra de algo establecido. A manera de una pequeña evolución del pop rock sesentero y el dominio de leyendas como Los Beatles y los Beach Boys, surgen actos que toman esas melodías de coros pegajosos del pop y lo combinan con riffs de guitarra un poco más fuertes, con distorsión suave. Si quieren una buena introducción al tema chequen esta guía del AV CLUB.

Y es que el propósito de éste texto no es contar la historia como surge el sonido power pop ni cómo ha ido evolucionando.  Lo que queremos es darles una pequeña muestra de éste género que prácticamente está en todos lados y lo han disfrazado con distintas etiquetas.

 

A finales de los sesenta y principios de los setenta a la música de exponentes como The Raspberries o Badfinger le denominaban “bubblegum” y su sonido no era más que una extensión de melodías del blues rock y pop muy a la The Kinks o The Who. Poco a poco salen a la escena bastantes grupos con más influencia, uno de ellos es Cheap Trick, quien muchos consideran el verdadero padre del movimiento junto a The Knack y su mega hit ‘My Sharona’ quedaron para siempre en los anaqueles de los one hit wonders más destacados. Y los grandiosos Big Star, quienes fueron los que evolucionaron el estilo sin llegar a tener un éxito tan comercial como los ya mencionados.

 

Cuando el power popcomienza a mezclarse con otros géneros es a finales de los setenta y principios de los ochenta.  Surgen estilos como el punk, el new wave, en las estaciones colegiales de Estados Unidos le empiezan a llamar indie a la gran cantidad de bandas que se transmiten y poco  a poco penetran en el gusto de más audiencia.  Y es que la diversidad  de  agrupaciones era bastante, con ejemplos como The Cars, también considerados parte medular en el desarrollo del género. O en  Inglaterra con The Jam, Buzzcocks, The Undertones hasta Blondie y XTC que muchos los catalogan como parte del New Wave y post punk. Incluso combos como Hüsker Du y The Romantics.

 

Y así en la mayoría de subgéneros que nacían, el mote de power pop se iba perdiendo cada vez más, hasta desaparecer totalmente como movimiento y dejar cenizas en casi todos los estilos que hasta ahora surgen. Como en los 90 con el llamado rock alternativo, el britpop y el pop punk. Y en pleno siglo XXI con el boom del indie y el rock revival, podemos encontrar en un sin número de artistas la influencia del power pop.

 

A continuación les dejo unos ejemplos de nuestros favoritos en el género:

 

Pilar en el rock alternativo de los noventa y uno de los mejores exponentes del sonido power pop. Como dato, aquí en nuestro país la primera vez que nos visitaron, algunos medios los promocionaron como los padrinos del ¡¡¡EMO!! ‘Falling For You’ es una de sus mejores canciones.

 

Banda de Ohio que ejemplifica en su totalidad el sonido en este XXI. ‘Revolution’ es su carta de presentación.

 

Melodía que abre el enorme ‘100% Fun’ de 1995,  ‘Sick of Myself’ lleva la bandera del power pop en todo lo alto.

 

Los hermanos McDonald con toda la influencia sesentera  ONE CHORD PROGRESSION de uno de sus mejores discos “Show World”.

 

Con solo un disco de larga duración y un EP, a finales de los noventa U.S. CRUSH nos dejó BLEED.

 

El maestro Ric Ocasek y The Cars fueron el ejemplo más claro del género en los 80. ‘You Might Think se extrae del homenajeado ‘Heartbeat City’ de 1984.

 

Considerados en el terreno del post punk y el alternative rock. Liderados por Paul Westerberg, The Replacements llevan una gran parte del power pop en su música, y como homenaje a los Big Star crean esta maravilla llamada ‘Alex Chilton’.

 

CHEAP TRICK

Los máximos exponentes  del sonido power pop, han influido a demasiados artistas desde hace más de 4 décadas. ‘Surrender’ es un clásico considerado como de los mejores stadium anthems.

 

Si quieren conocer a detalle la historia del power pop chéquense estos blogs:

http://powerpopaction.blogspot.mx/

http://powerpop.blogspot.mx/

http://absolutepowerpop.blogspot.mx/

http://www.popgeekheaven.com/

Y en Spotify este playlist.

Infinidad de artistas llevan la marca del power pop en su sonido y es complicado enumerar las corrientes en donde su influencia existe aunque como tal ya no se tome en cuenta. Si quieren recomendar a más bandas del género o darnos sus comentarios para enriquecer el artículo, saben que estamos para seguir conociendo y aprendiendo.

-->