Chayote

Su jefe le dijo que esa información pondría en riesgo el contrato de publicidad del diario y, de ese dinero, se mantenían como empresa. Es más, con esa partida le pagaban su sueldo. La reportera deglutió la información con rabia contenida.