Chanel

desde la mitad de 1980, la familia Mul ha tenido un consorcio para plantar rosas y flores de jazmín para Chanel. La compañía usa las flores para hacer Chanel No.5 —un perfume que, como un melón de Cavaillon o una pieza de porcelana de Sèvres, viene de un lugar específico.