hi

PGR protege a César Duarte

La Procuraduría General de la República (PGR) protege a César Duarte Jáquez, ex gobernador de Chihuahua, porque no lo acusa del lavado de dinero, enriquecimiento ilícito y peculado que dañaron al patrimonio del estado, advierte Jaime García Chávez, fundador de Unión Ciudadana.

“Es evidente que la PGR y su Unidad de Análisis Financiero están cometiendo un atentado en contra de las leyes que están vigentes, así como en contra de un sumario donde están acreditados un conjunto de delitos escandalosos de corrupción”, cuenta el activista a Rock 101.

La sociedad civil y los ciudadanos de Chihuahua continuarán dando la batalla y no nos vamos a dejar ni a doblegar ante las determinaciones de la PGR, manifiesta el hombre, quien denunció hace 3 años y medio a César Duarte.

“Vengo a presentar formal denuncia por peculado, ejercicio abusivo de funciones, enriquecimiento ilícito, uso indebido de atribuciones y facultades en perjuicio del patrimonio de Chihuahua cometidos por el (ex) gobernador César Horacio Duarte Jáquez, Jaime Ramón Herrera Corral, Carlos Gerardo Hermosillo Arteaga”, revela la querella interpuesta por Jaime García Chávez.

García Chávez cuenta en la denuncia que César Horacio Duarte Jáquez y su esposa Bertha Olga Gómez Fong pagaron 65 millones de pesos para quedarse con el 15 por ciento de las acciones del Banco Progreso de Chihuahua.

Esa operación levantó sospechas de la existencia de enriquecimiento ilícito por parte del ex gobernador de Chihuahua, quien hace unos años vendía automóviles usados, fue dirigente estatal de la Confederación Nacional Campesina (CNC), diputado local dos años y diputado federal dos ocasiones. Con ese historial de vida le dio tiempo para amasar una fortuna.

Lee también: Los hijos de Claudio X. González luchan contra la corrupción

Jaime García Chávez recibió un oficio donde la PGR le comunicó que no dictaba acción penal contra el exgobernador de Chihuahua César Duarte Jáquez por el presunto desvío de recursos públicos a través del banco Unión Progreso, y tampoco lo hará contra el exsecretario de Hacienda, Jaime Herrera Corral, por enriquecimiento ilícito.

“Me siento indignado (por la resolución adoptada por la PGR), porque no nos satisface la resolución y la vamos a combatir en términos jurídicos y políticos”, expresa

—¿La PGR protege a César Duarte, quien es señalado de corrupción?—, se le cuestiona a Jaime García Chávez.

Sí. Desde luego que ellos lo han venido protegiendo desde hace tiempo; mi denuncia tiene 3 años y medio y hasta ahora quieren desechar los delitos de orden federal. Obvio que no pueden disponer de los delitos del orden local.

Las relación entre los delitos locales y federales son claros y contundentes, lanza.

Lee también: El banco del ex secretario de Hacienda de César Duarte

“La trama principal del expediente abierto es la pretensión de crear un banco con recursos públicos con un fondo de 65 millones de pesos, que César Duarte jamás logró aclarar cómo los obtuvo, lo que nos llevaría a pensar que usó recursos del erario público o lavó el dinero”, recuerda.

Aún no se decreta el carpetazo por parte de la PGR, porque estamos en un período de 15 días para hacer observaciones finales y el expediente queda en manos del Procurador para determinar si se ejercita acción penal: “Se debe ejercitar la acción penal por los delitos vinculados a la creación del Banco Progreso”.

César Duarte soñó con ser banquero.

El estratega de la creación del Banco Progreso fue Jaime Herrera Corral, secretario de Hacienda y Crédito Público, comenta el activista, quien narra que César Duarte desde que andaba en campaña soñó con ser banquero. Ese sueño se truncó y frenó, gracias a que acabó su gobierno y entró la administración del panista, Javier Corral Jurado.

Mientras se realizaba el despido de mil 500 servidores públicos en Chihuahua, la Secretaría de Hacienda Estatal invirtió a plazo en la Unión de Crédito Progreso, con vencimiento de fecha 1 de octubre de 2013, la cantidad de 802 millones de pesos, 0 a una tasa anual de 3.95 por ciento.

La inversión realizada en la Unión de Crédito fue por instrucciones del gobernador e implementado por el secretario de Hacienda para la adquisición de un crédito que Scotiabank tenía contra el deudor Hotel Soberano. A partir de dicha compra, el hotel pasó a ser patrimonio de la Unión de Crédito Progreso.

Jaime Ramón Herrera Corral, ex secretario de Hacienda del gobierno de César Duarte, hizo depósitos millonarios para darle la apariencia de un banco y creemos que los delitos bancarios que se cometieron no se pueden dispensar olímpicamente así como lo hace la PGR“, concluye.

Lee también: Narcos mexicanos lavan dinero en Rabobank

El banco del ex secretario de Hacienda de Duarte

Jaime Ramón Herrera Corral, ex secretario de Hacienda de Chihuahua, creó cinco días antes de ser funcionario una empresa que después fue parte de la fusión de Banco Progreso, una entidad financiera donde invirtió más de 65 millones de pesos el ex mandatario chihuahuense César Duarte.

“El 4 de octubre de 2012 se constituyó la sociedad denominada: Multiopciones de Servicios Progreso de Delicias, una compañía donde la mitad de las acciones eran de Jaime Ramón Herrera Corral”, revela un documento del Registro Público de la Propiedad de Chihuahua, en poder de Rock 101.

El ex secretario de Hacienda, detenido y acusado de peculado y enriquecimiento ilícito, llegó como titular de la Secretaría de Hacienda el 9 de octubre de 2012 y para el 26 de ese mes y año pidió al registro público de la propiedad inscribir su compañía.

Uno de los objetivos de la firma era solicitar, obtener y otorgar préstamos y cualquier tipo de financiamiento con o sin garantía, así como emitir suscribir, endosar y aceptar toda clase de títulos de crédito.

Multiopciones de Servicios Progreso de Delicias también tenía autorización para comprar, vender, arrendar, administrar, adquirir y disponer los derechos de propiedades, así como de bienes muebles a inmuebles.

Los dueños de la firma con sede en Delicias son Jaime Herrera Corral con 50 por ciento de las acciones y Rogelio Armando Bermudez Quiñones, con el resto de la participación accionaria y parte del directorio del Banco Progreso autorizado por la Comisión Bancaria y de Valores (CNBV) para operar bajo esa figura. El capital invertido para abrir la compañía fue de 50 mil pesos.

César Duarte adquirió 15 por ciento de las acciones de Banco Progreso.

 

El 25 de marzo del año 2014, la CNBV autorizó la organización y la operación del Banco Progreso de Chihuahua, una institución bancaria creada a partir de la Unión de Crédito Progreso, de la sofipo Akala y de Única Casa de Cambio (es ahí donde entra como accionista  Multiopciones de Servicios Progreso de Delicias).

Banco Progreso de Chihuahua fue registrada el 1 de abril de 2014 ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), como marca, por José Antonio Navarro Sainz de Aja.

Multiopciones de Servicios Progreso de Delicias, empresa de Herrera Corral, es propietaria de la marca de la institución financiera que tenía permiso para ofrecer seguros, operaciones financieras y monetarias, así como negocios inmobiliarios.

“Vengo a presentar formal denuncia por peculado, ejercicio abusivo de funciones, enriquecimiento ilícito, uso indebido de atribuciones y facultades en perjuicio del patrimonio de Chihuahua cometidos por el (ex) gobernador César Horacio Duarte Jáquez, Jaime Ramón Herrera Corral, Carlos Gerardo Hermosillo Arteaga”, dice la querella interpuesta por el activista Jaime García Chávez.

García Chávez cuenta en la denuncia que César Horacio Duarte Jáquez y su esposa Bertha Olga Gómez Fong pagaron 65 millones de pesos para quedarse con el 15 por ciento de las acciones del Banco Progreso de Chihuahua.

Esa operación levantó sospechas de la existencia de enriquecimiento ilícito por parte del ex gobernador de Chihuahua, quien hace unos años vendía automóviles usados, fue dirigente estatal de la Confederación Nacional Campesina (CNC), diputado local dos años y diputado federal dos ocasiones. Con ese historial de vida le dio tiempo para amasar una fortuna.

Mientras se realizaba el despido de mil 500 servidores públicos en Chihuahua, la Secretaría de Hacienda Estatal invirtió a plazo en la Unión de Crédito Progreso, con vencimiento de fecha 1 de octubre de 2013, la cantidad de 802 millones de pesos, 0 a una tasa anual de 3.95 por ciento.

La inversión realizada en la Unión de Crédito fue por instrucciones del gobernador e implementado por el secretario de Hacienda para la adquisición de un crédito que Scotiabank tenía contra el deudor Hotel Soberano. A partir de dicha compra, el hotel pasó a ser patrimonio de la Unión de Crédito Progreso.

Esas son algunas de las operaciones inusuales ordenadas César Duarte Jáquez, quien está imputado por el quebranto financiero del estado de Chihuahua por mil 217 millones de pesos. Pero sigue lejos de cualquier prisión.

“Hay 30 órdenes de aprehensión contra exfuncionarios públicos y empresarios que se prestaron a las tropelías de Cesar Duarte contra Chihuahua”, manifestó hace unos días Javier Corral Jurado, gobernador de Chihuahua, quien encabeza una marcha a la Ciudad de México.

Javier Corral Jurado le ha exigido la extradición de César Duarte, quien se encuentra viviendo en Estados Unidos, por otro lado  Jaime Ramón Herrera Corral es usado como testigo protegido por un presuntos desvío de 250 millones de pesos para las campañas políticas del PRI.

 

-->