hi

Reviven cabezas de cerdos decapitados

Científicos han revivido los cerebros de cerdos recientemente decapitados en un matadero y los mantuvieron vivos durante 36 horas, según informes filtrados.

Los cerebros reanimados de hasta 200 cerdos se calentaron a la temperatura correcta en sangre artificial, lo que permitió que miles de millones de células volvieran a funcionar.

Los resultados de los experimentos, que algún día podrían permitir a los científicos mejorar la investigación del cerebro, se presentaron en una reunión privada de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos. Sin embargo, a pesar de ser confidencial, los hallazgos se filtraron a la revista estadounidense MIT Technology Review.

La revista dice que Nenad Sestan, el neurocientífico de Yale detrás de la investigación, creía que los cerebros reanimados no estaban conscientes.

“Ese cerebro animal no está consciente de nada”, dijo. “Estoy muy seguro de eso”.

Lo comparó más con un estado comatoso, un diagnóstico respaldado por el uso de una máquina que buscaba señales eléctricas.

Sin embargo, también dijo que no era inconcebible que esto pudiera convertirse en un problema si se mejoraba la técnica. El profesor Sestan dijo: “Hipotéticamente, alguien toma esta tecnología, la mejora y restaura la actividad cerebral de alguien. Eso es restaurar a un ser humano. Si esa persona tiene memoria, me estaría volviendo loco “.

El sistema funcionaba bombeando un fluido que transportaba oxígeno a las regiones profundas de los cerebros de los cerdos.

El profesor Sestan se ha negado a hablar sobre esta investigación, pero firmó una carta en la revista Nature que pedía una mayor consideración de los impactos éticos de la investigación del cerebro.

Los firmantes cuestionaron si tales avances “desafían nuestra comprensión de la vida y la muerte”.

“¿Qué implicaciones podrían tener tales modelos para la definición legal de muerte?”, preguntaron él y sus colegas. “Cualquier tecnología emergente que pueda restaurar la funcionalidad perdida en el cerebro de una persona podría quebrantar el diagnóstico de muerte cerebral”.

Sir Colin Blakemore, un neurocientífico de la Universidad de Londres, estuvo de acuerdo en que era hora de hablar sobre las implicaciones de tal investigación.

“Por lo menos, señala que necesitamos tener algún tipo de debate abierto y comprometido públicamente sobre la dirección de estas técnicas”, dijo. “No hay ninguna posibilidad de que estos cerdos estuvieran conscientes, y eso es algo bueno”. Sir Colin dijo, sin embargo, que la tecnología estaba mejorando, y esto dio lugar a “curiosas contradicciones”.

Afirmó que ahora era factible imaginar escenarios previamente reservados para la ciencia ficción.

“¿Qué pasaría si pudiéramos mantener el cerebro de una persona mientras muere, sin su cuerpo?”, preguntó.

-->