hi

Cerati Infinito

El poema de Luis Alberto Spinetta en la primera página del booklet pone el tono, lo que escribió mientras su amigo se encontraba en coma nos ubica en el contexto de pérdida y espera, aquel que duerme no deja un espacio vacío. Como muestra la recopilación, se trata de una historia que empezó en 1959 pero se traduce en influencia hacia algo que no tiene límites.

‘Infinito’ no ofrece novedades, pero permite que Gustavo Cerati sea recordado con 19 canciones de su etapa solista y una carta que escribió su madre, Lilian Clark, después de que inició su vuelta por el universo. El primer álbum póstumo masterizado por Eduardo Bergallo busca acercarnos a ‘Amor Amarillo’ (1993), ‘Bocanada’ (1999), ‘Siempre es Hoy’ (2002), ‘Ahí Vamos’ (2006) y ‘Fuerza Natural’ (2009), es como muchas recopilaciones una introducción a los momentos más importantes de cada disco, más no el recorrido definitivo.

El álbum establece una línea de tiempo a través del oído, establece la manera en que supo dar forma a sonidos y atmósferas, pero sobre todo su capacidad para crear ideas complejas a través de las palabras. Las letras que le dieron otro aspecto al rock argentino, se revelan brevemente en esas 19 canciones como un espacio sonoro distinto y un nuevo lenguaje que siempre parecía carnal, esotérico y de fuerza natural.

La primera recopilación póstuma solo nos hace pensar en todo lo que no escuchamos de Gustavo Cerati, sabemos que existen grandes posibilidades de que aparezcan esas canciones en algún momento, sin embargo aquello de que siempre es hoy, no será precisamente en este instante.

-->