hi

Banda Sonora – Jim Jarmusch, cine y música

Ha llegado el momento en la vida de @BandaSonora101 de revisar la música en la obra de un grupo de cineastas que, considero, han integrado a la música, y en particular al rock y géneros relacionados, como un elemento fundamental de su propio lenguaje cinematográfico. Me refiero a cineastas como Martin Scorsese, David Lynch, Oliver Stone, Julien Temple, Fatih Akin y el gran Jim Jarmusch, con quien daremos inicio a esta serie de entregas.

Seré franco: Jim Jarmusch es mi cineasta favorito. Arriba de Martin Scorsese, David Lynch, Terry Gilliam, Luis Buñuel, Ingmar Bergman y Andréi Tarkovski. Y sin duda la música tiene mucho que ver en el enorme aprecio que le tengo a su obra.

Desde las aportaciones de John Lurie en sus primeras películas hasta lo que hace hoy en día con su propia banda, SQÜRL.

El punto es que en las películas de Jarmusch la música siempre juega un rol fundamental. Ya sea el jazz experimental de John Lurie en DOWN BY LAW, las guitarras distorsionadas de Neil Young en DEAD MAN, la cavernosa voz de Tom Waits en NIGHT ON EARTH, el Hip hop de Wu-Tang Clan y RZA en GHOST DOG, el Ethio-jazz de Mulatu Astatke en BROKEN FLOWERS, el stoner noise de SQÜRL en ONLY LOVERS LEFT ALIVE o el poderoso punk rock de The Stooges en GIMME DANGER.

También podría interesarte: Iggy Pop, la vigencia gracias al acompañamiento

Así de buena y ecléctica es la música que habita en la obra de este gran cineasta.

Jim Jarmusch nació en Akron, Ohio, el 22 de enero de 1953, es decir, hace 65 años. El apellido Jarmusch es checo, como su padre, un hombre de negocios de la entonces enorme clase media estadounidense. Su madre, crítica de cine y teatro para el periódico local, fue quien le inculcó desde niño el amor por el cine, la música y la literatura.

Estudió literatura inglesa en la Universidad de Columbia y el último año de la licenciatura lo cursó en París, ciudad donde se convirtió en un asiduo cinéfilo a la legendaria cinemateca francesa. Ahí, según consta en diversas entrevistas, vio las películas de los maestros del cine japonés, como Imamura, Ozu y Misoguchi, así como del danés Carl Theodor Dreyer y el francés Robert Bresson, entre muchos otros.

A su regreso a Estados Unidos entra a la prestigiada Graduate Film School de la Universidad de Nueva York, donde se formó como cineasta y donde conoció a colegas y colaboradores como Sara Drivers, Tom DiCillo y Spike Lee. Corrían los últimos años de la década de los 70 y los contemporáneos de Jarmusch solían reunirse en el icónico club punk CBGB de Nueva York.

El evidente talento de Jarmusch lo llevó a trabajar como asistente de dirección del cineasta Nicholas Ray, director de REBELDE SIN CAUSA y su maestro en la universidad, quien se convirtió en su mentor y sensei cinematográfico hasta su muerte en junio de 1979.

Sin mucho dinero en los bolsillos y trabajando como músico, Jarmusch levantó su primer largometraje en 1980, PERMANENT VACATION, película con la cual damos inicio a este viaje musical por la filmografía de este gran cineasta llamado James Robert Jarmusch.

A continuación, una selección de canciones emblemáticas de su filmografía ¡Disfruten!

‘Horses’, tres acordes con el poder de la palabra

En el punto más alto de su carrera en 1979, Patti Smith abandonó todo durante 16 años para formar una familia en Detroit. Cuando regresó en 1995, con un nuevo álbum y una gira después de la muerte de su esposo, el guitarrista Fred “Sonic” Smith, fue como si nunca se hubiera ido. Su fama permanecía intacta, aunque los aspectos que la habían hecho sobresalir 40 años antes con su debut ‘Horses’ habían evolucionado, ya no eran el producto del hambre y aquella urgencia por convertirse en una artista como narra en su libro ‘Éramos unos niños’.

Aunque en el penúltimo programa de los 12 especiales más un día de muertos será inevitable encontrarnos con la Patti Smith que con una estela de canas coronando su rostro nos sigue hablando desde diferentes escenarios en la actualidad, el próximo 10 de diciembre iremos hasta la corriente de conciencia, con la influencia de Bob Dylan, William Burroughs, la continua compañía del fotógrafo Robert Mapplethorpe, los habitantes del Hotel Chelsea, el fuego otorgado por Rimbaud y The Doors.

Nos encontraremos con su estilo literario/poético/musical que hace pensar en la transparencia, con Patti Smith contando historias y guardando cada vez más elementos en la caja de energía para lograr lanzar su primer material, aquel ‘Horses’ rodeado del punk que se gestó mucho antes de llegar a 1976, con el movimiento de Max’s Kansas City y la fundación del CBGB mostrando un Nueva York interesante sin las camisetas I <3.

Acompáñennos el próximo 10 de diciembre de 2015 de 10:00 a 20:00 horas en #PattiSmith101, prometemos análisis, una excelente selección musical, poesía y punk, obviamente con el inigualable estilo de Rock 101.

-->