Carmen Aristegui

La justicia nos ha dejado un sabor agridulce. Ayer por la mañana los magistrados del Séptimo Tribunal Colegiado de Materia Civil resolvieron que el despido de Carmen Aristegui Flores de MVS Radio fue ilegal. Sin embargo, ya por la tarde, unas cuantas horas después, fallaron parcialmente en contra de la periodista por el prólogo del libro La Casa Blanca de Enrique Peña Nieto.

Desde hace años es sabido que Vargas Llosa cojea de la pierna derecha. No habría que criticarlo por pensar distinto de quienes se identifican con la izquierda o con cualquier otra ideología. Atacar públicamente al escritor por recargarse hacia donde le venga en gana, es intolerancia. La propuesta hecha en redes sociales para quemar sus libros es, justamente, una muestra de oscurantismo.