hi

Vive Latino 2016, la apuesta por el regreso

A un año de la mayoría de edad el Festival Iberoamericano de Cultura Musical, Vive Latino, presenta una apuesta con un cartel de bandas y solistas que trascienden el “género rock, para llevar al público por una experiencia fresca” con “descubrimientos” musicales que pasarán por todos los escenarios.

 

Desde el arte y concepto, diseñados por el neo muralista mexicano Saner (pintura que juega entre la infancia, las raíces prehispánicas el color y lo humano), hasta incluir música que juega con elementos ajenos al rock, hay una búsqueda por una nueva identidad del Festival que se encuentra “vivo y latente” en palabras de Jordi Puig, organizador del VL16.

 

Ante una demanda mayor por incluir bandas que navegan en el ciberespacio de lo desconocido, en foros independientes y que son parte de una generación con una nueva cultura musical, el Vive Latino hará un intento por regresar al origen, un festival de teloneros con mucho talento, acompañados de bandas llena estadios y solistas que han dejado atrás su historia musical para enfrentarse a nuevas audiencias.

 

 

 

Jordi Puig busca la reflexión de los detractores del Festival: “El rock, la música, son fuentes de inspiración y juventud” frase a todos los que se consideran “viejos” e “inapropiados” y claman la muerte del rock latino.

 

En esta edición y por las modificaciones estructurales del Autódromo Hermanos Rodríguez, debido al regreso de la Formula 1, habrá 5 escenarios, perfectamente delimitados, entre ellos dos escenarios “palillo” y la Carpa Intolerante, que jugará un papel importante en las propuestas sonoras del festival.

 

La apuesta musical la podemos escuchar con Ingrid Beaujean, jazzista y storyteller; Julio Revueltas que sigue en el camino de guitarras sampleadas, arpegios y vértigo; Ampersen por otra parte baja música de la sierra, de la montaña, del río, del pasado análogo con texturas digitales; Agrupación Cariño que pretende poner a bailar con el nü romanticismo (fusión de metal con Christian Castro); los peruanos de Kanaku y el Tigre que rescatan la tradición andina y la sumergen en la urbe de asfalto; la irreverencia social y agresiva de De Nalgas y las historias sonoras y oníricas de Pumcayó.

 

Hace algunos años el Vive tuvo un romance con la música electrónica, hoy lo tiene con el hip-hop de excelente manufactura de Pettite Fellas, Nach, los colombianos de Systema Solar.

 

Aquellos que dejaron míticas bandas, cultos musicales, tendencias pasajeras hoy se presentan tal cuan son: Clemente Castillo (Jumbo), Bumbury (Héroes del Silencio), Gustavo Cordera (Bersuit Vergarabat), León Larregui (Zoé), Chetes (Vaquero), Vicentico (Fabulosos Cadillacs).

 

La escena latinoamericana será diversa y colorida, con instrumentos nuevos, sonidos de tierras escarpadas y con mucha honestidad humana muestra de ello es el Reggae Fusión de Ojo de Buey (Costa Rica), la lírica inventiva de Gepe (Chile), Easy Easy (Guatemala) con un pop atmosférico fino y bien producido, la explosividad afrolatina de los multifacéticos y pluriculturales de la Chiva Gantiva (Colombia-Bruselas) son algunos ejemplos de la diversidad que el Vive Latino busca en las fronteras.

 

Para los que aman la movilidad, los impactos corporales, las nubes de polvo, los metales, el “Billy” en la música Lost Acapulcos, Los Frankys, Sekta Core, Los Viejos, Eddy y los grasosos, Goran Bregovich estarán haciendo ruido y baile.

 

Las bandas de culto, los viejos frontmans de festivales, aquellos por los que la mayoría se desvive hacen una mancuerna entre lo nuevo y lo que siempre sonará bien. Cultura Profética, Los Yerberos, Auténticos Decadentes, Los Toreros Muertos y Café Tacuva serán portavoces de la pervivencia del Rock Iberoamericano.

 

El cartel se extiende por más de 50 bandas, una oferta musical que no puede cubrirse y que al final se tendrá que recurrir a la memoria colectiva para poder hacerse un mapa sonoro de lo que viviremos en abril pero será memorable la presencia de los prodigios ingleses The Prodigy aunque aún no hemos encontrado el sexto grado que los une a Latinoamérica.

-->