hi

Nrmal 2016, ese delicioso horrible ruido

Desde el principio el nombre ha sido una broma, un guiño para los que entienden eso que no es tan normal para la mayoría, pero que a final de cuentas se convertirá en aquello que todos mencionarán, problablemente tres años después. Nrmal siempre trata de adelantarse a las tendencias, eso provoca que sus escenarios tengan ciertas singularidades, las mismas que su público.

A diferencia de otros festivales, Nrmal no se trata de esos espectaculares momentos de comunión masiva y del instante de reconocimiento de sencillos, se trata del primer encuentro para muchos con una banda, eso hace que tanto la selección del cartel como el público se sumen con una simple idea: podrías encontrarte con tu nueva banda favorita… o tal vez no.

Gran parte del primer día del festival nos encontramos con ese horriblemmente sabroso noise, que entre la disonancia y la falta del verso-coro-verso hizo que más de uno mirara con los oídos bien abiertos, absorbiendo lo que emanaba en el escenario durante las actuaciones de Camera, (Sic), Bulbul, San Pedro el Cortez, Föllakzoid y A Place To Bury Strangers, ejemplos claros de actitud, estridencia, ritmo robótico y acto de destrucción para abrir con gusto un set que promete tener muchos accidentes que la guitarra que es despedazada en la primera canción.

El claro contraste de esos momentos de ruido frenético son las pausas electrónicas, desde la apertura del festival con Bluehost, Aloa Input, Coiffeur, Kreidler y Empress of, el balance para el oído dispuesto a explorar entre dos puntos sumanete distantes unidos por dos grupos que suelen moverse entre ambos lados, tanto Low como Deerhunter han tenido sus instantes oscuros, bailables, ruidosos y experimentales guiados por un pedal, aunque a últimas fechas están cercanos a la armonía.

La linea de pensamiento en Nrmal es ese flujo que proviene del público, sabemos que en cualquier otro tipo de festival nos encontraríamos con ese impaciente conjunto de personas que no tolera nada que no conozca o que no haya estado en constante rotación en una estación de radio, los tres escenarios del festival se basan en esa probabilidad de sonidos que nutren más que el sencillo popular, el encuentro de lo nuevo es más interesante que la repetición de lo que ya es conocido.

-->