hi

Sonic Arsenal – For Those About to Rock We Salute You

Si el metal gana en el duelo contra el punk (exigimos una revancha), si ‘Kill ‘em all’ llega a la mitad del tercer piso y aún así se siente como el punto de partida para renovar otra vez el oído, si se vuelve a estigmatizar al negro como vestimenta y no perdemos la esperanza de que regresa ‘That Metal Show’, es necesario regresar al heavy metal parking lot y al montón de elementos que todavía sirven para definir a un género extenso en ramificaciones que mantienen viva la idea de aislar las tensiones de la vida y olvidarlas.

 

Escucha la batalla metaleros contra punks en el servicio #OnDemand101

 

RAÍCES
La música clásica fue una gran influencia para el género, especialmente Bach, Paganini, Mozart y Franz Liszt, a quienes el guitarrista Ritchie Blackmore (Deep Purple, Rainbow) debe muchos de sus pasajes más complejos. Otro géneros que aportaron sus bases al heavy metal fueron el blues y el jazz, que dieron su virtuosismo y experimentación a Black Sabbath y Led Zeppelin.

 

También podría interesarte: De Marvel al tritono, despidiendo a Black Sabbath

 

PRIMERAS MANIFESTACIONES
El prototipo del heavy metal fue identificado por primera vez en las canciones ‘You Really Got Me’ de The Kinks (1965) y ‘Summertime Blues’ de Blue Cheer, sin embargo la primera canción de verdadero heavy metal fue ‘Helter Skelter’ de los Beatles, que para 1968 mostraba un sonido demasiado distorsionado y agresivo para un álbum de pop. Cuando Led Zeppelin lanzó su primer álbum en 1969 quedó claro que un nuevo género se había formado.

IDEÓLOGOS
– Friedrich Wilhelm Nietzsche
– Immanuel Kant
– J.R.R. Tolkien
– William S. Burroughs
– William Blake
– Edgar Allen Poe
– H.P. Lovecraft
– Ralph Waldo Emerson
– John Milton

RÖCKDÖTS
La película ‘This Is Spinal Tap’ tiene la definición exacta de esos dos puntos que algunos grupos pusieron sobre las vocales de su nombre: “Es como un par de ojos. Los miras y ellos te miran a ti”. Varias bandas de heavy metal adoptaron esa acentuación para darle un toque alemán a su nombre, por eso también son conocidos como röckdöts (algo así como püntos röckeros). Aunque son confundidos con las diéresis, con ellos la pronunciación de una palabra no se altera, sólo adquiere una apariencia diferente. Ejemplos clásicos: Motörhead, Blue Öyster Cult, Mötley Crüe, Queensrÿche y Assück.

DEVIL HORNS
El clásico gesto de los cuernos del demonio también es conocido como manita rockera o cuernos de chivo. Fue popularizado por Ronnie James Dio, cuya madre italiana durante su niñez repetía la seña constantemente para quitarle el mal de ojo. Los fans del metal adoptaron los cuernos del demonio como un gesto de aprobación, que sólo surge en los momentos de mayor éxtasis de un concierto y una que otra fotografía que ni al caso.

 

 

DANZAS
– Air guitar: Arte de tocar una guitarra imaginaria mientras en el fondo se escucha un clásico del metal.
– Headbanging: Movimiento libre de cabeza que es más efectivo cuando el headbanger tiene cabello largo.
– Moshing: Danza conocida también conocida como slam, es una forma de comunión entre fans de un grupo de heavy metal y causa varias lesiones a las personas dentro del mosh pit.
– Stage diving: Arte de acercase al escenario, evadir guardias de seguridad y rezar por que el público te cache cuando te lances sobre ellos desde el escenario. Si todos los puntos anteriores son cumplidos, podrás nadar sobre un mar de brazos que te moverá de un sitio a otro.

 

 

MOSH
Termino asociado con el moshing que es atribuido al vocalista de Agnostic Front. Vinnie Stigma incitaba al baile aguerrido y lo llamaba March Of Skin Heads (cuyas siglas son MOSH). Otros atribuyen la palabra a Darryl Jennifer, bajista de Bad Brains, que nombró al baile como Mash down Babylon.

APODOS DE LOS FANS
– Headbanger (o banger)
– Metalhead
– Metaller
– Rivethead

FECHAS CLAVE PARA EL HEAVY METAL
– Octubre de 1875: Nace Aleister Crowley, gurú del 666 que encaminó a muchos músicos hacia la imaginería satánica y a ocultar mensajes en sus canciones.

– En algún momento de 1955: J.R.R Tolkien completa “El Señor de los Anillos”. La historia marcó a Robert Plant y Jimmy Page al grado que el disco ‘Led Zeppelin IV’ quedó impregnado de la travesía a través de la Tierra Media.

– En algún momento de 1962: Sale a la venta el libro “The Soft Machine”, donde William S. Burroughs presenta al personaje Uranian Willy, Heavy Metal Kid. La frase nuevamente aparece en “Nova Express” (1964) e influye algunos años después al periodista Lester Bangs, quien utilizó el término para describir a un grupo en 1968.

– Enero de 1967: The Jimi Hendrix Experience se presenta en el festival Moterey International Pop. Cuando Hendrix quemó y destrozó su guitarra creó una imagen que el heavy metal ha intentado repetir innumerables veces a lo largo de su historia.

– Enero de 1968: Inspirados por la película “Easy Rider”, Steppenwolf lanza la canción ‘Born To Be Wild’, donde se utiliza por primera vez el término heavy metal.

– En algún momento de 1970: Sandy Pearlman, productor, manager y compositor de muchas canciones de Blue Öyster Cult usa por primera vez el término heavy metal para definir un estilo musical.

La historia de Super Sound, imperdible en el Corredor Cultural Roma Condesa

En un momento en que diversos directores alrededor del mundo intentaban capturar las tiendas de discos en lucha o en plena extinción (luego resurrección), Pilar Ortega va un poco más atrás con ‘Just Like Heaven’, documental que cuenta la historia de Super Sound, la tienda y el epicentro de los sonidos, las formas e incluso las cofradías de conocedores que aún prevalecen en la industria de la música en la actualidad en México.

La directora nos muestra Super Sound a través de una sola fotografía, nunca vemos el ambiente de trabajo o los compradores capturados en instantáneas, mucho menos nos sumergimos en material de archivo, un punto que podría ser extremadamente débil pero que logra sostenerse por una razón: el pasado como periodista de Pilar Ortega. Las carencias de ‘Just Like Heaven’ en el área de las imágenes son cubiertas por las entrevistas.

Las referencias visuales que podrían crear otra dinámica en el documental son pocas, sin embargo todos los entrevistados hacen un gran trabajo al llevarnos hasta ese lugar en Polanco en el que de 1981 a 1993 acogió a excéntricos, conocedores y, como dice Uili Damage, los que intentaban “vivir todos los días de la música”.

Es a través de las cabezas parlantes como llegamos a conocer no solo a Super Sound, también nos trasladamos a los años en que la música no significaba únicamente consumo, sino centro de reunión, la comunión entre escuchas durante horas en un sólo sitio, las estrictas tribus de sonidos, la carencia de espacios, la selección del personal por aptitudes y perfil excéntrico, el momento en que comprar en Super Sound era un reto o algo no permitido para ciertos compradores y los años de gloria con un catálogo envidiable.

 

 

Como muestra ‘Just Like Heaven’, el impacto de la tienda y de muchos de los que trabajaron ahí significó un cambió en los oídos de otros, sobre todo cuando se incorporaron a otras áreas de la industria, con participaciones en la estación de radio Rock 101 a través de varios programas especializados, la creación de grupos, la realización de viajes masivos hacia el extranjero para ver bandas que parecía imposible que pisaran suelo mexicano y la organización de conciertos en lo que todavía tenía regente y se conocía como Distrito Federal, como el de Blue Öyster Cult, Peter Murphy / Pixies y Front 242, los primeros cancelados, uno por el gobierno de aquella época y el otro por una estafa de un supuesto promotor, del último se realizó una fecha, la segunda se canceló por quejas de los vecinos del Teatro Angela Peralta.

Podría interesarte: Vamos a la tiendita

Nos gustaría ver más imágenes, conocer el lugar, percibirlo en sus brevedades o cambios al exterior en la actualidad, pero ‘Just Like Heaven’ la historia de Super Sound es la recreación de un espacio con base en las anécdotas y el distintivo movimiento de dedos que ves en todos los entrevistados, recuerdo del paso de discos de vinilo invisibles en una búsqueda interminable, una en donde a pesar del desconocimiento del espacio, los cortes abruptos de animación es que marcan cada bloque y la infinidad de detalles en muchas (muchas, muchísimas) declaraciones, logras trasladarte hasta una época nostálgica, que acaba precisamente con la llegada de la cadena de tiendas Mixup.

No te pierdas la proyección de la película en la sede 1 de #Revolución33 dentro del Corredor Cultural Roma Condesa:

Pulquería Insurgentes (Avenida Insurgentes Sur 226, Roma Norte)
DJ sets en vivo del equipo rockcientoúnico
Pop up store de vinilos
Venta de productos de Rock 101
Fecha: 5 de mayo
Horario: 17:00 a 20:00 horas

Entrada Libre

Heavy Metal, el culto en seis historias

La estética del caos, el punk, el metal y lo erótico, la revista francesa que diera pie a la edición estadounidense Heavy Metal, desarrolló su propio universo a partir del cómic fantástico, destacando inmediatamente con las colaboraciones de H.R. Giger, Esteban Maroto, Moebius y Philippe Druillet. Durante 40 años han definido con bromas agudas y violencia visual un culto a la mezcla de ‘Barbarella’ (1968) con ‘A Clockwork Orange’ (1971).

En 1981 se extendió por primera vez con seis visionarias historias de ficción y fantasía combinadas con música de Black Sabbath, Blue Oyster Cult, Cheap Trick, Devo, Donald Fagen, Grand Funk Railroad, Sammy Hagar, Journey, Nazareth y Stevie Nicks.

Como película ‘Heavy Metal’, revelaba el estilo de una época, iniciaban los 80 con una éstetica agresiva de la mano de la primera revista ilustrada para adultos, de bajo presupuesto para 1981 pero tan influyente en los años posteriores que los seis segmentos han sido retomados de diversas formas en el cine, solo basta ver las películas de David Fincher para entender porqué tenía tanto interés en realizar un remake.

 

Celebrando en el 2016 su 35 aniversario, la película fue la primera extensión de la revista, no incluyó la variedad de artistas internacionales que lograron crear la fantasía soft core and gore que los adultos buscaban, se mostró complaciente con las escenas de peleas, drogas, bromas de sexo y senos bamboleantes, esencialmente parecía una comedia estándar para adolescentes, con pocas dimensiones y derivaciones de historias que ya habían sido publicadas, sin embargo la remezcla cyberpunk combinada con la música logró que a pesar del fracaso, ‘Heavy Metal’ se convirtiera en un filme de culto.

Tomemos como referencia la primera escena, un astronauta llega a la tierra en un convertible blanco y un pequeño regalo que no tardará en desintegrarlo, poderes malignos se desatan en esos primeros minutos, inmediatamente estás en el universo Heavy Metal, que pronto se carga de robots cachondos, zombies, parodias de vaqueros del espacio y feministas buscando venganza.

Las seis historias se ajustan en una forma perversa, la desintegración inicial en realidad es parte de un circulo que se cierra con balance al final, son las imágenes y las 16 canciones que escuchamos las que hacen que trascienda ‘Heavy Metal’ como película y elemento cultural.

Curiosamente, aún teniendo los mismos elementos que la película de 1981, ‘Heavy Metal 2000’ no logró el mismo impacto, ni la voz de Billy Idol ni el soundtrack lograron salvar a la producción. Visualmente era la representación viva de la revista unida a la música de Bauhaus, Queens of the stone age y Pantera, sin embargo ¿qué sorpresas podía brindar Heavy Metal a una generación bombardeada por todos sus herederos?

Lo que ocurrió en 1981 obviamente ya no es de interés para el 2000, sobre todo cuando tienes en medio de esos dos puntos ‘The Terminator’ (1984), ‘Dune’ (1984), ‘Brazil’ (1985), ‘Akira’ (1988), ‘Total Recall’ (1990) y ‘The Fifth Element’ (1997), películas con referencias visuales que hablan de la inportancia de ‘Heavy Metal’, sin embargo nada es tan claro como los primeros minutos de ‘Tenacious D in The Pick of Destiny’ (2006).

-->