hi

El soundtrack de la vida – Rattle and hum, 30 años después

En octubre de 1988, la banda irlandesa U2 lanzó su sexta producción discográfica titulada, ‘Rattle and Hum’. Una producción compleja que incluía temas nuevos, versiones en vivo de la gira The Joshua Tree Tour y covers.

Casi 100 minutos de producción que hacen homenaje a la música popular de los Estados Unidos, gran influencia para el grupo y algunas grabaciones realizadas en el mítico Sun Studios de Memphis, Tennessee.

A veces pienso que el ‘Rattle and Hum’, fue, en su momento, un capricho de la banda, una producción que surgió de las simples ganas de hacer algo divertido, en un momento en que nadie podía negarles nada y en que su público iba a recibir con los brazos abiertos lo que les entregaran. Y esa libertad y ganas de tocar para ellos mismos y para sus ídolos, resultó en uno de los mejores álbumes de la banda y sentó las bases para lo que vendría después con el ‘Achtung Baby’.

Uno de mis tracks favoritos es ‘Van Diemen’s land’, escrita e interpretada por The Edge es una rola que habla acerca de la deportación del activista irlandés John Boyle O’Reilly a lo que hoy es conocida como la isla de Tasmania. Un track que transmite melancolía y que hace evidente una injusticia que se antojaba universal y que en el México de finales de los 80, con un gobierno represor y manipulador, hablaba de una ensombrecedora realidad que asemejaba a la Irlanda de mediados de los 1800.

 

Por otra parte está, ‘When Love Comes to Town’, un track alegre, energético y acompañado de la guitarra y voz de B.B. King, escrito por Bono es un giro de 180 grados en el que la banda parece estarla pasando sensacional. ¿Y quién no lo haría? grabando en el Sun Studios junto a una leyenda viviente del blues. La influencia de la banda en ese momento les permitió esos lujos, tal vez diez años antes o diez después, simplemente no habría sido posible. El mensaje que me deja es que hay que disfrutar los buenos momentos y sacarles el máximo provecho porque tal vez, después, no se pueda.

 

‘Rattle and Hum’ también fue lanzado en vídeo, como una versión documental de lo que fue esta producción. Vale mucho la pena verla. La cuestión visual se corona con la versión del último track del álbum, ‘All I want Is you’, el cual fue concebido originalmente como el complemento de ‘With or without you’ del Joshua Tree, pero que al final se decidió no incluir. El vídeo, dirigido por Meiert Avis es un homenaje a Federico Fellini y la película ‘Freaks’ de Tod Browning. La letra regresa a la nostalgia y la desesperanza de un amor condicional en contra parte del amor puro.

 

El ‘Rattle and Hum’ es un viaje sonoro por una montaña rusa de emociones que nos lleva desde el pre punk de ‘Helter Skelter’ de los Beatles, hasta la melancolía y tristeza del desamor. Lo único que puedo asegurar, es que es una hora y media muy bien invertida.

Banda Sonora 101: Martin Scorsese, melómano (primera parte)

Hace poco Martin Scorsese fue reconocido con el premio Princesa de Asturias de las Artes 2018. Este hecho es un buen pretexto para revisar la música en la filmografía de Martín Scorsese, un maestro de maestros en el medio cinematográfico y un melómano de muy buen gusto.

La música es un elemento fundamental en la obra de Scorsese. Sus gustos se inclinan por el blues, el rock clásico y el jazz. En las bandas sonoras de sus películas cohabitan Tonny Bennett, Ella Fitzgerald, Count Basie y Bobby Darrin con Robbie Robertson, The Rolling Stones, Eric Clapton, B. B. King, Talking Heads, Bob Dylan, Cream, T. Rex, George Harrison, Mark Knopfler y un largo etcétera.

Dada la gran cantidad de títulos que conforman la obra de Scorsese, en esta primera entrega revisaremos los soundtracks de la mitad de su filmografía, que va desde MEAN STREETS (1973) hasta GOODFELLAS (1990), y el próximo miércoles abordaremos el resto de sus películas.

También podría interesarte: Contrapunto sonoro: #CorteDeDirector

Empezamos con el recorrido:

Se estrenó el 2 de octubre de 1973 en el Festival de Cine de Nueva York y fue el trampolín que catapultó la carrera de Martin Scorsese a las grandes ligas del cine. Primera colaboración con Robert De Niro y el primer retrato de la vida en La pequeña Italia, en Nueva York. El cine de mafiosos alza la mano en la obra de Martin Scorsese. La banda sonora de esta película es una joya que incluye rolas de Rolling Stones, Eric Clapton, The Charts, The Paragons, Cream…

Es la primera película de Martin Scorsese que se estrenó en el festival de Cannes, el 12 de mayo de 1975. Este filme cuenta la historia de una mujer que, tras la muerte de su esposo, hace un viaje con su hijo de 11 años de Nuevo México a Monterrey, California, con el sueño de convertirse en cantante profesional. Es protagonizada por la gran Ellen Burstyn, que canta bastante bien, y quien se llevó el Oscar a mejor actriz por este papel. Nuevamente Scorsese arma una gran banda sonora con rolas de Mott the Hoople, Elton John, T.Rex, Kris Kristofferson…

Es para muchos la mejor película de Martin Scorsese. Se estrenó en mayo de 1976 en Cannes, donde ganó la codiciada Palma de Oro. Robert De Niro encarna a Travis Brikle, un excombatiente de Vietnam que se gana la vida como taxista nocturno en la convulsa Nueva York de los años 70. Los temas de la redención cristiana y la justicia en propia mano se asoman como recurrentes en la temprana obra de Scorsese. TAXI DRIVER es un peliculón. El guión es de Paul Shrader y el score original es obra de Bernard Herrmann, compositor de la música de clásicos como EL CIUDADANO KANE y PSICOSIS.

Resulta que después de 16 años de rocanrolear, en noviembre de 1976, The Band organizó una tocada de despedida en el teatro Winterland de San Francisco. Durante ese legendario festín musical, celebrado en el Día de Acción de Gracias, Martin Scorsese filmó THE LAST WALTZ, sin duda, el mejor testimonio audiovisual del fin de una era en la historia del rock. Aquel memorable concierto, en el que participaron como invitados Muddy Waters, Dr. John, Neil Young, Bob Dylan, Van Morrison, Neil Diamond y Joni Mitchell, fue la última gran fiesta de la primera generación de rockeros emanados de la revolución cultural de los sesenta.

Un clásico del cine de boxeadores. La estelariza Robert De Niro en uno de sus mejores momentos, que encarna a un peleador llamado Jake LaMotta, un toro dentro del ring pero fuera de él es un personaje complejo y atribulado que se hunde en una espiral de violencia y autodestrucción. Robert De Niro se llevó el Oscar a mejor actor por este papel. La banda sonora incluye piezas de Tonny Bennett, Ella Fitzgerald y Count Basie, entre otros.

En mayo de 1982 se estrenó en Cannes THE KING OF COMEDY, película en la que Robert De Niro interpreta al comediante Rupert Pupkin. La banda sonora es de antología, con rolas de The Pretenders, B.B. King, Talking Heads, Van Morrison, Robbie Robertson…

El 11 de septiembre de 1985 fue la premier mundial de AFTER HOURS en Nueva York. Meses después, en mayo de 1986 compitió en Cannes y Martin Scorsese ganó la Palma a mejor director. Esta comedia de humor negro narra la aventura de un empleado de una empresa de informática que, durante una cita en Nueva York, le ocurren una serie de extrañas circunstancias que le hacen vivir una alocada e interminable noche. El score original es del canadiense Howard Shore y la banda sonora incluye una selección bastante ecléctica de piezas, que va desde Mozart y Bach hasta The Monkees, Joni Mitchell y The Bad Brains.

Protagonizada por Paul Newman y Tom Cruise, cuenta la historia de un veterano jugador de billar que encuentra a su pupilo, un joven con mucho talento a quien después tendrá que enfrentar. En la banda sonora, puros cañonazos: Don Henley, Eric Clapton, Robert Palmer, Willie Dixon, Marc Knopfler, B.B. King, Warren Zevon…

Adaptación de la polémica novela homónima de Nikos Kazantzakis, se estrenó en la Mostra de Venecia de 1988 y cuenta la vida de un Jesús más humano que divino. Willem Dafoe en uno de sus mejores papeles. La música original es de Peter Gabriel, misma que fue publicada en el álbum Passion.

Se estrenó el 9 de septiembre de 1990 en la Mostra de Venecia, donde inició un exitoso recorrido por festivales internacionales de cine. Junto con la trilogía de EL PADRINO (Francis Ford Coppola) y ÉRASE UNA VEZ EN AMÉRICA (Sergio Leone), se le considera una de las mejores películas de mafiosos en la historia del cine. La protagonizan Robert De Niro, Ray Liotta, Elizabeth McGovern y Joe Pesci. En la banda sonora: Muddy Waters, Derek & The Dominos, Bobby Darrin, Tonny Bennett, Cream, bandota de la cual vamos a escuchar…

Continuará…

La emoción se ha ido, fallece B.B King

De los viernes más azules que hemos tenido, hoy el blues está de luto, en la madrugada nos enteramos que B.B King falleció a los 89 años en Las Vegas, según informó su abogado. El guitarrista había sido hospitalizado en abril tras sufrir una deshidratación a causa de la diabetes tipo 2 que sufría desde hace más de 20 años, y volvió a ser hospitalizado hace sólo unos días.

El cansancio y las enfermedades nunca fueron un impedimento, King decidió que su vida era estar de gira y persiguió esa idea durante décadas, hasta octubre del año pasado, cuando cayó enfermo durante uno de sus conciertos en Chicago debido también a una deshidratación y síntomas de agotamiento, por lo que se vio obligado a cancelar el resto de la gira.

Nacido en 1925 en una plantación de algodón cercana a Itta Benna (Misissipi), Riley B. King trabajó en una granja durante los primeros años de su vida al tiempo que iba algunas horas a tomar clases en una pequeña escuela local. A la edad de 12 años compró su primera guitarra por $15 dólares, aunque algunos de sus biógrafos afirman que su primer hacha se la regaló su tía y es la que lo unió durante meses a Bukka White.

Como muchos de su época, King encontró una salida en la música, cuando dejó Kilmichael en 1943 para trabajar como conductor de un tractor, ya tocaba la guitarra con el Famous St. John’s Quartet of Inverness, que comúnmente se presentaba en iglesias a lo largo de Greenwood, Mississippi; sin embargo no obtuvo reconocimiento hasta que empezó a trabajar para la WDIA como cantante y disc jockey, ahí obtuvo el apodo de Beale Street Blues Boy, que se acortó a Blues Boy y finalmente a B.B.

En 1949, King empezó a grabar canciones para el sello RPM Records de Los Angeles, ahí comenzó la verdadera gira que lo convirtió en “El rey del blues” y uno de los tres reyes de la guitarra del blues (junto con Albert King y Freddie King).

Hoy que comprendemos mejor que nunca el título de su canción “The Thrill Is Gone”, en verdad la emoción se ha ido, Lucille enviudó, pero nos seguirá hablando a través de 50 discos y extraordinarias colaboraciones con U2, Stevie Wonder, Vernon Reid, John Lee Hooker, Mick Fleetwood, Stevie Nicks, Gary Moore, Branford Marsalis y Eric Clapton, que transformaron nuestros oídos y nos hacen pensar que hoy, en este viernes tan azul, el espíritu del blues tiene su sentido original.

-->