hi

Arte, Masas, Arte

Recibo una reflexion interesante del Rocktor, responsable de uno de los programas mas afortunados de la generacion Online.mx, Vanguardia 101, programa enfocado al post rock y a las derivaciones del rock progresivo entendidas perfectamente en el marco del siglo xxi una vez pasadas todas esas tendencias mercadologicas del new age y el ambient y eso. Musica conmovedora de alta calidad que esta llena de referencias a la ‘musica moderna’ entendida como la nueva musica clasica –Cage, Glass, Reich y de quien es el origen de la reflexion, Shoenberg- Vanguardia 101 es un programa de emociones que, al interior de una emisora convencional comercial, sonaria descabellado, dados los parametros cerrados con los que miden lo que es ‘transmisible’. Y al interior de una emisora cultural sonaria pretensioso. Ese es el problema de las etiquetas. Acabamos necesitandolas de tal forma para definir –asi, de-finir, de-limitar- nuestra relacion con la realidad, que terminamos siendo victimas de ellas, las etiquetas. Y entonces, la propuesta de contenidos a partir de esa etiquetacion/prejuicio se ve atrapada por ese cerco intelectual que hemos establecido en la ‘definicion’. El Rocktor comienza su reflexion con una cita de Shoenberg: “si es para las masas… no es arte, y si es arte… no es para las masas” que lo lleva a identificar al Rocktor, la vacuidad de las transmisiones de la media contemporanea haciendo notar que, sin embargo, hubo un momento en que rompieron con el paradigma Shoenberg al haber sido, en algun momento, portadores, los medios convencionales, de algunas propuestas que trasgredian la relacion pasiva de la ‘masa’ con el medio.

A botepronto mi respuesta fue que efectivamente la media convencional cumplia con una funcion superficial que es necesaria para la supervivencia de la ‘masa’ que encuentra en los contenidos plasticos un escape necesario a la cotidianidad asi como un distractor de la agresion permanente del entorno. No pensar, que ha sido una maxima repetida a lo largo de la historia de la mass media como un fin deseable de los participantes estaticos de la ofensiva comunicacional del establishment a traves de su media, parece ser el detonante a esta declaracion de Shoenberg.  Pero mi reflexion de respuesta se fue aderezando con el pensamiento del espectaculo de la media hoy en dia alimentada por participantes dinamicos que, si bien iniciaron su intercambio con la media convencional, se desbordan hacia las redes sociales y los medios alternativos como el escenario perfecto para la liberacion creativa que, desde un punto de vista pragmatico, eleva en muchos sentidos el dialogo entre el artista y el receptor, muchas veces incluso intercambiando lugares.

Asi, el concepto de masas desaparece poco a poco para ser cambiado por el concepto de comunidades que en el encuentro de puntos de identificacion mutua, a traves de un tercero –artista, comunicador, politico, medio- crean sus propios lenguajes en respuesta a la propuesta inicial de comunicación, creando un verdadero dialogo, que es ahora la dinamica preponderante en la media de todos los escalones tecnologicos.

El dia de hoy, junto a esta reflexion, hicimos el especial #MLK101 transmitiendo solo musica negra a lo largo de 10 horas conmemorando el asesinato de Martin Luther King el 4 de abril de 1968. Cuando inicie mi programa argumente –y estoy covencido de ello- que propuestas como estas de aparente inofensividad, son verdaderos actos desafiantes a la estatica convencional del establishment que nos atrapa en el day by day en esos medios convencionales. A lo largo de 10 horas la estacion tuvo una vibra distinta, un sonido expansivo que contrasto con el sonido cotidiano de la estacion, construido en un concepto solido de cultura rock’n roll que, si bien en el blues encuentra las raices de la sonoridad diaria de la estacion, cuando transita por caminos de soul, funk, rhythm & blues, jazz, chicago house, reggae, dubstep, etc, se explica en si misma una cultura alternativa.

En este sentido acepto la reflexion del Rocktor en su conclusion sobre Shoenberg. Concluye el Rocktor de la siguiente forma: ‘Afortunadamente….Arnold Shoënberg no previo que existiera…. Rock101….de lo contrario….es posible que hubiera tenido esperanzas acerca de futuro del ARTE y de la VIDA…si…ambas con MAYUSCULAS’.

 

-->