hi

Los espíritus de la música unidos en un combo Antibalas

Una emoción incomparable recorría a los presentes en la espera. Para algunos, la primera vez luego de 20 años de concebido el combo, otros presumían que era la tercera ocasión que estaban frente a la fuerza Antibalas en México.

 

Se dejó correr el rumor que era la primera vez de la agrupación en nuestro país. Sí fue la primera presentación en la Ciudad de México, ya que la segunda en territorio nacional fue en el Bahidorá del 2016 en Hidalgo.   

 

En el 2013 se vio por primera vez a la banda multicultural en el Festival Internacional de Puebla, ese mismo festival tuvo a Willie Colón y no está de más mencionarlo, pues uno de los covers más conocidos de la agrupación es la canción Che che colé, que estuvo presente en la Semana Indie Rocks!

 

Tampoco parece casualidad que fuera Vatamacha el grupo abridor, ya que algunos de sus integrantes fueron parte de aquel festival que presentara a Antibalas por primera vez.

 

Una fiesta funk sin descanso

Vachamata llegó al Foro Indie Rocks! para expandir amor. No escatimaron con mensajes de cariño al público de la Ciudad de México. Hablaron de la luz negra que intenta dominar a nuestro país, pero que hay seres de luz que luchan por sus derechos y aún silenciados, dejan el ejemplo y su espíritu se expande, dedicando a esos valientes el repertorio tuvo como línea su disco Nahual (2014).

 

Jueves absolutamente sabroso en la #SemanaIR, Vachamata en el @foroindierocks

A post shared by Rock 101 (@rock101online) on

 

#Vachamata en la #SemanaIr #Indirocks @rock101online

A post shared by Mitzi Hernandez (@mitziher) on

 

Bajo la herencia de Fela Kuti

El momento de espera para que Antibalas saliera, fue amenizado por una especie de juego de tetris que intentaba acomodar los instrumentos de los 12 músicos en un espacio reducido. Parecía un escenario pequeños para una banda tan grande, pero se las arreglaron perfectamente.

 

El saxofonista Martín Perna (Ocote Soul Sound) es el co-fundador de la agrupación. Confirmó que fue hace 20 años surgió la idea de crear una banda psicodélica, con afrobeat, dub y mucho funk en una visita que tuvo a esta ciudad con King Changó. La mezcla de ritmos de toda América Latina se siente con las influencias del nigeriano Fela Kuti, tanto musicales como filosóficas. Perna ha sido activista que mediante el arte emite mensajes de inconformidad con el sistema y ha posicionado clara agenda de crítica al gobierno estadounidense en turno.

 

También han estado pendientes de movimientos en México, como el EZLN y en general han declarado un fuerte cariño a este país.

 

@antibalas en la #SemanaIR #Indirocks @rock101online

A post shared by Mitzi Hernandez (@mitziher) on

 

Amayo, el guía afrobeat

En la voz de Duke Amayo (Fu Arkist Ra), el otro fundador de la banda, se asoman frases que van más como mantras. En repetidas ocasiones, entre canción y canción lanzaba: Deep Unconditional Love. Reflexiones y sugerir a la audiencia que meditara, que ese ejercicio es necesario y que el concierto podría ser un pretexto para hacerlo en conjunto.

 

La crítica sociopolítica los han acompañado en estas dos décadas, su más reciente disco también se acerca a la espiritualidad: Where the Gods Are in Peace (2017). Ese álbum fue precedido por Dirty Money (2012), un señalamiento a la sociedad de consumo y al mercado injusto.

 

No se puede pasar de largo la increíble presencia de Amayo, que brilló no solo por los estampado de su traje rosa. A ratos era histriónico, dramático, levantando los brazos, lanzando gritos que daban paso a una canción. Bailó, se dirigió mucho al público, agradecia en todo momento, su elasticidad demostraba que practicó kung-fú y la cadencia no se detuvo.

 

Él ha comentado que su adolescencia la pasó en Lagos, Nigeria y que ahí pudo ver a Fela Kuti tocar. No en vano se vieron envueltos en el musical de Broadway Fela!, que por su calidad ganó 15 premios Tony, la máxima presea para este tipo de shows.

 

Experiencia @antibalas en la #semanair @rock101online

A post shared by Mitzi Hernandez (@mitziher) on

 

Son de Brooklyn, lugar donde los diversos grupos afro se dan cita, como lo ejemplifica la película Do the right thing (1989) de Spike Lee. Aunque Amayo es el único africano de nacimiento, todos laten al ritmo de las percusiones milenarias.

 

El mensaje de alegría, fuerza y baile queda claro. Lo más Antibalas es el amor, así que Deep Unconditional Love for you all.

 

La cuarta noche de la #SemanaIR101 nos brindó un poderoso set de @antibalas

A post shared by Rock 101 (@rock101online) on

También podría interesarte: Semana IR! – Curtis Harding, el soul de lunes

Semana IR! – Curtis Harding, el soul de lunes

Todos invariablemente hemos sentido ese deseo de escapar ante las rutinas, el silencio, el mal humor y la mala compañía. Estrés que bien que mal se puede traducir en una oportunidad de incentivar el cambio. Y es ahí precisamente que se hallan los cerebros de una revista que desde hace poco más de 10 años generan estas oportunidades para la música y su consumidor.

Espacios alternos, plataformas digitales y una semana de conciertos. Indie Rocks! trajo así hace 3 años la #SemanaIR; una semana de propuestas musicales que no ponderan la cotidianidad de los días. Sólo así fue posible predicar con los ritmos del broken beat, disco y el R&B contemporáneo en plena noche de lunes.

La edición 2018 de esta fiesta inició y nos congregó con la voz de Curtis Harding; un artista joven que apenas cuenta con dos álbumes de estudio pero que se vuelven suficientes para incendiar el escenario con simbolismos un tanto psicodélicos, esotéricos y desde luego bailables. La noche de ayer no fue la excepción.

Fotografía: Hugo Tenorio

Antes de moldear las caderas de los asistentes, la furia de las guitarras fue posible gracias a Peregrino; una banda que fusiona el blues, folk e incluso country. Esta gamma de sonidos nos recordó la estética y belleza americana de un viaje por carretera, la rebeldía de las melenas y de los lentes oscuros. Todo este marco se plasmó con A Young Man’s Game’, su primer álbum y que fue la antesala perfecta de Harding.

Sin más preámbulo y sin guardarse nada, la elegancia y la contundencia de ‘Face Your Fear’ se hizo presente. Curtis Harding abrió con los sencillos que distinguen la textura de su último material; temas como ‘Next Time’, ‘On and On’, ‘Need My Baby’ y ‘Drive My Car’ dejaron entrever como primer capítulo el estilo del estadounidense.

Enseguida llegaron ‘Ghost of You’, ‘Till The End’ y ‘Go As You Are’. Todo el segundo álbum fue interpretado con la seguridad de llevar a buen puerto su sonido y a futuras generaciones. De eso estamos seguro pues entre el público se iluminaban los rostros de ciertos adultos que parecían ser fervientes fans de ‘Starsky y Hutch’. Sus pasos los delataban.

Fotografía: Hugo Tenorio

Saxofón, órgano, bajo, guitarra, teclados y platillos voladores, fueron el estandarte del escenario con el que de a poco se rompen las barreras del soul, traducido de otra forma, del alma. Barreras como el escepticismo del lunes, los celulares enérgicos y el poco espacio del foro, fueron vencidas enseguida por ‘Cast Away’ y ‘Freedom’; canciones de su primer álbum que nos contagiaron de espíritu y recuerdos, quizás de CeeLo Green y ¿por qué no?, hasta de la propia Amy Winehouse. Todas estas raíces fueron la narrativa de una noche que no queríamos dejar ir y así llegó la romántica ‘Need Your Love’ antes del encore.

Amor propio y deseo de compartir todo, incluso dos canciones más para recordar la importancia y vigencia de los primeros acordes del rock. El soul power se intensificó con las últimas dos canciones de la noche: ‘The Drive’ y ‘Keep on Shining’. Ésta última justificando el porqué del cigarrillo en la portada del primer álbum: estoicismo. Toda una pieza llena de trastes y riffs que no te permiten estar quieto. “¡So just keep on shining!”

Fotografía: Hugo Tenorio

No hay objetos externos ni parafernalia que puedan exponer lo que significa el soul hoy en día, pero ayer fue una buena oportunidad de acercarnos un poco a ello y a la sensibilidad del oriundo de Michigan. Su herencia está plasmada en esa agresividad rítmica y sonora acorde a los tiempos que se vivían en los 70 y la realidad es que éstas letras serían insuficientes si pretendo idealizar en un mismo espacio lo sucedido en el Foro Indie Rocks! El tiempo será el mejor juez.

Las noches de la #SemanaIR continúan con las presentaciones de Tino el Pingüino, Deerhoof, Antibalas, A place to Bury Strangers y Zola Jesus. ¿Princess Nokia?, ¿qué?.

Fotografía: Hugo Tenorio

Viaje a la tierra incógnita de Bahidorá

Agarrar carretera y salir de la Ciudad de México, un privilegio en sí que va acompañado de la llegada a un lugar paradisiaco, Bahidoraáen las Tlaltizapan, Morelos. Es la cuarta ocasión que se llevó a cabo este festival solo para recordarnos que se pueden hacer bien las cosas fuera de las planchas de cemento a las que estamos acostumbrados en la CDMX, un evento que ha ido mejorando año con año desde su primer edición en 2013 y que si bien fue muy criticado por tener en esta ocasión un lineup no tan llamativo demostró que el arriesgarse da frutos.

Se anunciaron DJ sets desde el viernes para poder llegar antes y el inicio oficial el sábado con Banda Bastón estuvo lleno de fiesta y obvio desenfado por parte del personal que no paró de bailar y disfrutar de las instalaciones de Las Estacas, todas las bandas con una actitud increíble sin mencionar las que venían de otros países que no dejaban de mostrarse sorprendidos por lo que estaban viendo y viviendo, escenarios de primer nivel con gran audio para que de esta forma BadBadNotGood, Sotomayor, Teen Flirt, Century, Anton Borin, Beacon, Sonido Gallo Negro, Antibalas y Destroyer ofrecieran grandes presentaciones antes de caer la noche.

Nuevas adiciones respecto a años anteriores, foodtrucks, nueva zona de camping y más escenarios hicieron notar el hecho de que es un festival que realmente se reinventa, trayendo de esta manera una nueva experiencia. Ya que las luces se habian encendido Rhye, The Internet, Escort, Ivan Smagghe, Âme, Constantine y más proyectos no querian dejar el escenario, pero de nueva cuenta tenía que amanecer para seguir recibiendo más música, destacan las presentaciones de El Búho y Quantic para solo hacernos notar que en algún momento la edición 2016 tenia que terminar.

Todo apunta a que Bahidorá es un festival que nos durara muchos años más y que seguirá apostando por nuevas corrientes musicales así como por mejorar la experiencia cada año que en esta ocasión solo tuvo un pero, el hecho de tener que recargar tu pulsera con dinero para poder comprar, lo que derivó en muchos inconvenientes por ser la primera vez que se implementa esto, sin embargo estoy seguro que para la siguiente edición esto solo podrá mejorar.

-->