hi

La razón por la que Siri y Alexa pronto podrían estar pensando lo que estás pensando

Siri y Alexa pronto podrían leer tu mente y responder a tus preguntas o anticipar tus necesidades incluso antes de que abras la boca, nos adelanta The Times de Londres.

Los científicos han desarrollado una interfaz de computadora que puede comprender y procesar las palabras que verbalizas internamente, pero no sueltas en voz alta, con una precisión de más del 90 por ciento. Pavimenta el camino para un sistema que podría permitir a las personas buscar información, enviar mensajes o controlar dispositivos domésticos inteligentes a través del poder del pensamiento.

El dispositivo portátil de “aumento de la inteligencia” semeja un auricular de teléfono con electrodos que captan señales neuromusculares que se activan en la cara y la mandíbula cuando hablas “en tu cabeza”.

Las señales alimentan a un sistema de aprendizaje automático que las correlaciona con palabras particulares. El dispositivo también incluye auriculares de conducción ósea que transmiten las vibraciones a través de los huesos de la cara hacia el oído interno para proporcionar respuestas sin bloquear las conversaciones o el ruido de fondo.

Esto forma un completo “sistema de computación silenciosa” que permite al usuario plantear preguntas de manera indetectable o emitir comandos y recibir respuestas. En un experimento, los sujetos usaron el sistema para informar silenciosamente los movimientos de los oponentes en un juego de ajedrez y recibir respuestas recomendadas por computadora.

Para su estudio, el equipo pasó 15 minutos entrenando al algoritmo para comprender la neurofisiología de cada usuario. El usuario luego realizó tareas durante 90 minutos. El sistema tenía una precisión de transcripción promedio de aproximadamente el 92 por ciento, pero con un límite de solo 100 palabras.

Las empresas tecnológicas ya permiten a las personas interactuar con las computadoras al emitir comandos de voz a los asistentes digitales, como Alexa de Amazon y Siri de Apple. Arnav Kapur, un estudiante graduado del Instituto de Tecnología de Massachusetts, el MIT, uno de los creadores del sistema, dijo: “Nuestra idea era si podríamos tener una plataforma informática más interna, que combinara humanidad y máquina de alguna manera y que pareciera una extensión interna de nuestra propia cognición”.

La idea de que las verbalizaciones internas tienen correlatos físicos ha existido desde el siglo XIX y se investigó seriamente en la década de 1950, pero no se había considerado anteriormente para una interfaz de computadora.

Varias compañías están invirtiendo fuertemente en tecnología de lectura mental, aunque todavía tienen que mostrar resultados concretos. Facebook está trabajando en una “interfaz de computadora mental” que procesará los pensamientos a 100 palabras por minuto dentro de unos años, según una presentación de la compañía en abril pasado. Elon Musk, el cofundador de Tesla, tiene un proyecto llamado Neuralink que tiene como objetivo implantar electrodos en cerebros humanos para descargar y cargar pensamientos.

Kapur dijo que el rendimiento de su sistema debería mejorar significativamente con más datos de entrenamiento.

Thad Starner, profesor de la Facultad de Informática de Georgia Tech, dijo que la tecnología del MIT podría ser útil para los trabajadores en entornos difíciles, incluidas las fuerzas especiales militares, y también podría ayudar a las personas con discapacidades que les impiden el habla normal.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

-->