Said my name is called Disturbance - 2 Octubre no se olvida - Rock101


Rock101 es de todos

Said my name is called Disturbance – 2 Octubre no se olvida

Fecha de publicación: 2 octubre, 2020

Said my name is called Disturbance – 2 Octubre no se olvida
Categorías:
Compartir:

Por Adriana Solares y Juan Carlos Cuevas

“I’ll shout and scream, I’ll kill the king, I’ll rail at all his servants”
-Mick Jagger / Keith Richards

Tomar la calle no es rebeldía, tampoco lo es destruir o rayar las paredes. Sin embargo ha pasado tanto tiempo de aquél siglo de las luces, tantas masacres y tanta represión que creemos que ya no nos pertenecen.

Si no a ellos, los de traje y corbata, los de autos de lujo y blindados; los de mármol, a los que protege la policía y el ejército.

¿De quién son las calles sino de quien las habita?, los monumentos históricos, las construcciones arquitectónicas, los espacios que componen las ciudades son representaciones de las condiciones y pensamientos del momento histórico en que se las vive.

No es rebeldía que las paredes reflejen el sentir de quien las transita, de la inconformidad, la injusticia, el hartazgo. Es al pueblo a quienes realmente les pertenecen los espacios. 

Foto: Aída Castro del álbum: Las huellas del dolor

La apertura de la metrópoli a las avenidas y el boulevard representaron el gran hito de la civilización moderna. El derrumbe de casas y plazas públicas para el paso de las carretas y, a la larga, vehículos de combustión interna, llegó junto al pensamiento moderno e ilustrado de que las ciencias nos salvarán de la barbarie.

Este acontecimiento abrió un puente entre los distintos tipos de poblaciones que habitaban las grandes ciudades, acortaron la brecha que separaba a pobres y a ricos. Fue el hervidero del pensamiento capitalista aspiracional, “el imperialismo yanqui”; y abrieron los ojos ante la desigualdad que las habitaba.

Sin descripción disponible.
Foto: Austreberto de la Torre (2012)

Las avenues y los boulevards desplazaron a la gente de la calle. Con el tiempo el asalariado de la periferia se encerraría en el metro mientras la calle se le otorgaría solo al “varón blanco proletario en auto”.

Salir a marcar los espacios públicos con la voz y el cuerpo; pintas y carteles; con destrucción y ruinas, significa rechazar una ideología con la que no estás de acuerdo.

En 1968, las tensiones entre los obreros y estudiantes en contra del control mediático y la opresión policial crecieron en el mundo, pero en México culminaron en una masacre en la Plaza de las Tres Culturas en Tlatelolco el 2 de octubre, encabezada por el Presidente de ese entonces.

Foto: Alejandro LOGA

Los Rolling Stones, escribieron ese verano en “Street Fighting Man”, una crónica que describe a un joven que toma las calles y quiere “asesinar al rey y posicionarse en contra de sus sirvientes”. Por lo que llama a tomar las calles, junto a sus similares oprimidos.

Una sociedad que lucha genera mejores condiciones de vida, mejores espacios, no solo estéticos sino funcionales para todos y no unos cuantos.

Pero es aún dentro de la lucha que surgen muchas opresiones, actualmente parece que si no es un varón el que lucha “no son las formas”.

Para comenzar a luchar hay que cuestionar y “si hay un movimiento que cuestiona desde las raíces mas profundas todo en lo que creemos, es el movimiento feminista” como lo mencionó la periodista y escritora catalana Montserrat Roig en 1981.  

Foto: Adriana Solares (2019)

Claro que los Rolling Stones y los movimientos de los sesentas se posicionaron en contra de la guerra en Europa y Estados Unidos. En todos los demás países fueron para darle voz a aquellos que no la tenían, a los que no eran siquiera contados.

En nuestros días, esta lucha sigue vigente, devolverle el poder al pueblo, reconocer a las comunidades que no necesitan internet, ni tecnología ni lo que el mundo capitalista le ofrece. Dejarlas ser autónomas y libres.

Sin descripción disponible.
Foto: Elisa Villa Román

FUENTES:

Berman, Marshall. “Baudelaire: El modernismo en la calle”. Todo lo que es sólido se desvanece en el aire. México: Siglo XXI, 1988.

Harari, Noah Yuval. “La alianza moderna”. Homo deus. Breve historia del mañana. México: Debate, 2016. 225-245.

Tonucci, Fancesco. “Ciudades a escala humana: La ciudad de los niños”. Revista de educación. (2009)

Fotografía principal: GUSMUND , “Un violador en tu camino, Ecatepec”

CONTENIDO RELACIONADO