Rolling Stones, el carisma de la eterna repetición (versión México)

Written by on 18/03/2016

La primera vez que Rolling Stones se presentó en vivo, en aquel Marquee Club que defendieron Mick Jagger y Keith Richards hace pocos años para evitar su cierre, era una banda que apenas intentaba seguir los pasos de sus idolos, las leyendas de blues que imitaban en sonido y pose incluso entrada la década de los 70 les dejaron claro que la idea de espectáculo debía involucrar al público, claro que eso también lo aprendieron bajo los gritos de las eufóricas chicas que los seguían en Inglaterrra y los puñetazos que propinaban al aire sus seguidores al interior de Europa en sus primeros cinco años.

La banda con la que nos volvimos a encontrar el 14 y el 17 de marzo ahora más que nunca tiene la base de “la más grande del planeta”, no porqué se haya logrado confirmar de forma científica aquel slogan creado por su manager Sam Cutler en 1969, la comprobación la realizamos con el poder mítico de sus presentaciones, no hay falla, todo instante es explosivo en un set de 18 canciones que solo admite tres variaciones, pero igual de contundentes.

Las primeras veces que los vimos en México cargaban el espíritu de dos discos, ‘Voodoo Lounge’ y ‘Bridges To Babylon’, eran los Stones mostrando algunos destellos de creatividad 30 años después de su formación, ahora nos los encontramos 53 años después sin nada nuevo pero perfeccionando lo viejo, contundentes en la idea de espectáculo, la conexión con el público, las bromas, la pirotecnia y una extraordinaria cantidad de camisas que brindan la ilusión de ver muchos espectáculos entre canciones.

Antes de los Rolling Stones, el boom de rock ’n’ roll de los 50 giraba alrededor del culto al pop alrededor de interpretes con grupos de apoyo que seguían la estricta tradición del espectáculo de esa época. Con ellos cambió la dinámica, Mick Jagger no se colocó como el líder (ese está con su bandana amarrada a la frente a la derecha del escenario), pero era el portador de toda la experiencia que venía acompañada de suciedad, resonantes riffs y el ritmo ululante de Charlie Watts en la batería.

Aquí es donde nos recuerdan que se trata de una banda determinada a crear música que primero los mueve a ellos y después a la audiencia, incluso si el set es una repetición de muchos conciertos, no hay sensación de hartazgo al realizar el cierre con ‘You Can’t Always Get What You Want’ y ‘(I Can’t Get No) Satisfaction’ o tocar por enésima vez ‘Honky Tonk Women’, saben que es lo que el público quiere, sin variaciones, sin nuevos arreglos y con la potencia típica de los Rolling Stones.

Desde el principio el concierto se trata de eso, de la experiencia de ver a la banda más grande del mundo, ellos se lo toman en serio y precisamente eso brindan, un espectáculo de grandes proporciones en el que el público se involucra de lleno, incluso el más incredulo de los asistentes no puede evitar emocionarse cuando el concierto inicia con dos puñetazos como ‘Jumpin’ Jack Flash’ y ‘It’s Only Rock ‘n’ Roll (But I Like It)’, aunque uno se resista, el público termina en el bolsillo de los Stones lleno de euforia.

Lo que vimos ayer en el Foro Sol, es sobre la conexión con el público, empezando por las peticiones de canciones en redes sociales y las bromas sobre los elementos locales por parte de Mick Jagger (la huida del Chapo, la contingencia ambiental, los tacos de chapulines y el “viva México cabrones”), a eso hay que sumarle el diseño de John Pasche que se multiplica en el pecho de todos los asistentes y cinco décadas que hacen que los asistentes estén en diversos rangos de edades, se trata de emociones trasmitidas por generaciones.

¿Cómo no contagiarse con el estruendo y la emoción del abuelito que va acompañado de sus hijos y nietos a brincar y gritar que tiene ganas de pintar un cuarto de negro? No hay forma de escapar a esa conexión y a los 53 pasos de baile que mueven al grupo, si, en la repetición, pero no nos cansamos de apretar ese botón que libera la dopamina.

Jueves 17 de marzo de 2016 – Foro Sol

Jumpin’ Jack Flash

It’s Only Rock ‘n’ Roll (But I Like It)

Tumbling Dice

Out of Control

Let’s Spend the Night Together (by request)

Angie

Paint It Black

Honky Tonk Women

You Got the Silver (Keith Richards on lead vocals)

Happy (Keith Richards on lead vocals)

Midnight Rambler

Miss You

Gimme Shelter

Start Me Up

Sympathy for the Devil

Brown Sugar

Encore:

You Can’t Always Get What You Want (with Coro Elementuum)

(I Can’t Get No) Satisfaction

Tagged as

Rock101

Segunda Odisea

Current track
TITLE
ARTIST

Background