Reggaeton y política ¿Qué sucedió en Puerto Rico?

Escrito por: Luis Acosta

Fecha de publicación: 26 julio, 2019

Categoría:

Recientemente Ricardo Roselló renunció como gobernador de Puerto Rico, en parte, gracias a las protestas que tuvieron a los artistas de reggaeton presionando, pero seamos claros, el reggaeton no derrocó al gobierno y Bad Bunny no es un libertador. Aquí te contamos como estuvo el asunto.

Tras 12 días de protesta en Puerto Rico, con miles de personas tomando diariamente las calles de la capital de San Juan, el día de ayer 25 de julio, el Gobernador Ricardo Roselló Nevares cedió ante las exigencias del pueblo, anunciando su renuncia desde la calle Fortelaza, en donde se construyó un escenario para dar discursos y conciertos. Él dejará el cargo el próximo viernes dos de agosto, dejando ver que la protesta pacífica fue exitosa.

Su situación se había mantenido en tensión desde el ocho de julio, cuando se reveló una serie de conversaciones en Telegram, en el cual el gobernador y sus principales asesores se refirieron a la población de la isla con chistes sexistas, racistas y homofóbicos. En más de 900 páginas de registro, el gobierno se refirió a todos los segmentos de su sociedad con desdeño e incluso se burló de las víctimas del Huracán María. 

Pero el pueblo boricua no solo marchó y gritó consignas. Presionaron de muchas otras formas: desde cantar y bailar hasta practicar yoga y montar a caballo. Activistas y celebridades utilizaron ampliamente los medios sociales y popularizaron etiquetas como #RickyRenuncia, #RickyTeBote, #TelegramGate, #RickyLeaks y #PuertoRicoMarcha para amplificar su mensaje y convocar más protestas.

Uno de los puntos primordiales para que terminara esta revolución con saldo blanco, fue la presión que fungieron varios de los artistas más populares de la isla que se considera como el estado que dio nacimiento al reggaeton y a la música urbana latinoamericana. Las declaraciones de artistas como Daddy Yankee, Nicky Jam y Ricky Martin fueron necesarias para convertir la protesta en una noticia de impacto internacional. Ellos fungieron como concertistas de la revolución, creando escenarios móviles sobre los cuales cantaron para acompañar al resto de los protestantes con música y baile.

Tal como dijo René Pérez, mejor conocido como Residente, “nosotros nos encargaremos de que todo mundo sepa lo que está sucediendo”. Él se mantuvo activo a lo largo de todos los días de protesta, normalmente en compañía de Nicky o de Benito Martínez, mejor conocido como Bad Bunny, quien a esto, dio el primer paso para promover el paro nacional, dando el anuncio a través de su cuenta de Instagram. 

Otros artistas como como iLe, PJ Sin Suela, Farruko y Anuel AA, otorgaron sus talentos compositivos para crear soundtracks de protesta perfecto para las calles, sin mencionar la canción de Residente con colaboración de Bad Bunny: “Afilando Los Cuchillos”. Pieza compuesta por el ex-líder de Calle 13 en la cual llama a Rosselló un dictador, un asesino, un ladrón y un homófobo. El coro de la canción funge como una línea para promover al pueblo su levantamiento.

En resumen, la música de reggaeton se convirtió en el medio perfecto para difundir la oposición de pueblo y presionar la renuncia del gobierno, las declaraciones de los artistas sin duda ayudaron a que esto sucediera; pero el mérito no es exclusivo de un género musical ni de sus artistas, el mérito es del pueblo boricua, de los puertorriqueños que salieron a manifestar sin miedo la inconformidad que el gobierno llevaba arrastrando durante años. Si bien, es interesante que el reggaeton pueda contar una historia de revolución, no hay que idolatrarlo como el principal actor de la rebelión, sino destacar el papel de difusión que tuvo en los medios. Contemos la cosas como deben de ser, y no como las redes sociales lo divulgan.

Siguen atento a Rock 101 para enterarte de las noticias más relevantes y escuchar la mejor música. Puro, Total y Absoluto Rock and Roll!.