Queer as Divine… Queer As 101

Escrito por: Sergio Benitez

Fecha de publicación: 18 octubre, 2018

Categoría:

Este 2018 Divine cumpliría 73 años. Amaba cantar y actuar. Las cejas pintadas y puntiagudas eran lo suyo. Adoraba los vestidos rojos. Anti hippie y apasionada de lo excéntrico.

Su conducta extravagante fue su marca tanto en el cine como en la música… Y murió hace 30 años en su departamento de Los Ángeles, California, a causa de una insuficiencia cardiaca ocasionada por su obesidad.

Nacida en 1945, bajo el nombre de Harris Glenn Milstead, Divine vivió una vida marcada por el rechazo, el maltrato y la exclusión por el simple hecho de ser obesa y homosexual.

Esto la llevó a comer en exageración y a consumir drogas. Sin embargo, en algún momento tomó la decisión de crear algo nuevo, diferente y divertido para exhibir lo más asqueroso que las personas pueden ocultar.

 

Te puede interesar: Sinfonías para cine noir

 

Bajo la dirección de su amigo John Waters, Divine se inició en el mundo del cine, participando en pequeñas producciones, que eran más bien películas sucias y disparatadas.

Por ejemplo, en Eat Your Makeup (1968) pateaba a modelos de moda que eran secuestradas por la niñera de su novio, mientras que en Multiple Maniacs (1970) era violada por una langosta de quince metros de largo.

Más adelante, en Female Trouble interpretó a una niña mimada que decide matar a sus padres y escapar de casa, quedando embarazada y convirtiéndose en modelo… En Pink Flamingos (1972), una de sus actuaciones más reconocidas, realmente hace de todo: desde matar gente, hasta comer excremento de perro.

Hacer todo lo que hizo Divine en su época, no era más que una actitud de total rebeldía; una actitud punk en contra de lo establecido… Es probable que ella no contara con la teoría suficiente para calificar sus acciones como anarquistas, pero es sin duda la Drag Queen, de todos los tiempos, más políticamente incorrecta y transgresora.

 

Te puede interesar: Un mes de celebraciones #QueerAs101

 

Su exposición mediática y sus trabajos tanto en la pantalla grande, como en el mundo de la música, llevaron a Divine a convertirse en uno de los mayores referentes para la lucha por los derechos de los homosexuales.

Divine es el estandarte del movimiento Queer que busca romper con la desigualdad entre los roles establecidos que oprimen a las minorías debido a su orientación o identidad sexual, por ejemplo: lesbianas que visten como hombres o bien, hombres heterosexuales que gustan de vestirse de mujer, aún teniendo esposa e hijos, además de gays que se excitan manteniendo relaciones con mujeres. 

Divine sólo desempeñó una vez un papel masculino en el cine, dentro de la cinta Trouble in Mind, rodada en 1985…

Uno de los reconocimientos recibidos a lo largo de su carrera fue la nominación a los Independent Spirit como Mejor Actor de Reparto por la cinta Hairspray (1988). Participó en más de dieciséis largometrajes, además de cortos y otras colaboraciones, además de haber grabado varios álbumes en la década de los ochentas.