Puro, total y absoluto… Rock Stock!!! - Rock101
Rock101+

Puro, total y absoluto… Rock Stock!!!

Escrito por: Roberto Garza

Fecha de publicación: 20 julio, 2021

Puro, total y absoluto… Rock Stock!!!
Categorías:
Compartir:

Por Roberto Garza

Aunque ya no reviento desde hace mucho, de todos los antros que he conocido –que no son pocos– mi favorito es el Rock Stock, un bar legendario ligado a la estación de radio Rock 101 (nacida en 1984) que estaba ubicado en la Zona Rosa, sobre Paseo de la Reforma, y que dejó una huella indeleble en la historia de la vida nocturna de la CDMX.

El Stock abrió sus puertas el 19 de noviembre de 1987, cuando yo tenía 15 años, y las cerró siete años después, en 1994, dos años antes de que la empresa Núcleo Radio Mil mandara a la goma a la estación. No obstante mi notable minoría de edad, logré entrar por primera vez, con una identificación notablemente falsa, en el invierno de 1988. Esa noche inolvidable tocó Charly Montana, el Vaquero Rocanrolero, y como DJ estuvo Toño Lot, si mal no recuerdo.

En aquel entonces, finales de los 80, las reglas en la CDMX eran más flexibles, mucho más laxas que ahora, y los menores de 16 o 17 años podíamos colarnos a los antros con relativa facilidad, igual que manejábamos sin cinturón de seguridad y comprábamos cigarros y alcohol en cualquier lugar.

En el Stock se materializaron muchas cosas de nuestro imaginario juvenil: la identidad musical de Rock 101, la rebeldía juvenil de finales de los 80, el cabello largo, los tenis y la mezclilla, el gozo hedonista que provoca la fiesta interminable, y un gusto compartido, tribal y salvaje diría yo, por el estilo de vida rocanrolero y el reven que ello implica.

En el Stock le mentamos la madre a Salinas de Gortari; en el Stock nos embriagamos hasta vomitar; en el Stock fumamos mota; en el Stock bailamos y cantamos hasta el amanecer; en el Stock conocí a la mamá de mi hija Lucía; en el Stock le rompieron la madre al Coyote, el único mayor de edad de la banda y el más noble de todos; en el Stock hice grandes amigos y amigas; en el Stock vi a Santa Sabina y a Maldita Vecindad por primera vez; en el Rock Stock, al final de cuentas, me encontré y conviví con la tribu urbana a la que pertenecía, la misma que fue a los conciertos, en ese entonces, de Peter Murphy, David Byrne, The Mission UK, Pere Ubu, The Romantics y un maratón de reggae, entre otros eventos organizados por Rock 101.

Nunca más reventé tan chido en un antro como en el Rock Stock, o por lo menos en uno donde me sintiera tan identificado con absolutamente todo. Salvo por la madriza que le metió un judicial pasado de lanza al Coyote, en el Stock todo fue alegría y diversión. Cuando fui al legendario Viper Room, ubicado en Sunset Strip, en West Hollywood, por ejemplo, casi me peleo con el mamón del barman. En el Stock, en cambio, todos eran buena onda y hasta las bandas convivían con el respetable después del toquín.

En 1994 se acabó el sueño etílico del Stock y lo cerraron, mataron a Colosio, estalló la crisis económica con el llamado “error de diciembre” y, para acabarla de joder, Kurt Cobain se voló los sesos. Todo mal ese pinche año. Así que a la banda nos quedó de otra que refugiarnos en el Bulldog y sus bebidas adulteradas, nada comparado con el Stock.

En enero de 2010, el creador de Rock 101, Luis Gerardo Salas, anunció el lanzamiento de ROCK101ONLINE.MX, la Segunda Odisea, secuela en línea de Rock 101. La noticia me sacudió todas las células del cuerpo. Más de dos décadas después de haber sido un fan irredento de esa estación de radio y su legendario antro, el Rock Stock, un buen día me apersoné con Luis Gerardo para proponerle un programa de radio: BandaSonora101, un espacio dedicado a revisar la relación histórica entre el rock y el cine, mismo que a la fecha continúa al aire en el nuevo concepto Rock101+ y en el 95.9 FM en Guadalajara. Me siento como en casa.

CONTENIDO RELACIONADO



Descarga la app Rock101+

IOS Android