Pennywise – Pepsi Center WTC

Written by on 13/04/2016

 Fotos: Jorge Vigueras, Ulises Garcia y Carlos Chávez

 

Como dicen por ahí ¡Tarde pero sin sueño! pudimos llegar a uno de los eventos que más expectativa nos causó gracias a que la banda estelar nunca había tocado en nuestra ciudad. Si mal no recuerdo, solamente en un festival en Los Cabos por allá del 2002 llamado Mextravaganza o algo así, junto con otros artistas como Roni Size, Cypress Hill, The Crystal Method y Jane’s Adicction, entre otros. Y mucho antes, en 1994 en el famoso Iguanas de Tijuana. Por eso, esta minigira en México pasando por Monterrey, Ciudad de México y Guanatos era una cuenta pendiente hacia los fans del punk-hardcore y miren que resultó toda una fiesta.

 

Al principio creí que el lugar no sería el apropiado por el espacio y la fama sobre el sonido que en anteriores recitales no fue el óptimo. Desgraciadamente me perdí al talento nacional, en los que estaban Dolores de Huevos y AXPI. La primera, es un proyecto entre varios integrantes de la escena local y que está sonando fuerte en estos días, el segundo una banda insignia de la vieja escuela del punk nacional con todo el mérito para presentarse en este tipo de show. Por lo que nos contaron, a los dos les fue muy bien, recalcando que el movimiento tiene mucho auge y no por nada hay tocadas casi cada semana.

 

Cerca de las diez de la noche sale H2O al stage y nos regalan una compacta pero muy buena presentación recordando que apenas unos meses atrás nos habían visitado. En la parte central del público empieza el mosh, el brinco y la ovación a los neoyorquinos. Clásicos como “1995”, “One Life, One Chance” y “Sunday” combinados con tracks recientes como “Skate”, “Use Your Voice” ó “Black Sheep”, sonaron con bastante energía generando la ovación de la banda. Toby nos presenta a su hijo Max quien ya había dado la intro de la banda, éste lanza algunas palabras, entre ellas el “Fuck Donald Trump” aplaudido por todos, y unos minutos más tarde sale de nuevo y se trepa a la bataca para tocar “Nothing To Prove”.

 

 

Para entonces en el público no cesaba el mosh, el crowd surfing; y la alegría era cada vez mayor. Termina H2O de excelente manera con intros a Fugazi (Waiting Room) y The Police (Walking On The Moon) y trancazos como “5 Year Plan” y “Guilty By Association”. Morse se baja a cantar con el público, avienta sus tenis y agradece una vez más el enorme recibimiento de los fans que en todo momento aplaudieron su actuación.

 

Todo quedaba preparado y la espera de tantos años estaba a punto de culminar, la gente comienza  a corear el nombre de “Pennywise” y puntuales a su encuentro, enfundados en playeras lisas color negro, salen los oriundos de Hermosa Beach, California. Jim saluda y tratando de comunicarse en nuestro idioma, truenan los riffs de Fletcher con “Wouldn´t It Be Nice”, seguida de “Rules”, “My Own Country”, “Peaceful Day” y “Unknown Road”. Para entonces, la banda ya volaba, cantaba, aplaudía y poco a poco Jim se contagiaba del gran público, dice que es increíble estar aquí y da un ¡Viva México! Suenan “Waste Of Time”, “Same Old Story”, “My Own Way”, “Time To Burn” y “Perfect People” con los gritos cada vez mayores y el slam creciendo hacia la parte trasera de los asistentes.

 

Lindberg parecía un poco ronco, pero eso no afectó en el desarrollo del show. Fletcher también interactuó mucho con los fans, mencionando lo contentos que estaban y agradeciendo la oportunidad. Pregutan a la banda si les gustan grupos como Dead Kennedys y Bad Religion, de quienes al instante comienzan los acordes de su versión a “Do What You Want”, después Fletcher pregunta si les gustan los tacos, los burritos y principalmente la fiesta. Al momento se escuchan los riffs del clásico “Fight For Your Rights” de los Beastie Boys y la mezclan con un “Pennywise”.

 

La respuesta de los asistentes fue la mejor y anuncian que tienen algunos temas más por tocar. Con los hits “Society”, “Living For Today” y la magnífica “Alien” se van al encore. Mientras se escuchan los ohhhss del coro de “Bro Hymn” y de nuevo el nombre de Pennywise suena preparando el gran final. Los miembros de H2O se unen a la ovación en los micrófonos y la agrupación regresa para tocar su clásica versión a “Stand By Me”, después a Toby de H2O a cantar el cover de “Minor Threat”, para esta hora ya nos encontrábamos en la parte delantera, en medio del tumulto y los empujones, pues no queríamos perdernos de la vibra y la hermandad que este tipo de música y movimiento generan.

 

 

La fiesta termina de la mejor manera, se escuchan de nuevo los coros y “Bro Hymn” se convierte en una de los highlights de la historia de los conciertos en nuestro país. Un tema hecho en homenaje en su álbum debut a unos brothers que habían fallecido en un accidente, y que retoman en su disco “Full Circle” después de que Jason Thirsk, ex bajista de la banda se suicidara en el 96 debido a su alcoholismo. La canción se volvió en himno de fraternidad del punk rock a nivel mundial. Tanto que al momento de tocarla, salen al escenario miembros de staff, bandas participantes, invitados y gente del público. No era para menos que la piel se enchinara, la voz se nos acabara y los abrazos entre amigos demostraran la emoción y alegría de un de los más cálidos y nostálgicos conciertos en muchos años.

Tagged as

Rock101

Segunda Odisea

Current track
TITLE
ARTIST

Background