¡Ooootra vez MORENA!

Escrito por: Rock101

Fecha de publicación: 12 noviembre, 2019

Categoría:

Por Juan Carlos Flores Aquino

Anticipamos en entregas anteriores, todo el desastre que hay en el aún partido del Presidente, MORENA: le escribimos sobre el fuego amigo que hay en ese partido y el riesgo de su perredización, que ya no es riego, sino una realidad ya superada. Sus dirigentes y sus principales cuadros no han entendido, y siguen haciendo enojar a quien los llevó al poder, Andrés Manuel López Obrador.

Primero, con todo el desaseo que fue su elección interna, que ha llevado en picada a MORENA, que ha hecho todo lo contrario a lo que les pidió el Presidente: no mentir, no robar y no traicionar, tan grande es su desastre, que a una semana que tendrían que renovar su dirigencia, no se ponen de acuerdo en un interinato, o en dejar más tiempo a la Secretaria General en funciones de Presidenta, o en convocar antes a un Congreso, o a un Consejo, es decir, son una bola de engrudo que cada vez se hace más grande.

De pronóstico reservado, lo único seguro que se prevé, es que sea tan grande la molestia del Presidente, que termine renunciando a su partido cómo ya lo amenazó en público y en privado. Por lo pronto, un nombre sale como posible interino: Bernardo Bátiz. Falta que acepte el enorme reto de lograr unificar este partido –literal-, y enfrentar las próximas elecciones, prioritarias para el proyecto de la llamada 4T.

Y, en el Senado, corrigieron a tiempo. Lo que ya se percibía como otro desastre en la elección de la nueva Comisionada Nacional de Derechos Humanos, y que seguramente también traía molesto al Presidente, ya que él mismo se pronunció por Rosario Piedra Ibarra, echaron marcha atrás en la cuestionada votación de la semana pasada. Hoy miércoles ya se sabrá en las noticias como se repuso el procedimiento, y que quien sea quien llegué, sea sin el más mínimo cuestionamiento, tratándose del defensor de los derechos humanos en México.

En MORENA parece que nunca aprenderán a ser un partido en el gobierno; siempre se asumen en la oposición hasta entre ellos mismos. “Para que hacer fácil, lo que podemos hacer difícil”, dirían aquellos.