OFUNAM Programa 8 Segunda Temporada 2015

Written by on 15/06/2015

Suite Los Inesperados Caminos de Espíritu

Eduardo Diazmuñoz (1953)

Como lo he comentado en otras oportunidades, tener el privilegio de escuchar una obra en la ejecución de su autor es una experiencia muy enriquecedora, pues no quedan al aire las verdaderas intenciones del autor respecto a lo que quiere comunicar. Los Inesperados Caminos de Espíritu es una suite que el maestro Díazmuñoz compiló de un encargo del maestro Miguel Rico Tavera para musicalizar una película en el 2009.

Es indiscutible el gran oficio del maestro Diazmuñoz, cada pieza de la suite transmite diferentes emociones, habla de los distintos momentos de una narración pero conserva, y esto es algo bien difícil, la gran virtud de ser música con personalidad propia, sin depender de la proyección de imágenes para tener vida. Bajo la diestra batuta del autor, esta ejecución fue verdaderamente fenomenal, una música muy interesante, equilibrada, muy intensa y bella, además de que el privilegio fue doble pues aparte de escucharla de manos del autor, el de esta noche fue su absoluto estreno mundial. ¡Gracias en verdad!

Concierto para Trompeta en La Bemol Mayor

Alexander Arutiunian (1920–2012)

Curiosamente llegué a este Concierto para Trompeta de la mano de un músico excepcional, definitivamente uno de mis favoritos y para rematar, cubano, don Arturo Sandoval y hago hincapié en lo cubano pues parece que esta gente tiene un gen de más cuando se trata de música. Este concierto, un tanto atípico aunque es ya un básico del repertorio del instrumento, resulta excepcionalmente hermoso pues conjuga de una forma muy equilibrada la libertad propia de la trompeta pues creo que es en este instrumento donde más se puede apreciar el sello del intérprete y tiene también una parte académica y técnica muy compleja que requiere de un gran talento para interpretarse adecuadamente, aparecen suntuosos los temas de la Europa Oriental, con un gran sabor gitano en voz de la trompeta, enmarcado por un brillante trabajo orquestal. ¡Buenísimo!

El Mar

Claude Debussy (1862–1918)

El mar, es un trabajo que si bien podríamos llamar sinfónico, tiene otras características que le hacen muy distinto al género. El trabajo orquestal es grandioso, las voces de los instrumentos aparecen claras, relevantes en su individualidad pero el rasgo principal de la obra radica en la profunda impresión que proyecta, los diferentes ambientes marinos son captados y proyectados de manera formidable, a veces basta cerrar los ojos e imaginar la estampa para trasladarse al paisaje que propone, desde el plácido paseo en un velero hasta el desasosiego y el miedo a la fuerza del viento y las aguas, que con su poder infinito no hacen sino refrendar la pequeñez de la vida humana.

Bacanal, de Sansón y Dalila

Camille Saint–Saëns (1835–1921)

Aire y Danza de Bacanal; la primera vez que leí esta frase no me decía mucho, recuerdo haber preguntado a mi má qué era una bacanal a lo que contestó lacónicamente que era una fiesta, era suficiente información para un chamaco de 8 años y sin embargo, desde aquella época, esta pieza me ha causado una emoción tremenda. Hoy la puedo describir así: una pieza que expresa toda la fastuosidad y misterio del Medio Oriente, propuesto por melodías bellísimas en voz de las maderas, con un trabajo espectacular de las percusiones que son quizá el detonante mayor del frenesí que proyecta toda la pieza, conjugado con el gran refinamiento de la música francesa del siglo xix y que, a través del ritmo más sensual que pueda escucharse en una sala de concierto, nos lleva a la culminación orgiástica de la bacanal.

La ópera se basa en el relato de la mitología hebrea de Sansón y Dalila y esta pieza corresponde al momento en el que Sansón ha caído subyugado por los encantos de Dalila, los filisteos, en agradecimiento a Dagón, festejan hasta el exceso por haber capturado a su más temible enemigo.

Expresando el más delicioso deseo con ritmos y melodías subyugantes, no puedo dejar de mirarte a los ojos al convertirnos, por un momento, en una sola alma y un solo cuerpo. Extraordinariamente erótica idea musical: Camille Saint–Saëns, Música para Engendrar.

Eduardo Diazmuñoz, Director Huésped

Rafael Ancheta, Trompeta

Tagged as

Rock101

Segunda Odisea

Current track
TITLE
ARTIST

Background