OFUNAM Programa 7 Tercera Temporada 2015

Escrito por: Juan Dimas Cordova

Fecha de publicación: 18 noviembre, 2015

Categoría:

Hoy comenzaremos al revés. Uno de las circunstancias que más me acercó a la música fue que nos enseñaran los rudimentos de la flauta dulce en la secundaria; flauta dulce, flauta barroca o flauta de pico, es la misma y según yo, tiene cuatro tesituras. Para muchos, fue sólo una curiosidad en sus mocedades aunque yo la seguí practicando un tiempo más y si bien no puedo decir que soy un maestro, saqué algunos temas de la película Bleu de Kieslowski, varios de The Godfather entre otros.
 
Por ahí de los 90 vi en la tele a un tipo que tocaba esa misma flauta que yo tenía en casa de una forma fenomenal, verdaderamente impresionante, mi percepción acústica no empataba con mi percepción visual, no me cabía en la cabeza que de un instrumento tan simple saliera aquella maravilla de música; me había encontrado con la música de Horacio Franco y es que este hombre proyecta su arte de una forma espectacular. Su repertorio, si bien es muy amplio, rescata muchísimas obras barrocas como es el caso del primer concierto de esta noche, donde él mismo realiza una colección de piezas de Johann Sebastian Bach, todos ellos son temas exquisitos.
 
Así también ejecutó una espléndida adaptación a la flauta de un concierto para violín y el concierto il Gardellino, ambos de Vivaldi y en el cual aparece el divino canto de un jilguero en voz del flautín; en todas estas obras se aprecia el gran oficio del maestro Franco pues todas son piezas extremadamente exigentes, en todo el tiempo que duraron estas obras creo que apenas tuvo un minuto en el que él no tocó y además, dirigió a la OFUNAM desde su instrumento. Escuchar al maestro Franco en vivo es una experiencia increíblemente grata.
 

 
La música de Herr Weill es tan característica de su época y lugar, la Alemania de la Primera Guerra Mundial. Los Siete Pecados Capitales fue concebido como un ballet acompañado de música y canto, es decir, una experiencia escénica total y contiene toda la sonoridad de la música de Weill, tan característica, como de Kabarret, tan madura pues además es la última obra importante que compone en Europa; como la mayoría de los europeos de esa época, Weill tenía la mirada puesta en unos Estados Unidos que prometían convertirse en la próxima capital mundial de la cultura, cosa que desgraciadamente quedó en un buen intento.
 
Así, esta obra narra satíricamente el crecimiento de dos hermanas, que bien podrían ser la misma persona, que salen de su casa en Louisiana y recorren el país, presentando su arte en diferentes ciudades, en cada una de ellas la narración gira en torno a un pecado en particular, criticando mordazmente un sistema que podríamos describir con la frase “La que no enseña, no vende” y como tantas artistas de nuestro tiempo, termina levantando su casa con el esfuerzo de su cuerpo, en el sentido más metafórico de la frase.
 
Este concierto fue verdaderamente estupendo, tanto por la selección de obras como por los ejecutantes, el maestro Franco impresionante como siempre, la señorita Karl, en una excelentísima interpretación de las dos Annas, así como los maestros Pineda, Reynoso, Cerón y Cervantes que sazonaron sabrosamente la música de Weill, a lado de una OFUNAM increíblemente perfecta pues nos llevó en un recorrido sonoro del barroco al siglo xx en apenas unos minutos. Aquí es donde aplica aquella frase, tan críptica por momentos y es que quedé Encantado de la Vida.
 
OFUNAM Programa 7 Tercera Temporada 2015
Jan Latham–König, Director Artístico
Horacio Franco, Director Huésped y Flautas de Pico
Natalie Karl, Soprano
Orlando Pineda, Tenor
Gerardo Reynoso, Tenor
Josué Cerón, Barítono
Daniel Cervantes, Bajo
Concierto para Flauta de Pico y Orquesta sobre temas de Johann Sebastian Bach
Horacio Franco (1963)
Concierto para Violín, Cuerdas y Continuo en Sol Mayor, RV 312, en adaptación para Flauta de Pico de Horacio Franco a partir de la versión para Flautino de Jean Cassignol
Concierto para Flauta y Cuerdas en Re Mayor, op. 10, No. 3, RV 428, il gardellino
Antonio Vivaldi (1678–1741)
Los Siete Pecados Capitales –Die sieben Todsünden–
Kurt Weill (1900–1950)