OFUNAM Programa 6 Segunda Temporada 2017

Escrito por: Juan Dimas Cordova

Fecha de publicación: 19 junio, 2017

Categoría:

 
Aunque es incuestionable la similitud entre la música de Ludwigvan y Schubert, quizá la diferencia más profunda sea el que Ludwigvan impacta, sobrecoge, es celestialmente impresionante, no así la de Schubert que es más íntima, personal y tal vez por ello más intensa, pues nos toca el alma. Hay un momento supremo en la vida, aquel en el que nos alcanza la muerte, ¡qué momento más íntimo y personal que este! Y sin embargo es posible compartirlo, dejando un dolor infinito para aquel que acompaña al que muere, pero reconfortando al que se va, abrigado por  los brazos que le amaron.
 
En la Sinfonía Inconclusa encuentro esto, la intimidad terrible del momento de la muerte, el dolor y el luto de quien queda y nos duele la muerte no tanto por quien muere, nos duele porque no sabemos cómo viviremos sin su compañía; inevitable dolor. El ambiente se torna reflexivo, el tema aparece varias veces a lo largo del primer movimiento, replanteando la pérdida, la sinrazón, el dolor y el luto, la orquesta se convierte en una voz dentro de nuestra mente, qué es la vida, los momentos que la conforman, los cariños que nos construyen, los amores, los silencios compartidos, la simple compañía y el calor del abrazo y un día se va todo eso y nos quedamos solos, perdidos. El segundo movimiento nos reconforta, aunque la pérdida es irreemplazable la hemos aceptado, queda lo bueno, lo que no nos gustó se diluye y desaparece y comprendemos que tuvimos una compañía excelsa en este camino y lloramos con una sonrisa.
 

 
Yo tenía pinche un cliente de quien me molestaba bastante su enorme egolatría, fotos con presidentes, fotos de cada logro, fotos con fulano, con fulana e invariablemente quedaba bien con los políticos de moda y de todo ello realmente hizo una galería o como la bauticé en aquel momento, La Egoteca –y me molestó porque yo tuve que scannear toda la mugre galería jajaja–, vamos, realmente no me molesta el éxito ajeno, por lo contrario, soy un fan de la gente exitosa y afortunadamente, amigo de varios, pero eso no me lo digas tú, permite que mi inteligencia te lo reconozca, tengo la suficiente humildad y bonhomía para reconocer las virtudes del prójimo; así, más que un empresario exitoso, nunca me pareció más que un cretino pedante, muy ignorante y con muchos recursos económicos pero tan sólo económicos.
 
Tal es el espíritu que, en mi muy humilde opinión, inspiró la creación de Una Vida de Héroe, en la que Herr Strauss retrata su vida gloriosa, obviamente siendo él el héroe y representando a sus críticos como enemigos a vencer. La obra, musicalmente, es exquisita pues va desarrollando los personajes a través de leitmotiven que exaltan las cualidades de cada personaje, una pequeña melodía en voz de cierto instrumento que da vida al héroe, a su amada y a todos aquellos ponzoñosos a los que les desagrada el héroe por el simple hecho de existir o como dice nigga, haters gonna hate; el trabajo orquestal es impresionante, tanto por la cantidad de músicos como por los colores y texturas que desarrolla cada instrumento y todos ellos en conjunto, es verdaderamente formidable, lo único que no deja de ser un poquito chocante es el origen su poema sinfónico, el último de ellos, la terrible egolatría y la insana necesidad del reconocimiento ajeno, total, si usted es chingón no necesita que alguien venga a decírselo, ah pero aquí la trampa, si usted no es chingón, necesita escuchar de boca de todos que sí lo es, a ver si entre todas esas opiniones pueden derribar a la certeza propia de que no hay tal talento; al final todos tenemos opiniones y son sólo eso, opiniones.
 

 
Un programa que me hizo reflexionar mucho, la vanidad humana, lo mismo que su estupidez es algo que parece no tener límites PERO –porque siempre hay un pero jajaja– la muerte está aquí, a la vuelta, a un brazo de distancia, siempre, permanente, lista para tocarnos y demostrar que… bueno, no sé qué nos demuestre, o quizá sí, pero no lo voy a decir aquí. La bellísima OFUNAM como siempre, revolviendo los sentimientos más profundos de mi alma, bajo la dirección encantadora del maestro Ola Rudner y el maestro Kwapisz en un bellísimo solo, dando voz a la amada del héroe en el que es uno de los pasajes más hermosos de la obra de Herr Strauss.
 

 
OFUNAM Programa 6 Segunda Temporada 2017
Ola Rudner, Director Huésped
Sinfonía No. 8, en Si Menor, D759, Inconclusa
Franz Schubert (1797–1828)
Ein Heldenleben, Una Vida de Héroe, opus 40
Richard Strauss (1864–1949)