OFUNAM Programa 2. Tercera Temporada 2015

Escrito por: Juan Dimas Cordova

Fecha de publicación: 28 septiembre, 2015

Categoría:

Las Danzas Húngaras más famosas son la uno, la tres y la cinco pero hacen un total de veintiuna, en ellas Brahms se nutre del folklore húngaro, que en aquella época resultaba ser algo exótico, proveniente de una Europa lejana, y crea esta serie de danzas que si bien mantienen la esencia de la música gitana, resultan altamente sofisticadas, con una hermosura difícil de resistir, altamente seductoras, parte por la influencia popular pero también por su gran riqueza orquestal y rítmica.
 
Si bien la música de Korngold está plenamente identificada con su época, pleno siglo XX, también tiene grandes reminiscencias de la música romántica y quizá de los grandes maestros rusos; en este Concierto para Violín encontramos la fastuosidad de los grandes conciertos decimonónicos, el primer movimiento es alegre y audaz, el discurso del violín es brillante y de gran exigencia; el segundo movimiento es suave, claro y luminoso, la orquesta se convierte en una referencia sonora, mínima pero significativa, que enfatiza el discurso del solista; el tercer movimiento tiene un lenguaje totalmente cinematográfico, Korngold musicalizó algunas películas y es en este movimiento donde se desarrolla todo este lenguaje, muy expresivo, quizá hasta narrativo, con diferentes moods y con gran poder.
 
Decires de abuelas, el vals y la polca, música escrita seguramente por el demonio, incitaba a las virtuosas doncellas a experimentar pecaminosos arrebatos carnales en los brazos de sus amados, con esos bailes tan, tan, tan… obscenos. Y es que, si bien el vals, contextualizado en nuestra época nos parece algo kitsch debido a muy mediocre costumbre de utilizarlo en fiestas, no deja de tener su gran encanto y es muy fácil encontrar aquello que seguramente sedujo a más de una virtud.

 
En el Hermoso Danubio Azul es quizá el más famoso de los valses, utilizado desde canciones para pedir pastel y hasta por mr. Kubrik en su gran odisea espacial es una obra hermosa, sofisticada, con un encanto difícil de resistir y que, a pesar de todas las significaciones que pueda tener debido al abuso que sea hecho de ella, yo prefiero quedarme con le belleza pura, llena de encanto que aún encuentro en sus notas.
 
Herr Strauss (Richard en este caso y no Johann como en el anterior) experimentó en sus óperas dramáticas con tonalidades y estructuras vanguardistas, propositivas, sin embargo en El Caballero de la Rosa mira un poco a la música de siglos anteriores y desarrolla una ópera cómica, de enredos, muy similar a las mozartianas Bodas de Fígaro. La suite se compone de diversos pasajes, que dan un panorama general del mood de la historia y en mi gusto muy personal es el vals el que más destaca tanto por su belleza como por su anacronismo pues el argumento se sitúa en el siglo xviii; no es un vals brillante y luminoso como los de salón de baile, es más bien arrabalero, decadente, muy propio al talante del barón Ochs. En fin, es una gran obra que se debe apreciar en toda su extensión.

 
Este segundo programa de la temporada ofreció obras que tienen un tenue lazo de unión, ya sea por la temporalidad o la germanidad, como sea, son obras hermosas y altamente disfrutables. El maestro López Reynoso con una conducción más madura cada vez, definitivamente excelente con la suite de R. Strauss y el maestro Kwapisz, concertino de la OFUNAM, con una ejecución estupenda del concierto de Korngold, que es una obra de grandes exigencias técnicas y expresivas y que, como nota al margen, John Williams, gran plagiador y compositor de la música de ‘Star Wars’, arrebata un par de temas de este gran concierto para incubar sus “creaciones”.
 
OFUNAM Programa 2. Tercera Temporada 2015
Iván López Reynoso, Director Asistente
Sebastian Kwapisz, Violín
Danzas Húngaras No. 1 y No. 5
Johannes Brahms (1833–1897)
Concierto para Violín y Orquesta en Re mayor, op. 35
Erich Wolfgang Korngold (1897–1957)
En el Hermoso Danubio Azul
Johann Strauss II (1825–1899)
Suite de El Caballero de la Rosa
Richard Strauss (1864–1949)