OFUNAM Programa 1 Segunda Temporada 2016

Written by on 04/04/2016

Se considera que la música puede dividirse en música antigua y música moderna antes y después de Bach, hoy quizá sería justo considerar otro nuevo parteaguas, antes y después de Stravinski y es que el espíritu de innovación, vanguardia y experimentación cambió la forma de hacer música en el siglo xx, nadie que abordara una vanguardia pudo sustraerse a su influencia y quien no lo hizo compuso música que suena a vieja. Como sea, Stravinski es uno de los pilares de la música actual.

 

En este estupendo concierto con el que inicia la segunda temporada 2016 de la OFUNAM disfrutamos de tres obras, todas tan distintas entre sí pero también todas con el sello personalísimo del compositor.

 

Las Suites para Pequeña Orquesta fueron en un inicio un divertido ejercicio didáctico para sus propios hijos, a través de pequeñísimas obras para piano a cuatro manos que representaban o retrataban a personajes reales con los que la familia convivía y que finalmente decidió orquestar algunos años después de componerlas, son finalmente pequeños retratos, como cómics que relatan toda la historia en un solo cuadro, todos en muy diferentes moods.

 

Pulcinella es un ballet que mira hacia atrás, retoma la figura del Polichinela de la Commedia dell’Arte y recrea una historia divertida a través de estos tan conocidos personajes; en cuanto a la parte musical, al recibir Stravinski el encargo de crear esta música, lo hizo con la consigna de trabajar sobre unas partituras de Pergolesi que le fueron entregadas en ese momento, lo que no fue muy de su agrado en un primer momento pero que provocaría toda una revolución en su forma de componer y concebir la música.

 

 

Reelabora de la forma más exquisita esta música totalmente barroca sin quitarle su esencia y sin embargo impregnándola de su propia personalidad, apreciamos una obra totalmente barroca pero también una obra totalmente nueva, renovada, moderna de muchas maneras, antigua en otras tantas lo que da como resultado una de las obras más delicadamente exquisitas que se puedan apreciar dentro de la música del siglo xx. La instrumentación sigue las formas antiguas, pasando los temas por cada una de las voces principales de cada familia de instrumentos, dentro de una orquesta pequeña, misma que interpretó las suites anteriores.

 

Le Sacré du Printemps o La Consagración de la Primavera es en mi opinión, la obra más trascendente del siglo xx. A más de cien años de su estreno, es una obra que no pierde su vigor y frescura y son famosas las anécdotas alrededor de ese momento, las diversas reacciones, a favor y en contra, del público y de los grandes músicos de la época, muchos de los cuales no entendieron o no quisieron entender esta nueva música que rompería con todas las tradiciones musicales imperantes hasta ese momento.

 

Los recursos sonoros en la obra, a cargo de una orquesta de grandes dimensiones, son innovadores, inesperados y muy efectivos, se aprecian los ambientes primitivos y delirantes de los ritos paganos, expresados por temas recurrentes y bien definidos, la armonía y el ritmo tienen un papel principalísimo y juntos recrean una gran sensación de excitación y poder, es indiscutible la emotividad visceral que provoca la música, llevándonos de la mano en el frenesí del rito, hasta llegar a la consumación sacrifical de la doncella en honor a La Primavera.

 

Difícilmente podría considerar otra obra para iniciar tan acertadamente esta segunda temporada como con Le Sacré du Printemps, un respiro fresco y poderoso en una noche calurosa de esta incipiente primavera que amenaza con ser terriblemente caliente y que hace un poco más insoportable esta ciudad, en la que parece que no vive en ella la gente que está a cargo de administrarla.

 

Como sea, los que sí vivimos aquí y deseamos convertir este espacio urbano en un lugar decoroso, apreciemos el arte de la OFUNAM y toda la oferta cultural que anda por aquí y por allá y que puede usted seguir a través de la señal de Rock 101 y que logra hacer de nuestra existencia algo verdaderamente placentero. El joven maestro Dos Santos dirigiendo la OFUNAM fue una grata sorpresa pues hicieron de la obra de Stravinski algo para disfrutar inequívocamente, olvidándonos por un buen rato del estúpido Hoy No Circula.

 

OFUNAM Programa 1 Segunda Temporada 2016

Joshua Dos Santos, Director Huésped

Suites para Pequeña Orquesta No. 1 y No. 2

Suite de Pulcinella

Le Sacré du Printemps

Ígor Fiódorovich Stravinski (1882–1971)

Tagged as

Rock101

Segunda Odisea

Current track
TITLE
ARTIST

Background