OFUNAM Gala Rossini

Written by on 08/02/2016

La música de Rossini tiene características sumamente especiales por lo que uno puede reconocer cualquier obra de él sin ningún problema, la forma tan peculiar con la que crea figuras sonoras, el uso particular de las cuerdas o de cornos y trompetas constituyen su sello y aunque podemos decir que su música es, por lo general, alegre y divertida, en esta noche escuchamos tres piezas especialmente dramáticas y hasta dolorosas.

 

Ermione es una obra dramática que narra los últimos días de la caída de Troya. En esta ópera, il signore Rossini introduce algunas innovaciones quizá demasiado arriesgadas para la época o recursos a los que no tenía acostumbrado a su público lo que hizo que la obra no gozara de popularidad en aquellos tiempos; en la obertura, por ejemplo, la introducción orquestal cuenta con la intervención excepcional de un coro y que a nuestros oídos puede parecer algo atinado aunque no es usual pero no para aquellos públicos; como sea, es una obra llena de vigor, de sonoridades exquisitas llenas de figuras rossinianas, con crescendos estupendos y que inevitablemente contrastan los momentos brillantes y ligeros con el tono dramático de la obra en sí.

 

 

Il Pianto d’Armonia sulla morte d’Orfeo es una cantata para orquesta, tenor y en la que también el coro tiene un gran papel, el contraste sonoro también es evidente aquí, las cuerdas expresan el dolor por la muerte del más grande músico de la antigüedad, Orfeo y en las maderas aparecen los acentos brillantes y ligeros, tan propios de la música rossiniana; el tenor interpreta dentro de una forma propia del período clásico aunque se aprecian grandes influencias de técnicas barrocas, hay un pasaje de la obra en el que hace gala de una coloratura exquisita y más adelante hay un momento en el que tenor y cello realizan un dueto hermosísimo pues ambas tesituras se complementan de maravilla; el encuentro de tenor y coro es magnífico y le confiere un poder tremendo a la obra.

 

El Stabat Mater es un himno atribuido al papa Inocencio III y su secuaz Jacopone da Todi, en él se narra la escena, seguramente dolorosísima, de María al pie de la cruz viendo morir a su hijo. Este ha sido un tema socorridísimo en las artes, tanto en música como en pintura y muchos artistas han hecho su versión. Il signore Rossini no fue la excepción aunque más por haber recibido el encargo de un prelado español que por voluntad propia pues no destacó por ser un hombre religioso. Así, encontramos una obra de una elaboración exquisita, en la cual conjuga elementos típicos de la música antigua, como la forma del canon y, en conjunto con su sello tan especial, crea una obra innovadora con antiguas raíces.

 

El tejido orquestal proyecta poderosamente las voces del coro, de igual manera con las voces de los solistas, ya por separado ya en su conjunto y en las que también teje deliciosamente las tesituras de ellos, haciendo juegos sonoros exquisitos y creando efectos estupendos a la entrada de orquesta y coros como la transición del Quando Corpus Morietur que es cantada a capella por los cuatro solistas y al pasar al número final, In Sempiterna Saecula, la entrada estruendosa del coro y orquesta inflaman el alma de brío.

 

 

Así, a pesar de ser una obra inspirada en el dolor de la madre y del muriente, dolor que legitima el dolor que idealmente deben padecer los adeptos a esa fe y que a lo largo de poco menos de dos milenios ha servido para manipular la vida del hombre entregado a esa creencia y constituido una de las empresas más exitosas de la historia humana, aun así el arte logra alivianar los terrores del martirio y permitir que la apreciación de la belleza deje un poco de lado los oscuros horrores que puede también crear la voluntad humana.

 

La OFUNAM bajo la dirección cada vez más madura y sólida del maestro Iván López Reynoso, ejecutaron deliciosamente la música de il signore Rossini, que escucharla es siempre un verdadero placer. El trabajo de solistas y coro fue estupendo y lograron proyectar toda la belleza y por qué no, el drama propios de cada una de estas obras.

 

OFUNAM Programa 3 Primera Temporada 2016

Iván López Reynoso, Director Huésped

Javier Camarena, Tenor

Gabriela Herrera, Soprano

Guadalupe Paz, Mezzosoprano

Alejandro López, Bajo

Coro Sinfónico Cantarte

Manuel Flores, Director Coral

Obertura de Ermione

Il Pianto d’Armonia sulla morte d’Orfeo

Stabat Mater

Gioachino Rossini (1792–1868)

Tagged as

Rock101

Segunda Odisea

Current track
TITLE
ARTIST

Background