¿Nos escuchas Major Tom?

Written by on 11/01/2016

Sumamente extrañado, por consecuencia muy bien recibido al lanzar ‘The Next Day’ y ‘Blackstar’, un disco extraordinario que puso al mito nuevamente al frente, que crece aún más cuando decir la frase “Bowie Is” se convierte al mismo tiempo en pasado. Hoy es tan certera la frase… “planet earth is blue and there’s nothing I can do”.

Difícil definir la influencia de una sola persona, más complicado explicar como sus diferentes personalidades definieron a tantos músicos, no alcanza el espacio pero podemos hablar de dos momentos recientes, uno cuando Radio Soulwax entregó la mezcla perfecta audiovisual titulada ‘Dave….’.  Otro es el proyecto de Fritz von Runte, quien pensó en las sincronías al trabajar en ‘Bowie 2001’, donde más allá de combinar a David Bowie con el clásico de ciencia ficción ‘2001: A Space Odyssey’ crea una nueva secuencia de escenas con el ritmo de varias canciones remezcladas, para crear una nueva historia alrededor de las múltiples personalidades que ha adoptado el músico.

La realidad es que debido a producciones fundamentales como la trilogía de Berlín y ‘The Rise and Fall of Ziggy Stardust and the Spiders from Mars’, el nombre David Bowie es sinónimo de sorpresa y una serie de personalidades que siempre estás dispuesto a explorar.

El elemento sorpresa era parte de su historia, desde ‘Pin Ups’ (1973) ya nos estaba diciendo algo, tal vez no escuchamos con mucha atención hasta que apareció ‘Bowie 1965!’, lanzado como edición limitada para Record Store Day 2013, la nueva capa que descubrimos de Bowie provenía de los años previos a la formación del personaje, nos decía más que su regreso lleno de nostalgia titulado ‘The Next Day’.

El EP de 7” nos mostraba la época en que David Robert Jones se propuso ser compositor y, al no ser un escritor natural, buscó la inspiración en la práctica diaria del oficio hasta que encontró su estilo en ‘Space Oddity’ en 1967. Curiosamente ese prncipio de continuar experimentando nos llevó a su última producción discografica, la de las cenizas que nos hacen entender fnalmente esa estrella negra que marcó su último álbum y de alguna forma entender las convulsiones que se expresaron tanto en los sus últimos dos vídeos.

The Manish Boys y Davy Jones & The Lower Third fueron su inicio, en ambos se veian los temas constantes, como en ‘Take My Tip’, que ya incluía la frase “you’re playing with the spider who possess the sky…”, demostrando que la araña empezó mucho antes de las extravagantes actuaciones de la década de los 70.

El personaje desarrollado, que terminó agradeciendo a su amigo George Underwood la extrañeza que provocó ese lápiz en el ojo, creció con los años a través de diversos mitos, los más notables en ‘Cracked Actor’,  una película en torno a artificios y afectaciones, tratando de poner orden en un hombre que está viviendo a propósito en el caos. Cuando una pregunta sumamente lógica obtiene como respuesta la comparación entre una mosca en la leche y la forma en que se absorbe el mundo, comprendes que era la historia de David Bowie como un artista confundido, tratando de encajar en algún lugar que no entiende sin los discos sobre personajes específicos.

Sin embargo ese no era el propósito inicial del documental, solo se pretendía seguir al cantante en la gira promocional de ‘Diamond Dogs’ por Estados Unidos en 1974 y lo que se obtuvo fueron imágenes reveladoras y la creciente leyenda interrogándose a sí mismo mientras que su relación con su esposa Angie se caía a pedazos y su adicción a la cocaína continuaba creciendo. ‘Cracked Actor’ reveló un Bowie con un futuro incierto, vulnerable y en ocasiones incoherente, pero que en el escenario era magnífico.

La lista de nuevas ideas que se mostraron en el documental fueron más allá del estado alienígena de Ziggy Stardust, presentando a David Bowie entre desvaríos, la consciente construcción de canciones a través del método cut-up y practicando ante el público su antigua labor como mimo, detalles que llevan a la figura a otro nivel y la regresan a un estado de confusión cuando explica que a veces se siente como en el asiento del copiloto, observando que el conductor acelera sin que él pueda evitarlo. En palabras del vocalista: “Eso es el éxito. El primer impulso de ser totalmente desconocido a ser conocido con gran rapidez”.

Amando al alien, buscando a la gente gato y siguiendo el último viaje del Major Tom, Rock 101 dedicará 10 horas de transmisión en el especial #DavidBowie101, hacemos contacto con el starman de 10:00 a 20:00 horas.

Tagged as

Rock101

Segunda Odisea

Current track
TITLE
ARTIST

Background