MutekMX, once años provocando la sensibilidad sonora de vanguardia

Escrito por: Karina Cabrera

Fecha de publicación: 26 octubre, 2015

Categoría:

Desde el año 2000 Montreal ha sido el centro del festival Mutek, un espacio de difusión y desarrollo de la música electrónica y la cultura digital que ha alcanzado un nivel globalizador a través de sus techno fiestas patentadas. A nuestro país llegó como una especie de extensión de otros festivales, entre ellos el Love Parade, pero lentamente logró separarse de todos los proyectos existentes, pero no con timidez, durante once años ha sido agresivamente vanguardista, tanto así que aquello que presentaba en su primer acoplado era incluso demasiado adelantado para el 2005 y llegó al mainstream varios años después.
 
Desde esa época en la que apareció el disco con Imeca Music se percibía un ambiente autogestivo lleno de descomposición, post-pop, paisajismo sonoro, abstracciones electroacústicas, sonidos atmosféricos y el ambient que fácilmente podía alcanzar instrumentos novedos y experimentos visuales. Diez años después de ese material, once de la realización del festival y el cambio de sedes e incluso estados donde se realizaba, la reflexión e intercambio de discursos sobre la música electrónica se revela intoxicante y fortalecida en el 2015.


 
Los cuatro días que duró MutekMX (con un evento de clausura suspendido por el mal clima que nos dejó el huracán Patricia) provocó desplantes post-bailables y atmosféricos, llevándonos del entendimiento de la música electrónica en sus eventos durante el día a la ejecución en la noche de la música con procesos en tiempo real, beats, el profundo carmesí de las luces y los visuales con un fin tan concreto como físico, la electrónica bailable para sacudir los datos.
 
Mutek 2015 nos llevó a la intervención del Hotel Sevilla, la apropiación del Centro de Cultura Digital con las palabras y el alucinante viaje de la materia oscura y la luminescencia en el Domo Digital y finalmente hasta la periferia del Foto Museo Cuatro Caminos con la música experimental, el contexto latinoamericano, la redefinición de la experiencia sonora y musical a través de la tecnología digital, la improvisación, el sudor, el movimiento de cientos de pies dentro de un mismo espacio y la convergencia de MutekMX con Boiler Room.

Una vez más descubrimos que MutekMX, como un ente que explora la sensibilidad sonora y da pie a nuevas tendencias, definitivamente es la viva representación de esa vanguardia electrónica que intenta impulsar anualmente, destilando en cada beat las posibilidades que alcanza año con año la música para robots con alma. Fue un buen año para mostrar esa dualidad junto con el Reino Unido, pero prepárense que el año siguiente es el turno de Alemania, eso desde este 2015 ya huele a krautrock y techno.