Modelo de comunicación

Escrito por: Luis Gerardo Salas

Fecha de publicación: 29 agosto, 2019

Una de las características del proyecto Rock 101, desde su inicio, fue proponer una nueva forma de comunicación. Si estabamos proponiendo una nueva radio, enfocada a nosotros los jovenes -entonces yo tenia 21 años-, era claro que no ibamos a utilizar la terminología, las inflexiones, los modos y el lenguaje de generaciones anteriores que, para nosotros, ‘ya no estaban en onda’ como hubieran los susodichos definido nuestra apreciacion… de nosotros!

Construimos un lenguaje en el que no tuvimos miedo a los neologismos que muchas veces explicaban con mas claridad las emociones que las canciones nos provocaban. Eliminamos formas que consideramos anacrónicas en el lenguaje, con el fin de incrementar la velocidad narrativa al aire -no es lo mismo escribir para leer en silencio, para nosotros, que escribir para leer en voz alta para los demás-.

Sintetizamos la construcción de los distintos conceptos que proponíamos partiendo del principio de empatía, esto es, partir del principio de que la gente que nos estaba escuchando estaba en nuestra misma referencia sociocultural. Y, creo lo mas importante, creamos con humildad, persiguiendo obsesivamente la identidad, la claridad, la definición perfecta del mensaje. En el ‘click’ con la audiencia, en la comprensión de ideas cuyo éxito radicaba en la complementación mental del receptor, radicaba el éxito del nuevo lenguaje, y solo se podía construir con una cuidadosa revisión permanente que fuera lo suficientemente autocrítica como para reconocer cuando nuestras ideas estaban muy voladas, o simplemente mal hechas. Ensayo error, ensayo error fue el ritmo de esos tiempos.

Ese nuevo lenguaje que nos iba a convertir en un fenómeno cultural que comenzó a través de las cápsulas en medio del corte comercial, las viñetas de las canciones, la idea musical, los promocionales de la estación, y fue expandiendose a la promoción de conciertos, el diseño de Rock Stock, y posteriormente a W Radical, El Rimmel, Aca World Sound Festival, y hoy en día a rock101online.mx y Rock 101 95.9 Guadalajara.

El lenguaje y el diseño de una comunicación ‘a prueba de balas’, coherente con el principio de nuestros objetivos, y lógica en la creación de un nuevo entorno, fueron los bases para poder llevar una estación de radio a un fenómeno mucho mas desbordado que el día de hoy, con nuevas generaciones cuya creatividad ya parte de los cimientos que comenzamos a construir hace 35 años con una libertad fascinante, continua provocando al cuadrante.

En medio de una crisis cuyas consecuencias aun no se pueden predecir, y que es la implosion de la mass media en Mexico, precisamente esa falta de construcción de modelos de comunicación es la que esta consumiendo brutalmente la existencia de grandes consorcios. La falta de una construcción conceptual sólida, ‘a prueba de balas’ provoca el derrumbe de estructuras que sobrevivieron en la disfuncionalidad de una relación perversa entre poder y negocios.

La 4T lo que hizo fue quitar el tapete económico de un jalón. La inversion en horas y horas de radio hablada con el único fin de buscar parte del presupuesto que el gobierno distribuía entre los medios para mantener una mediatizacion informativa, fue eliminada de tajo y entonces la tv y la radio, cuyo ingresos promediaban entre un 30 y un 40 por ciento de su totalidad de ventas -hubo casos en los que representaban hasta un 80 por ciento- se dieron cuenta que no habian invertido en desarrollar talento en ninguna otra area del complemento de contenido que no fuera la radio hablada.

Sin el interés de la industria de la publicidad que ante la falta de opciones en radio volteo hacia los btl’s, promociones, ‘activaciones’, cuya compra y supervisión son mas económicas, y sin brújula sobre el futuro, repito, la ausencia de un modelo sólido de creación esta sentenciando a los medios a una crisis de total coyuntura en donde no sabemos que encontraremos, si acaso queda algo, del otro lado.