Mi soledad compartida - Rock101

Mi soledad compartida

Fecha de publicación: 5 diciembre, 2020

Mi soledad compartida
Categorías:
Compartir:

A lo largo de estos meses que han transcurrido lentamente, al menos a mi parecer, la soledad ha sido un compañero constante. Ha sido quien me acompaña en las noches de insomnio, cuando el anhelo de salir y los entrañables recuerdos junto a mis seres queridos roban mis sueños. Es quien repentinamente llega mi mente y suavemente susurra en mi oído aquellos pensamientos que no me atrevo a expresar, que reafirman el constante miedo que me invade en cada visita suya.

¿Es normal sentirse sola estando rodeada de personas? Aunque ellos se encuentran al alcance de mi palma, la distancia parece aún mayor, como si hubiese algo que me impide verles y escucharles, llamar y preguntar un simple cómo has estado. 

Tal vez es la frialdad del pequeño móvil; quizá sea nuestra poca interacción a través del monitor.

Si me detengo a pensar sobre los cambios en mi vida durante este tiempo, probablemente la nostalgia se presente otra vez. He perdido a muchos que apreciaba, miembros de la familia, aquellos con quien compartí momentos inolvidables que no volverán.

Mi estabilidad emocional también se vio afectada al encontrarse en una montaña rusa de emociones, donde las caídas han sido tan fuertes que han logrado hacerme temblar, de estremecer mi corazón mientras las lágrimas se deslizan lentamente a través de mis mejillas.

He conocido partes de mí que no había descubierto antes debido a mi ocupada agenda; encontré cosas nuevas que me desagradan, pero también otras que alegran mi pequeña vida, que me gustan y emocionan.

Conversando con los demás, sus historias llenas de anécdotas nuevas, creadas dentro cuatro paredes han despertado en mí la curiosidad por conocerles nuevamente, como dos extraños que jamás se han visto. Ellos también son un mundo lleno de misterios, galaxias y estrellas que aumentan el brillo de sus almas.

A pesar de todas las malas experiencias, los buenos momentos siempre se interponen y me impulsan a seguir caminando, a desear correr y observar la vida desde una nueva perspectiva, donde soy yo quien dirige mi vida y decide sobre ella. Si este tiempo no hubiese ocurrido nunca, desconozco si hubiera sido capaz de aprender tanto en un periodo de tiempo tan pequeño. He aprendido que en el camino de la felicidad, a veces es necesario transitar por senderos más oscuro y estrechos.

Aun no sé si esta temporada ha sido buena, o si alguna vez podré responder a esa interrogante, pero agradezco lo que mi soledad me ha enseñado.

Escrito por: Chiara Calixto, CDMX, 2020.

Escrito por: Rock101

CONTENIDO RELACIONADO