México ya le ganó a Suecia y conquistará Rusia

Written by on 27/06/2018

Eran las 3:30am y mi despertador sonó. Por fin el taaaaan esperado partido llegó. México como siempre luchando hasta el final por el cuarto partido. Sí, así somos y seremos, un pueblo de lucha y entrega; un país de esfuerzo y cosas raras; una nación que sufre y ríe al mismo tiempo.

Hoy 11 guerreros mexicanos enfrentarán a un equipo sueco lleno de futbolistas terrenales. En los 22 jugadores no hay figuras como Zlatan Ibrahimović, quien por su soberbia, se quedó en las tribunas observando el mundial de Rusia 2018.

El sol pega desde las 4:30am con la fuerza de sus destellos en el corazón de más de 30 mil aficionados mexicanos que acompañaremos la aventura de nuestros tricolores.

Tomamos un vuelo de más de 2 horas rumbo a Ekaterimburgo, una de esas ciudades ricas en cultura e industria, rodeada por los impresionantes Montes Urales.

Esta orbe es considerada como una de las más poderosas a nivel mundial y muchos rusos la visualizan como su nueva capital económica.

Aquí asesinaron al último zar, Nicolás II y a su familia, y como muchas de las sedes mundialistas, esta ciudad fue llamada de 1924 a 1991 como un héroe de este país, “Sverdlovsk”, seudónimo que adoptó Yákov Mijáilovich Sverdlov, un político ruso que lideró a los bolcheviques para acabar con la tiranía de los zares.

Mi emoción cada día se enciende más. En el juego contra Corea del Sur me encontré a Víctor Edú, uno de esos periodistas deportivos anónimos que pocos conocemos pero todos leemos. Fue de los creadores del periódico Récord y ahora está en una aventura llamada Referee, medio digital que comanda @Martinolimx

“Nunca había visto este apoyo de la afición en ninguno de los mundiales que he cubierto. Hay una conexión bárbara”, palabras más, frases menos, sintetizo la euforia que dejaba ver el periodista @EDUX77 a los aficionados que esperábamos el vuelo – el sábado pasado – en Rostov on Don, ciudad en la que México derrotó a Corea y en la que también venció a cientos de fantasmas que rodeaban a la selección.

Pero en este momento es otra historia y todos lo sabemos. Vamos por el tercero, cuarto, quinto y hasta el partido que nos reconozca la gloria futbolística: la Copa del Mundo.

Suecia es el rival. Ellos destacan por jamás presumir sus logros empresariales como Spotify, Skype, Oriflame, King (Candy Crush) o Mojang (Minecraft). Tienen 10 millones de habitantes y también está valorado como el país con la mejor reputación del mundo por sus programas de sustentabilidad, su estabilidad política y sus avances económicos y sociales.

https://www.bbc.com/mundo/amp/noticias-43092711

Suecia recicla el 99% de sus residuos y el 52% de la producción de energía se genera con recursos renovables, además de que abrió sus fronteras a 163 mil refugiados de la Guerra Civil Siria. Pocos lo valoran y ellos no se cansan de guardar un país bajo. Tal vez por eso les va bien. Predican con el ejemplo sin esperar nada. El éxito y trabajo en equipo es una actividad diaria.

Pero hoy los suecos saben que no pueden con la euforia mexicana. Es algo que nadie sabe explicar pero que todos sentimos. Hoy vamos a ganar lo que hemos forjado en esta aventura mundialista y todo el mundo será testigo de una hazaña que será el comienzo de una nueva historia deportiva.

Incluso, los miles de turistas que están en Rusia admiran a nuestra selección, y como pocas veces, el ánimo está al 100% con el equipo nacional.

Hoy sí imaginamos cosas chingonas, hoy sí creemos que dejaremos el alma y la técnica en el campo de juego, hoy sí somos el jugador número 12, 13 y los que se necesiten para alentar a un grupo de jugadores que disfrutan su “trabajo” partiéndose el alma por un equipo, por sus familias, por sus seguidores, por un país.

Hoy sí les estamos ganando a los suecos en euforia y pasión. Qué importa el boletín falso de la Federación de Suecia que solicitaba a sus aficionados no vestir la camiseta del Cruz Azul cuando ya se rompió ese mito en el partido de Alemania y Corea al ver a algunos compatriotas con el jersey del legendario Carlos Hermosillo o del “Gato” Marín.

Nadie habla de ratones verdes, nadie se acuerda de los fantasmas de los últimos mundiales, nadie piensa en un resultado adverso, nadie se visualiza solo en el cuarto partido, nadie se ve derrotado antes de arrancar el partido.

@CH14_ alias “El Chicharito” Hernández es uno de esos tipos que más allá de sus cualidades futbolísticas mueve conciencias, alienta causas y guía a un puñado de jugadores a dejar todo por todos.

Hoy me tocó ver a Tomás Balcazar, su abuelito, tomar el vuelo de Moscú a Ekaterimburgo como uno más de los aficionados mexicanos. En su silla de ruedas apoyado por Javier Hernández (padre de nuestro “Chicharito”) me demostró que no hay imposibles mientras se tenga temperamento, entrega y pasión.

Quizá su nieto sea el estandarte del nuevo mexicano y su legado deportivo lleve a millones de niños que sueñan con llegar y ganar más finales, a romper los miedos que a veces nos regalamos o imponemos nosotros mismos.

Ellos son la semilla para fomentar logros chingones, porque hoy ya ganamos, no hay frustración ni amargura, no existe miedo a luchar por lo que queremos, todos lo sentimos y los suecos lo saben.

Así, el “Cielito lindo” se escucha por cada rincón de Ekaterimburgo, ciudad que en el año 2013 fue testigo de un meteorito que cruzó su atmósfera dejando más de mil heridos cuando se impactó en el lago Chebarkul.

La gente cuenta esta anécdota como si el fenómeno jamás hubiera acabado, quizá, solo quizá, porque saben que México también llegará como un meteorito a conquistar esta ciudad en donde liberará una energía similar al fenomeno anterior – 500 kilotones – de alegría, fiesta y un fútbol que hoy hará vibrar a rusos, latinos, europeos, asiáticos, africanos y unos cuantos, solo unos cuantos millones de mexicanos al canto de ¡VIVA MÉXICO CABRONES!

No te olvides de escuchar https://rock101online.mxy hoy, solo por hoy, me despido con la canción favorita del “Chicharito” Hernández, llamada “Por Perro” del colombiano Sebastian Yatra.


Rock101

Segunda Odisea

Current track
TITLE
ARTIST

Background