Mejor digamos: ¡Feliz cumpleaños John Lennon!

Escrito por: Mitzi Hernandez

Fecha de publicación: 8 octubre, 2015

¿Se puede hablar cosas generales de John Lennon? ¿Cómo debió estar en los zapatos del líder de la banda más importante que ha existido? Seguro que son conversaciones universales: ¿Rolling Stones o The Beatles? ¿John o Paul? ¿Yoko…?.
 
Imaginar… que existen personas que no saben ninguno de esos nombres, pero es retomada la canción Imagine como una especie de vals para despedir a una generación que ha terminado la primaria en una escuela rural.
 
Pensar que bailan con el mismo entusiasmo fans de The Beatles que tienen 60 años de distancia entre sus edades (tal vez no con la misma energía).
 
Eran los años 60, sinónimo de rompimiento de reglas. La rebeldía que profesaba el cuarteto de Liverpool comenzó con flequillo y movimientos alocados, el resto, una interminable historia que ha sido repetida como memorabilia, documentales, películas, programas de televisión y hasta un musical que está de forma permanente en Las Vegas.
 
La insurrección que caracterizaba a Lennon, fue como las bombas de su nacimiento. El día que él nació, no florecía nada. Sobre el puerto de Liverpool, los nazis atacaban. Un total de 8 bombas. Entre las muertes causadas, el nacimiento de quien cimbraría no sólo a los gobiernos oligarcas, sino a hordas fanáticas.
 
La revolución que presentaba en su música fue tal, que no deja de ser influencia para nuevos músicos. También fue visionario ante las nuevas formas de amar y le cantó al amor. Del amor físico pueril, al amor por el mundo.
 
Se ha hablado de su gran ego, de la violencia que ejerció sobre sus parejas y del fuerte enganchamiento hacia Yoko. La odiada Yoko presentada como una tercera en discordia de una relación desgastada.
 
La continua obsesión de los medios de comunicación a cada movimiento de John, prevalece junto al consumo de las audiencias. Pareciera que hay agenda para que de vez en cuando se suelte un dato inédito, un objeto invaluable por ser subastado, cualquier detalle que sigue generando curiosidad.
 
Cual icono de movimientos sociales y contraculturales, nos dejó la herencia de hacer activismo bed-in, de hacer pública la intimidad, de retratarse en todos lados, incluida la cama o el baño. Representó la rebelión de los espíritus libres en busca de paz, que sigue creando especulaciones sobre su asesinato. La certeza es que no era amado de la misma forma por todos.
 
Si el comentario de decir que The Beatles eran más famosos que Jesús alejó a muchos de sus seguidores religiosos, haber sido asesinado no sólo lo convirtió en mártir, sino que devolvió a las masas a un hombre que había deseado alejarse de ellas.
 
John Lennon soñaba con algo diferente al mundo que lo absorbía, que lo llenó de paranoias y sufrimientos. Lo que nos quedará, más allá de toda la comercialización son los ecos de sus canciones y de su rebeldía.  Lo del eco es literal, ya que son de las más resguardadas en cuanto a derechos, con reglas y cuotas incomprensibles…
 
Ahora que Internet permite las particularidades, no sabemos si se vuelva a repetir un fenómeno como lo fue The Beatles, paradójico a nuestro tiempo, tan global. Mantengamos su recuerdo vivo en su aniversario, cierra los ojos, pide un deseo y dinos cuál es tu canción favorita hecha por John Lennon.