Lila Downs se reencuentra a través del arte - Rock101

Lila Downs se reencuentra a través del arte

Fecha de publicación: 5 enero, 2021

Lila Downs se reencuentra a través del arte
Categorías:
Compartir:

La cantante Lila Downs describe sus valores como madre, intérprete y empresaria culinaria

Belén Eligio | El Sol de México

Lila Downs cierra un año muy productivo: en enero narró la versión en español del documental La tierra de noche, en febrero participó en el Festival Ground Up, en marzo se presentó en el evento Cumbre Tajín, donde además presentó el libro Diosgoro, en el que ella colaboró escribiendo el prólogo.

En los meses siguientes, pese al estallido de la pandemia, se mantuvo activa en la música con los sencillos El silencio y Resistiré, los cuales promovió ofreciendo conciertos en línea. Además llevó a cabo una serie de cápsulas en Instagram tituladas Pláticas al chile.

Para la cantante, este año fue esencial al mirarse al espejo y preguntarse cuál es su papel en el mundo. “Esto hace que nos preguntemos cosas así. Voy aprendiendo de mis emociones, soy una persona muy emotiva y sentimental, pero ya sacar lo personal en las letras es muy difícil para mí, aunque lo platicó bien abiertamente, no soy una persona de secretos. Es un ejercicio muy profundo para mí, creo que porque también soy cantante de rancheras, es un género que digamos expresa nuestra mexicanidad, lo más íntimo y también lo más difícil”, señaló.

La originaria de Tlaxiaco, Oaxaca, añadió que fue un honor ser parte de la vida de sus fans a través del arte durante esta complicada etapa, ya que lo considera una parte central que además ayudó a las personas a abrir su corazón a cosas para las que antes no tenían el tiempo. En el caso particular de la música, afirma que fue “un bálsamo para todos nosotros, hasta habló personalmente, a mí me levanta cuando me siento desesperada porque creo que pasamos por diferentes emociones en todo este año”.

ODA A LOS NIÑOS

Hace unas semanas, Lila y su esposo Paul Cohen agrandaron su familia adoptando a una niña de tres años llamada Vanesa. Todos los días su marido le ayuda a hacer la comida, mientras la pequeña y su hermano Benito (de 10 años de edad) bajan a la casa de su abuela para visitarla, y en ocasiones desayunar con ella.

Este tiempo la cantante lo aprovecha para entrar al estudio y componer. Inspirada en estos momentos que pasa al lado de su familia, escribió el tema Un canto de niños, un villancico dedicado a sus hijos, con el que celebra a la niñez de todo el mundo.

“Hay que respetar cada etapa de la vida, símbolos importantes que expresar a las siguientes generaciones, por supuesto los niños tienen una visión también muy fresca y sencilla de lo que es la vida, y conectarte con ese sentir y con esa visión es un regalo. Creo que por eso este tema es más que nada un regalo para mí, nuestros fans y el público que nos acompaña a través de los años. Es volver a la vida viéndolo de una manera fresca”.

La intérprete de Cariñito agregó que en esta etapa de su maternidad se siente particularmente identificada con lo que vive su hija, ya que a través de ella está reviviendo experiencias propias.

“Con mi niña es como volver a encontrarme con sentimientos e inquietudes que tenía a su edad, la veo a ella bien rebelde y fuerte, y digo qué maravilla que las mujeres traemos eso, es como una guerrera natural. Entonces eso hay que respetarlo, pero a la vez ir de la mano e inculcarle cómo, eso me toca a mí como madre. Lo que puede ser por una educación sobre su entorno y que vaya apreciar y también respetando ese valor que ella ya trae”, subrayó.

ARTISTA Y EMPRENDEDORA

Otro de los deleites de la cantante es la cocina. En su casa nunca falta un buen guisado, una salsa hecha a mano, o algún postre que le cruce por su mente. Esta creatividad y pasión por la gastronomía la llevó a forjar la idea de poner un restaurante ubicado en el Cerro del Fortín de Oaxaca (donde se realiza la Guelaguetza), llamado Carbón y copal, cuyo menú estará inspirado en platillos que la han acompañado toda su vida.

“Estamos haciendo un menú con algunas recetas de mi niñez. Por ejemplo, mi abuela me preparaba un caldo de quelites, que aquí les llamamos violetas, es muy sencillo, que se sazona con ajo, cebolla y un poquito de chile. Aquí se comen con un taco de tortilla de trigo, con una salsa de tomate y ajo criollos también. Todos esos sabores importan, la materia prima que viene de la madre Tierra es cultivada por los paisanos de aquí del valle de Oaxaca, es un sabor impresionante. Será un sitio para poder hacer intercambios entre cocineras tradicionales y algunos chef”.

La cantante adelantó que si todo sale conforme al plan, estará abriendo sus puertas el próximo año. Además de este proyecto, Lila asegura que en 2021 lanzará mucha música nueva para sus fans, e inspirada en la experiencia que tuvo con Un canto de niños, no descarta lanzar un álbum infantil en un futuro cercano.

Escrito por: El Sol de México

CONTENIDO RELACIONADO