La industria musical ganará $ 45 mil millones para 2030

Escrito por: Luis Acosta

Fecha de publicación: 6 junio, 2019

Categoría:

Un nuevo informe del banco de inversión sobre la industria de la música, dice que más personas pagarán por la música en los próximos 10 años, pero cada una pagará menos.

Este miércoles, se emitió un informe de investigación de capital que pronostica que el mercado de la música grabada alcanzará los 45 mil millones de dólares para 2030, impulsado por 1,15 mil millones de usuarios que pagan por la música.

El banco de inversión también ha revisado sus números para la transmisión de pago, diciendo que las suscripciones generarán $ 27.5 mil millones en 2030; cree que el pago de suscriptores en los mercados emergentes también se ubicará en 778 millones para ese mismo año.

Pero a pesar de que más personas pagarán por la música, pagarán menos individualmente: el banco ahora espera que el ingreso promedio por usuario disminuya de $ 32 en 2018 a $ 24.60 en 2030. ¿Por qué? las plataformas musicales de transmisión continuan impulsando agresivamente los planes de suscripción con descuento a ciertas características demográficas, como las familias, y también las agrupan con las ofertas de entretenimiento de otras compañías para atraer nuevos usuarios.

En cuanto a quién gobernará ese panorama de transmisión, no se espera el dominio de un servicio en particular. Se cree que el mercado seguirá siendo competitivo sin una dinámica de “el ganador se lo lleva todo”.

Lo que si se predice es que, mientras que Spotify y Apple Music seguirán siendo líderes de la industria, su participación disminuirá a 32% y 16% en 2030, respectivamente, por debajo del 38% y 20% actual de las compañías; mientras que empresas como Amazon, YouTube y Facebook aumentan del 10% al 14% en el mismo período.

Todas estas cifras son solo especulativas, y aún falta mucho tiempo para llegar al año 2030, por lo cual, la experiencia de los usuarios que consumen música en formato streaming, seguira mantieniendose justo como hoy la conocemos.