La fábula como curiosidad sonora

Written by on 05/05/2018

Un bellísimo concierto que tuvo como eje la narración de tres hermosos cuentos, dos provenientes de la tradición y una divertida fábula. Un trabajo extraordinario del maestro Mario Iván Martínez, que llevó la narración de los tres cuentos con la ayuda de títeres y muñequitos; como siempre es un verdadero placer disfrutar el talento de este extraordinario artista en vivo y sobre todo, acompañado de la extraordinaria OFUNAM que estuvo bajo la batuta del maestro Luis Manuel Sánchez, también contamos con la presencia en la sala del compositor, el maestro Eduardo Gamboa.

La Leyenda de los Volcanes narra la historia de dos príncipes, él, hijo del sol, de la luna, ella y el amor que en un lugar paradisíaco los unió. El sol les había prometido amor eterno siempre y cuando no bajasen a la tierra y aunque vivieron una larga temporada así, la curiosidad les llevó a bajar a conocer la tierra; el sol, al conocer que habían faltado a lo que les había ordenado los maldijo otorgándoles la mortalidad por lo que al llegar su momento, ella quedó tendida en una alta montaña, encarando hacia oriente, él duerme a sus pies, haciendo guardia por la eternidad.

El Pájaro Cú es un pajarillo que tuvo la suerte de crecer sin plumas, por lo que siguiendo el consejo de una sabia ardilla, amiga suya, se acerca al tecolote y le pide que le regale una pluma para cubrirse durante el invierno, el tecolote ríe ante la petición y decide convocar a todas las aves para que cada una regale una pluma, así pronto el pájaro cú queda forradito de un plumaje multicolor. A la noche decide dormir en la oquedad de un árbol pero el tecolote le advierte que no lo haga pues ahí duerme un duende un tanto maloso; Cú desoye del consejo y se queda a dormir ahí. A la mañana siguiente había desaparecido. Por eso, en las noches, el tecolote canta buscando a su amigo, cada noche, cúcuuu cúcuuu, cúcuuu.

También podría interesarte: El soundtrack de la vida – rock para niños

 

 

La música de estos cuentos, un tanto anacrónica, sigue las líneas del nacionalismo mexicano de la primera mitad del siglo XX aunque aderezada de una muy rica y divertida dosis de mambo.

Rinrín Renacuajo, desobedeciendo a mamá, sale a la calle donde se encuentra con un amigo ratoncito con quien va a visitar a doña ratona para gorrearle unas cervecitas, la señora los recibe alegremente y mientras están tertuliando aparece la señora gata y sus gatitos, que sin mayor miramiento se perjudican a la señora ratona y al ratoncito; Rinrín no se queda a esperar el desenlace y sale corriendo sin fijarse mucho por donde corre, por lo que termina dando un brinco hacia el pico de un patito muy vivaz que pasaba por ahí, quien amablemente se lo llevó… dentro de su pancita.

La música de San Silvestre, hermosa y muy divertida, contiene elementos propios del folklore mexicano, no como una representación del mismo sino manteniendo la personalidad moderna y vanguardista del compositor; en un principio fue compuesta para acompañar una representación teatral y se estrenó como ballet en el Palacio de Bellas Artes de la Ciudad de México, un día antes de la muerte de este extraordinario músico.

 

 

OFUNAM El Niño y la Música Segunda Temporada 2018

Luis Manuel Sánchez, Director Huésped

Mario Iván Martínez, Narrador

La Leyenda de los Volcanes

El Pájaro Cú

Eduardo Gamboa (1960)

El Renacuajo Paseador

Silvestre Revueltas (1899–1940)


Rock101

Segunda Odisea

Current track
TITLE
ARTIST

Background