La calaca anda suelta

Written by on 26/01/2016

Este inicio de año la calaca anda suelta, no me refiero a que tenga un problema de digestión, me refiero a que anda llevándose a mucha gente, para nuestra desgracia no se lleva a los malos, se lleva a los Buenos (si, con mayúscula), se está armando un gran súper grupo, nos ha dejado lamentando la pérdida de grandes músicos que no solo hicieron época, también labraron el camino a nuevas formas de escuchar sonidos, experimentadores, firestarters, genios, el titulo grandilocuente que quieran ponerles, la cosa es que la muerte nos está dejando cojos de música, pero ¿en realidad es así?

 

Siempre hemos escuchado eso de que lo de antes estaba mejor hecho y que la música de antes era mejor, que ya no hay un Elvis, que ya no hay un Lennon, ¿dónde están Los Beatles de esta generación? Miro alrededor y noto que en efecto no los hay, pero ¿estoy viendo bien o solo me estoy dejando llevar por la nostalgia y los homenajes?

 

Me atrevo a decir eso a sabiendas que a muchos les pareceré insolente y sacrílego, pero no me malentiendan, yo mismo sentí fuertemente la perdida de Lemmy Kilmister de Motörhead, que se nos fue un día de los inocentes y pensé que se trataba de una cruel broma, con eso no se juega, casi ameritaba decir no juegues con el Diablo (refiriéndome a Lemmy como el mismísimo), pero era verdad, era mortal, unos días antes Scott Weiland de Stone Temple Pilots, poco mas tarde increíblemente David Bowie, aquí muchos que con poca idea de quien fue se subieron al tren de hacerse los conocedores con los homenajes.

 

Y así la calaca seguía trabajando, escogiendo a grandes como Glenn Frey de Eagles, la flaca también vino a México llevándose a Lalo Tex de Tex Tex y a Sergio Lopez de Luzbel el mismo día, por solo mencionar algunos, todos ellos con carreras brillantes, ejemplos en su estilo y generadores de corriente, idea e inspiración de muchos no solo músicos, también artistas plásticos y pensadores, unos verdaderos líderes en su ramo, sin duda los extrañaremos.

 

La muerte es inevitable, ya está bueno que se lleve a nuestros gurús, ya se pasó de lanza, que ya le baje a su despapaye, pero ¿cómo podemos minimizarla? ¿Necesitaremos unos sacrificios al puro estilo Azteca de algunos artistitas de plástico para así calmar su furia? Podría proponer varios ejemplos de la musiquita comercial y vacía, rolitas con el típico formato de tres minutos y medio amigable para el radio de payola, carentes de solos de guitarra y/o batería, pero aun así los considero necesarios para tener un contraste de la buena música, los necesitamos para las cancioncitas de moda o amenizar la boda, incluso hasta para que despotriquemos contra de ellos (como yo) por su falta de contenido y letra, al final nadie es desechable y la flaca eventualmente llegara también por ellos, pero ¿qué podemos hacer entonces?

 

Creo, no afirmo ni pretendo ser dogmático o tener la última palabra, que en su momento hay que reconocer el talento, saber que vivimos en una época irrepetible cualquiera que este momento sea, tuvimos la fortuna de disfrutar a los arriba mencionados pero también reconocer que en cada época hay genios que hacen su lucha, salen adelante y que el tiempo se encargará de hacerlos brillar si así lo merecen, si bien nunca más tendremos a Bowie, que es incomparable, pero por otro lado aun tenemos a Trent Reznor de Nine Inch Nails con una propuesta brillante, aun podemos disfrutar y homenajear a David Gilmour quien para mi es todo un Dios que junto con Ingwie Malmsteen hacen de la guitarra eléctrica un cáliz y un concepto, aun tenemos a Ozzy Osbourne y Tommi Iommi en Black Sabbath en su último tour, dando clases de un metal pulcro y básico; todos ellos y muchos que por falta de espacio y neuronas no menciono se merecen nuestra admiración aprovechando que aun andan con nosotros sacudiendo la melena.

 

Pero hay más, los genios emergentes, los grupos que hacen pensar que aún hay esperanza en las nuevas generaciones, que ameritan subirle el volumen al 11 como Spinal Tap lo fomenta en su película, cuando me refiero a estas bandas me pongo como requisito fundamental que ellos hagan su música, que ellos toquen los instrumentos, que no sean grupitos de plástico armados por alguna disquera, posibles nuevas bandas épicas del futuro, solidas propuestas que tomen elementos clásicos, por ejemplo un grupo londinense que me acaban de presentar que se llama Savages, el sonido te remite a una vocalista como Nico de Velvet Underground mezclado con Siouxsie and The Banshees pero acompañada de una banda que suena como Pixies pero con más punch, definitivamente recomendable, del mismo estilo The Dead Weather, Royal Blood y Johnny Nasty Boots quienes maravillosamente son un grupo nacional.

 

También no olvidemos que estamos desde hace varios años en un boom del metal sinfónico y progresivo que nos llega desde Holanda y Escandinavia, metal tan fino y sofisticado que denota un conocimiento musical de sus integrantes de avanzada escuela clásica y operística, vocalistas por lo general mujeres hermosas con potentes y educadas voces, con representantes tan dignos y clavados como Nightwish, Epica, Delain, Within Temptation, The Gathering, Star One, de estos últimos dos cabe mencionar que están relacionados íntimamente con un grupo (Stream Of Passion) donde una mexicana está haciendo un papel más que sobresaliente, Marcela Bovio de Monterrey, quien junto con su hermana están brillando en esta escena y acá casi ni sabemos de ella, les recomiendo seguirla aunque sea en Facebook para ver como cada sábado postea una foto con su gato.

 

También hay gloriosos renacimientos como las grungeritas de Veruca Salt, quienes si vemos sus vídeos ya se ven cuarentonas y caen perfectamente en la clasificación MILF, pero con su sonido intacto como en los noventas, otro grupo renacido que hasta en la radio suena es The Rezillos con Tiny Boy From Outer Space o Beck que hace un ratito sacó nuevo disco.

 

Incluso de vibes mas chill hay material valioso como los suecos de Little Dragon, músicos con toda la pinta de hipsters con su vocalista descendiente de japoneses o Kavinski quienes brindaron ‘Nightcall’, una rola maravillosa para el soundtrack de ‘Drive’, Hot Chip con su ‘Huarache Lights’ o las sexys de Client que se visten de azafatas escandinavas y traen un sonido más dance electrónico muy pulido y, ya si le imprimimos un poco más de fuerza, los ingleses de Kosheen en cualquiera de sus entregas o Disco Ruido con ‘Go Twisters’,

 

 

De habla hispana tenemos a Cristina Rosenvinge con su rola ‘La Muy Puta’ que suena a un blues rock muy sabroso, Javiera Mena con un dream pop muy ligerito, Buscabulla o Presidente también son buenos ejemplos. Ya me clavé y eso que apenas es una fracción de lo que quería compartir. Para concluir me gustaría decirles, rogarles si así lo desean que saquen sus antenitas, saquen su radar, si hay música de valor actualmente, solo hay que salirse de la corriente principal, gastar un poco de energía en investigar y sentir el placer de descubrir sonidos nuevos, no detenerse, salir de la zona de confort pero recordando las bases de los genios que ya nos han dejado, doler su partida homenajeándolos con luto pero también demostrando que no pasaron en vano, que aprendimos de ellos a valorar la calidad en cualquiera de sus estilos.


Rock101

Segunda Odisea

Current track
TITLE
ARTIST

Background