Idea Musical X: Just Like Starting Over - Rock101
Rock101
Fase M.O.R.
con Raúl Oropeza Silva
00:00 - 02:00 h.
XTC
con Jorge Concha
00:00 - 06:00 h.
Aniversario GDL

Idea Musical X: Just Like Starting Over

Escrito por: Luis Gerardo Salas

Fecha de publicación: 24 abril, 2020

Idea Musical X: Just Like Starting Over
Categorías:
Compartir:

Entre octubre 1973 y octubre 1974, con un álbum completo en medio –Walls And Bridges-, bajo una primera fase producida por Phil Spector, que robaría los masters de las sesiones de grabación -mismos que quedarían escondidos por 6 meses después de un accidente en el que Spector quedaría en coma-, en febrero de 1975 se publica Rock Roll.

Un álbum dedicado al rescate de las raíces musicales de Lennon. Además de la labor de hurgar en la memoria que fue el origen de los Beatles, el álbum es adicionalmente importante pues es el último disco de Lennon en la década de los 70 antes de entrar en una pausa de cinco años de la industria discográfica.

Resultado de una tortuosa época en la relación siempre compleja con Yoko Ono, Lennon decide dedicar todo su tiempo a la crianza de su hijo Sean, que nacería el mismo día de su cumpleaños 35, el 9 de octubre de 1975. Careciente, Lennon, de un ambiente familiar nutritivo y amoroso durante su infancia, historia que intento justificar de todas formas, decide dedicarle a su hijo el mejor regalo de la vida: tiempo.

El insustituible y escapadizo tiempo, así, se convierte en un factor indispensable en la narrativa de la música que construirá para su regreso a la música en 1980, con 40 años recién cumplidos, entendiendo que en la vorágine de su vida entre 1960 a 1975, había perdido amores, un hijo -Julian, con quien tendría una relación lejanisima-, y, en la consecuencia total del estresante ritmo de vida ‘Beatle’, momentos completos de su vida en el famoso ‘lost weekend’, 18 meses entre 1973 y 1975 en los que se separó de Yoko, y le dio vuelo a la fiesta interminable en compañía de May Pang y Harry Nilsson, perdido en la inconsciencia etílica y química.

El Double Fantasy, álbum del regreso, publicado el 17 de noviembre de 1980, es un viaje por la apreciación del tiempo. Desde ‘it’s been too long since we took the time No one is to blame I know time flies so quickly’ en la primera canción del album ‘(just like) starting over’ hasta ‘Cleanup Time’, ‘now it begins, let it begin Clean up time’.

Pero es en dos canciones en donde el mensaje del tiempo me parece es el más trascendental y que, en momentos como los que estamos viviendo hoy en el mundo, adquieren una interpretación que, vista desde una perspectiva de cambio y oportunidad, son una forma de comprender el tiempo como un aliado. Un instrumento de la vida que puede ser utilizado de una manera constructiva para viajar al fondo de nosotros. ‘No longer riding on the merry-go-round I just had to let it go’ en ‘Watching the wheels’, ‘Well they shake their heads and they look at me As i’ve lost my mind I tell them there’s no hurry I’m just sitting here doing time’. Y la canción con que cierra el lado uno del álbum original, ‘Beautiful Boy’, inspirada y dedicada a su hijo de cinco años escrita en su convivencia en el verano de 1980 a bordo de un velero en el caribe… ‘Life is what happens to you While you’re busy making other plans’.

Dejar que los artistas y su estética nos regresen a nuestro básico yo, por más distinto que resulte a lo que pensábamos ser, podría ser la mayor oportunidad de un momento único en nuestra historia. Una pausa en el ritmo frenético de la vida contemporánea, en la que ocupamos el tiempo para distraernos de nosotros mismos.

  • Publicada originalmente en el diario El Sol de México.

CONTENIDO RELACIONADO