Euphoria - Rock101


Rock101 es de todos

Euphoria

Escrito por: Redacción

Fecha de publicación: 22 septiembre, 2020

Euphoria
Categorías:
Compartir:

Por Santiago Barba.

La etapa que posiblemente más recordamos en nuestras vidas o que más se nos dificulta vivir es la adolescencia, es donde no solo formamos las amistades que siempre recordaremos o con las que estaremos toda la vida, sino que también es la etapa en la que descubrimos quienes somos y lo que es vivir en un mundo que puede ser gentil y letal a la vez a través de buenas y malas experiencias. Y esta etapa ha ido evolucionando a través de los años, ahora vivimos en una era en donde la información está un clic de nuestra mano y ese hecho afecta directamente nuestros comportamientos y la forma de relacionarnos con los demás. Es por eso que conociendo la complejidad del mundo en el que vivimos ahorita se me hace algo muy interesante ver una serie que este dispuesta a retratar todos esos aspectos que caracterizan la adolescencia de muchos en el día de hoy de una manera honesta, un “coming of age”.

Para quienes no estén familiarizados con este término, “coming of age” es un género que se centra en el crecimiento moral y psicológico de un personaje. Hay una diferencia enorme entre un drama adolescente y un “coming of age”, porque el género “coming of age” normalmente se centra en los problemas de la adolescencia y el drama adolescente puede ser algo diferente que simplemente involucra personajes adolescentes, por lo que su etapa puede no tener una relevancia narrativa tan fuerte en la historia, sino que más bien lo importante sería el conflicto general de su trama.  

Conociendo los “coming of age” o dramas de adolescentes que son más vistos hoy en día tenia la duda de ver esta serie porque las demás tienden a ser muy falsas en el sentido de que sabes que estás viendo una ficción, pero te es difícil de creer y, por lo tanto, disfrutar. Llega incluso a veces a parecer que a pesar de que las problemáticas representadas son graves e importantes de atender, los mensajes se vuelven repetitivos y, sin embargo, la empatía se pierde por eso mismo, se convierte más en un producto que en una obra audiovisual. Antes de empezar a ver esta serie esa era la impresión que tenia de EUPHORIA, pero estaba más que equivocado. 

Los “coming of age” tienden a ser un escape para los adolescentes porque varios de los personajes tienen personalidades con las que a uno le puede ser fácil empatizar o identificarse y porque además resuelven los conflictos que en la vida real muchos no pueden. Euphoria no es una serie que vaya a servir como eso, es un espejo que refleja la crudeza, complejidad y fragilidad de pasar por esta etapa en donde el crecimiento de un adolescente como persona se ve enredado con un mundo que está lleno de situaciones o problemáticas que pueden destruirnos o afectar enormemente nuestras vidas. Una serie que esta narrada con una estética única y adictiva que ayuda a enfatizar tanto la belleza como el horror de la adolescencia. Es posiblemente el retrato más visceral y honesto de la adolescencia contemporánea. Y es exactamente por esto que muchos padres de familia la verán como escandalosa, pero aun así es esencial. 

Euphoria narra la vida de un grupo de adolescentes mientras lidian con problemas de drogas, sexo y violencia. 

Es posiblemente hasta ahorita la serie que he visto que realmente se dedica a profundizar y retratar las problemáticas en las que se ven envueltos los jóvenes el día de hoy, además también es posible que esta sea la serie que analiza o narra de una manera congruente y cruda el impacto que ha tenido las redes sociales en los jóvenes, aunque no es el contexto principal sobre el que gira la serie es posiblemente donde mejor se ha representado. Mientras que si hay un conflicto común alrededor de toda la serie justo lo que la hace genial es que no se centra completamente en ese conflicto. Cada personaje de la serie tiene un desarrollo asombroso y es usado para explorar cada una de las problemáticas de la adolescencia, por lo que para muchos esta serie puede ser una bomba de emociones ya que el impacto es mayor cuando estos problemas colisionan con los de los demás.

Además de ello, otra cosa que se dedica a realmente explorar Euphoria a través de situaciones complejas es la masculinidad y la feminidad. Hace un asombroso retrato de lo que es la masculinidad que se va formando en la juventud, como es puesta a prueba y como estas actitudes que han sido comunes denominarlas con el género afectan a los demás, o como muchos les gustaría llamar el día de hoy “masculinidad toxica”. Este tema es explorado tanto en la reputación social que buscan los hombres como en sus actitudes y participaciones dentro de su vida sexual. También la presión social es un tema que toma mucha relevancia ya que incluso llega a afectar la vida sexual de algunos personajes de manera inconveniente. Mientras que, en su mayor parte, la feminidad es explorada desde un punto de vista que se centra sobre todo tanto en la presión de los hombres como de la reputación social entre las mujeres. La sexualidad es uno de los temas plasmados en este show que más me han sorprendido. Mientras que para esto en varios shows o series de televisión usaban personajes para que sirvieran como representaciones, aquí forman identidades. Pero estas identidades se van formando tanto con situaciones inconvenientes como desafortunadas que son resultado tanto de un contexto social como de las ilimitantes de las redes sociales.

El personaje principal de la serie “Rue” que es interpretado por Zendaya es una joven drogadicta que acaba de salir de rehabilitación, su vida le parece deprimente, pero las cosas comienzan a cambiar un poco cuando llega “Jules” que se convierte en su mejor amiga, entonces Rue reflexiona y toma conciencia de donde esta parada. Es posiblemente uno de los personajes más complejos de la serie, ya que su vida emocional ha sido muy complicada y siente una enorme responsabilidad de no afectar a sus seres queridos por sus adicciones a pesar de que son muy fuertes, por lo que su conflicto tiene un enorme peso emotivo dentro de la serie. La actuación que entrega la estrella del show de Disney “K.C Undercover” es probablemente una de las actuaciones más impactantes y desgarradoras que haya visto por parte de una actriz joven en un largo tiempo, el personaje de Rue es tanto a momentos desalentador como simpático. Es sin duda un personaje entrañable y la habilidad de “Zendaya” tanto de desalentar como de divertir demuestra que además de ser uno de los rostros que mejor representa esta juventud, es una de las actrices más prometedoras a futuro. 

Otros dos personajes que me impresionaron mucho de la serie fue “Jules”, interpretada por Hunter Schafer y “Kat”, interpretada por Barbie Ferreira. Jules al igual que Rue es una chica que se vera encontrada en una situación emocional inestable pero que a pesar de tener un pasado complicado al igual que Rue, aún logra tener una chispa de entusiasmo y carisma. Mientras que Kat (una joven con algo de sobrepeso) después de una experiencia desafortunada que gran parte de la escuela logra olvidar, encuentra un camino inusual y poco conveniente para descubrir su sexualidad. Este personaje es probablemente el que más me haya gustado de la serie después de Rue ya que además de que aprende a tener mayor autoestima y cariño por si misma a través de un camino que es muy peligroso, este camino pronto la coloca en situaciones complicadas que están asociadas con los fenómenos de la era de las redes sociales y las inseguridades de la juventud. 

La fotografía que tiene la serie es una de las mejores que he visto en una serie de televisión en un largo tiempo. Algo pasa el día de hoy que toda la fotografía de todas las series es casi lo mismo o tienen la misma apariencia. Aquí, sin embargo, hay una autenticidad tanto en la imagen como en el encuadre y movimiento de los planos, y, sobre todo, de la iluminación. El uso de luces neón y movimientos de cámara elaborados son el sello fotográfico de esta serie que visualmente eleva la narrativa que es emocionalmente complicada y estimulante y cautivante. Además de hacer un increíble uso del montaje al recurrir a flashbacks constantemente, el score de Labyrinth le da mayor emoción y peso tanto a la historia como al montaje de la serie. El score es muy contemporáneo y adaptado a los géneros musicales actuales, pero sin embargo no se siente como un relleno o algo impresionista, realmente sabe darle el peso dramático requerido a cada secuencia. El soundtrack también es muy acertado, aquí varían muchos los géneros musicales a tal grado que me fue imposible no recordar la cinta “WAVES (2019)”. Y una cosa de la serie que es imposible negar su impacto es el maquillaje, que ya se ha convertido en una moda y una tendencia entre los jóvenes el día de hoy.

Euphoria es una serie que ayuda a los jóvenes a identificarse con la crudeza de su realidad y a los adultos a horrorizarse con el contexto de la juventud. Esta producción original de HBO y A24 es una serie que contiene tanto un humor que genera empatía con los personajes como momentos devastadores que llenan de impotencia y tristeza al espectador. Los arquetipos de la juventud aquí son desarrollados de manera tan acertada que no solo resulta como algo entretenido y desconsolador, sino también se siente como un trago crudo de realidad concebida pero no dimensionada. Y es por ello que Euphoria no solo destaca como una de las mejores series que haya salido el año pasado sino como una de las mejores en un largo tiempo. 

CONTENIDO RELACIONADO